Hablamos mucho de los efectos positivos del ciclismo y, sin duda, son muchos. Desde ayudar a mejorar el estado físico general y la salud del corazón, fortalecer los músculos, reducir el estrés e incluso combatir el trastorno de estrés postraumático (TEPT). El ciclismo tiene muchos beneficios. Dicho esto, cada vez que se practica un deporte, es probable que haya presión e inseguridad. A principios de esta semana la comunidad ciclista se vio conmocionada por el trágico suicidio de Kelly Catlin. Una ciclista olímpica consumada. Catlin tenía sólo 23 años cuando murió. Aunque las circunstancias que la llevaron a sentir que no tenía salida no nos son familiares a la mayoría de nosotros, hay aspectos de su lucha con los que mucha gente puede identificarse.

Compartir:

Además de celebrar los beneficios de la bicicleta, es importante que hablemos también de los perjuicios que puede ocasionar el uso de la bicicleta y de cómo hacer frente a los efectos negativos cuando se producen. Ciclistas de todas las edades, niveles y disciplinas encuentran dificultades durante su desarrollo en el deporte, así que esta semana, We Love Cycling habló con varias mujeres sobre la conexión entre el ciclismo y su bienestar mental, y lo que hacen para mantener esta relación saludable.

Empecé a obsesionarme con los datos

Emma W. es una enfermera titulada, madre y ciclista fiel. Ha estado montando regularmente durante más de una década y reconoce que el ciclismo la ayuda a mantenerse en forma y a estabilizar su estado de ánimo.

Además de todo lo bueno, ¿ha tenido el ciclismo algún impacto negativo en tu salud mental?

Sí. Hubo un tiempo en que empecé a obsesionarme con los datos. Estaba prestando más atención a Strava y al Garmin que a los lugares que visitaba. Yo diría que si eres competitivo, es muy fácil que te obsesiones con los datos de rendimiento y olvides por qué corres en primer lugar.

¿Que hiciste para acabar con esta obsesión?

Ahora tengo una grupeta ciclista que sólo monta por placer. No me interesan los clubes de ciclismo, ya que mi experiencia no ha sido muy buena con este tipo de ciclista. También soy miembro de People For Bikes, donde compartí cómo el ciclismo ha ayudado a mi depresión. Creo que hay mucha presión para competir y estoy realmente entristecida por la pérdida de Kelly Catlin. Creo que si todos encontramos nuestro verdadero “por qué”, y hacemos algo que disfrutamos basándonos en esa verdad, puede ayudarnos a mantenernos con los pies en la tierra. El equilibrio entre el trabajo y la vida privada es difícil, pero ahora sé que es importante rodearse de gente que te levante y que no tenga miedo de llamarte cuando estás siendo demasiado dura contigo mismo. Cuando se trata de salud mental, el silencio es mortal.

Me meto presión y a veces siento inseguridad

Avril A. es una librera de Escocia y ha viajado en bicicleta toda su vida. Es una apasionada de la bicicleta de montaña y empezó a andar en bicicleta de carretera hace poco más de 4 años. Desde entonces se ha unido a un club local y ha aumentado su entrenamiento, ganando el TT de su club en 2018.

¿Que notó cuando empezó a ser más competitiva?

Todavía me presiono mucho para ser mejor y a menudo encuentro que me falta confianza en mí misma. Sin embargo, está mejorando lentamente. Cuando empecé, sólo iba en bicicleta con mi marido y mis hijos, ahora tengo un nuevo grupo de amigos que me apoyan, y ha sido genial poder compartir mi pasión con un gran grupo de personas con ideas afines.

¿Qué consejos puede dar a otros ciclistas que empiezan a sentir los efectos negativos de la presión? 

Cree en ti mismo y en tus habilidades, únete a un club local y participa con la gente. En mi experiencia, otros ciclistas son entusiastas y disfrutan dando la bienvenida a otras personas y ayudándoles a lo largo del camino. Entrar en un club ha sido lo mejor que he hecho nunca, me sentía nerviosa e intimidada, preguntándome si sería lo suficientemente buena o si sería capaz de mantener el ritmo. El ciclismo en grupo fue extremadamente desalentador, pero ahora los beneficios superan con creces cualquier preocupación. Sobre todo, disfrútalo y recuerda que todo el mundo tiene que empezar alguna vez.

Mis progresos ciclistas se han detenido

Sara Z. comenzó sus clases de ciclismo indoor hace más de 20 años. En ese momento ella pesaba 107 kilos. Dos años después, ella pesaba 80 kilos y era la líder de la clase. Ahora ha completado múltiples eventos y tours de ciclismo, también dirige una clase de entrenamiento de ciclismo en interiores tres días a la semana.

¿Cual ha sido su mayor reto mental ciclista?

Mi cuerpo ha envejecido y mi capacidad para progresar en el entrenamiento se ha estabilizado. Ya sea por cambios hormonales, lesiones acumuladas o estrés, no lo sé. Todo esto afecta a mi estado de ánimo.  Los últimos meses han sido particularmente difíciles ya que me fracturé la mano en noviembre y el dolor en los nervios limita mi entrenamiento en interiores. He aumentado de peso y lo que veo en el espejo no coincide con lo que era en esta época el año pasado. Hoy en día, no soy fuerte y no me gusta que me digan que me va a llevar meses volver a ponerme en forma. Es frustrante y deprimente ver lo lejos que he llegado de esa mujer gorda de 30 años para estar en forma a mis 40, y ahora rayando los 50, me siento tan mal como me sentía durante mi primera clase de ciclismo en el año 2000.

¿Qué hace para superar mentalmente esa lesión?

Cada día me digo a mí misma que siga pedaleando hacia adelante. Incluso los profesionales tardan meses en recuperarse. (No siempre funciona, pero subirme a mi rodillo, aunque sea por media hora, me da las endorfinas que necesito para pasar la mayor parte del tiempo.) Recuerdo cómo me enamoré del ciclismo y cómo me inspiro para compartirlo.

¿Cual es su consejo para las chicas ciclistas?

A esa chica que acaba de comprar una bicicleta, sal y monta. Observa cómo se mueve tu cuerpo y cuán poderosa te sientes cuando das pedales. Siente el viento en tu cara y siente la libertad. Cansate y vuelve a intentarlo. Busca tu potencial. Averigua de qué estás hecha y usa ese conocimiento en cada parte de tu vida.

Superar obstáculos mentales

A menudo es una simple cuestión de volver a por qué te enamoraste del ciclismo. Como lo demuestran las historias de estas mujeres, compartir con su comunidad, participar en una conversación positiva y dar pedales una vez al día a menudo suficiente para ayudar a superar la negatividad. Dicho esto, a veces dar un paso atrás y tomar un descanso puede ser lo que necesitas. Escucha a tu mente y cuerpo y nunca tengas miedo de pedir ayuda y apoyo. Una de las mejores cosas del ciclismo es ser parte de una comunidad grande y solidaria. Vamos a estar todos juntos y ayudar a que el ciclismo sea una experiencia positiva para todos los que participan.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.