La recuperación es muy importante para el rendimiento del ciclista. Si algo tienen en común los mejores ciclistas es su capacidad para recuperarse después de duras y largas jornadas de entrenamiento. Quizás no tengas los mismos genes que ellos, pero puedes mejorar tu recuperación con una nutrición adecuada. Da a tu cuerpo la energía correcta después de entrenar y realiza unos pequeños ajustes en tus comidas habituales y podrás rodar más y más rápido. 

Compartir:

Come hidratos de carbono de absorción rápida entre 15 y 30 minutos después de un entrenamiento duro

Lo primero que tu cuerpo necesita después de acabar una dura sesión de entrenamiento es reponer las reservas de glucógeno perdidas. Si comes hidratos de absorción rápida y fácil en los primeros 30 minutos después del entrenamiento recuperarás la mayoría de los depósitos de glucógeno perdidos. La mejor elección son las frutas o los zumos de frutas. No vayas a comer una gran cantidad de alimentos con muchas proteínas o grasas en esos 30 minutos, eso haría que tu cuerpo se preocupara de la digestión y perderías la carga de glucógeno que necesitas para tener energía el día siguiente. 

Toma suficientes proteínas

Lo segundo que tu cuerpo necesita es reparar el daño muscular que se ha producido durante el entrenamiento. Para eso tu cuerpo necesita suficiente proteína y más combustible. Hay dos maneras de dárselos a tu cuerpo. Primero, puedes tomar un batido de recuperación que contiene proteínas y carbohidratos que son fáciles de digerir, y tendrás lo que necesitas rápidamente y sin sentarse a la mesa. O también puedes hacer una comida completa que necesitarás más tiempo para digerir, pero que además te aportará vitaminas, minerales y antioxidantes que son necesarios a largo plazo. Independientemente de la opción que elijas, te tienes que asegurar de que el cuerpo reciba una dosis de proteínas una hora después de acabar el entrenamiento. 

Dolor de piernas

Ahora que le has dado a tu cuerpo lo que necesita después de un duro entrenamiento, es hora de pensar en el futuro. El dolor de piernas y la inflamación que produce es bueno a corto plazo, eso quiere decir que el cuerpo está reparando el daño que ha recibido. El problema es cuando este dolor persiste de forma crónica, entonces puede ser más perjudicial que beneficioso. Si tienes estrés laboral o entrenamos demasiado es fácil que el cuerpo esté continuamente luchando contra este dolor. Para ayudarlo a mantenerlo bajo control puedes probar todas estas cosas.

  • Aumentar las horas de sueño, un entrenamiento duro diario requiere que duermas 9 horas por noche. 
  • Limita el azúcar y los refinados, en tu dieta diaria, ellos aumentan la inflamación de piernas.
  • Añade pescado y verduras frescas, a tu dieta, son anti-inflamatorios.
  • Date un baño de agua fría, una ducha o prueba la crioterapia. Las temperaturas frías reducen la inflamación.
  • Date un masaje  y haz ejercicio ligero en los días de descanso, ambas cosas ayudan a que la sangre fluya.

I need a cuddle after today's Vuelta stage 😅💦 #brutal #LV2017

A post shared by Chris Froome (@chrisfroome) on

En los siguientes artículos te recomendaremos varias recetas para hacer más fácil la ingesta de suficientes proteínas y luchar contra el dolor de piernas. Te enseñaremos como aliñar los batidos de proteínas. Pero aumentar las horas de sueños y los baños de agua fría son cosa tuya.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.