El desayuno para los ciclistas podría ser más importante de lo esperado. Una nueva investigación muestra que los que no desayunan tienden a comer más azúcar a lo largo del día y tienen una dieta de menor calidad en general. ¿Qué puedes esperar exactamente si no desayunas?

El 15% se salta el desayuno

En este estudio participaron 30.889 adultos y se analizaron los datos de los informes dietéticos de 24 horas que completaron los participantes. En esta muestra, más del 15% de los participantes, casi 5.000 adultos, declararon haberse saltado el desayuno.

“Durante el proceso de recordatorio los participantes designan por sí mismos las ocasiones en las que comen como si fuese una comida o un tentempié, y dicen en qué momento comieron el alimento que declaran. Así es como determinamos si alguien desayuna o se salta el desayuno”, explica Stephanie Fanelli, autora del estudio.

Breakfast
¿Te saltas el desayuno? © Profimedia


Menos leche, fruta y fibra

Los investigadores descubrieron que saltarse el desayuno hace que se pierda el calcio de la leche, la vitamina C de la fruta y la fibra, las vitaminas y los minerales de los cereales enriquecidos. Las diferencias entre los que desayunan y los que se saltan el desayuno fueron más pronunciadas en lo que respecta al folato, el calcio, el hierro y las vitaminas A, B1, B2, B3, C y D.

“Lo que vemos es que si no se comen los alimentos que se consumen habitualmente en el desayuno, se tiende a no comerlos el resto del día. Así que esos nutrientes comunes del desayuno se convierten en un vacío nutricional”, dijo Christopher Taylor, autor principal del estudio.

Los que se saltan el desayuno comen más azucar

El estudio también descubrió que, en comparación con el Índice de Alimentación Saludable 2015, que evalúa la adecuación de un conjunto de alimentos a las recomendaciones, los que se saltaban el desayuno también tenían una dieta general de menor calidad que los que desayunaban. Por ejemplo, eran más propensos a consumir más azúcares añadidos, hidratos de carbono y grasas totales a lo largo del día, principalmente debido a la mayor frecuencia de los tentempiés.

Team Ineos Breakfast
Si te saltas el desayuno es más fácil que ingieras azucares. © Profimedia

“Picar entre horas contribuye a la ingesta de más calorías de una comida para las personas que se saltaron el desayuno. Las personas que desayunaron ingirieron más calorías totales que las personas que no desayunaron, pero la comida, la cena y los tentempiés fueron mucho mayores para las personas que se saltaron el desayuno y tendieron a ser de menor calidad en la dieta”, dijo Taylor.

Nunca compensan la pérdida de nutrientes

Los investigadores también explicaron que los nutrientes que pierden los que se saltan el desayuno por la mañana no suelen compensarse a lo largo del día.

“Muestra que los que se saltan el desayuno tienen un perfil de nutrientes y los que desayunan tienen un perfil de nutrientes diferente. Nos ayuda a identificar en un día determinado que este porcentaje de personas es más probable que se salte el desayuno. Y ese día, su patrón de ingesta dietética mostraba que su consumo no captaba esos nutrientes extra que básicamente se han saltado en el desayuno”.

¿Te saltas el desayuno? ¿Crees que comerías mejor y picarías menos si desayunaras?