ŠKODA logo

Dicen que la comparación es la muerte de la alegría. Si has empezado la temporada mirando los vatios y las velocidades medias del año pasado, ya sabes lo que quieren decir. Querer batir tus antiguos récords es una buena motivación, pero hay que aplicarla correctamente. Veamos cómo evitar estos errores de entrenamiento ciclista de principio de temporada en el ciclismo.

Se realista sobre tu estado de forma actual

Road cycling
Se honesto contigo mismo. © Profimedia

 

Hay muchas cosas que puedes medir como ciclista, y todos tenemos nuestra métrica favorita que intentamos mejorar constantemente. Puede ser divertido hacer un seguimiento de tu potencia, frecuencia cardíaca, tiempo de recorrido, relación peso-potencia, número de kilómetros al mes. El problema es que es muy fácil centrarse en el pasado, en las estadísticas de la temporada pasada. Y eso desvía la atención de cómo están las cosas y de lo que hay que hacer para llegar a tu nueva marca personal.

Solución: Echa un vistazo honesto a tu estado de forma al comienzo de una nueva temporada. Es normal que empieces la temporada en un lugar diferente al que terminaste la anterior. Tal vez hayas conseguido resolver algunas viejas lesiones y dolores y te hayas fortalecido en la pretemporada, pero es probable que no hayas pasado la misma cantidad de tiempo en el sillín. Esto significa que necesitarás algo de tiempo para recuperar tu resistencia y potencia. Tenlo en cuenta y trabaja en tus kilómetros de base, incluye gradualmente la intensidad y observa cómo los números mejoran cada semana. Este enfoque va a dar mejores resultados y te va a motivar más que tratar de igualar los números de la temporada pasada de inmediato y corregir errores de entrenamiento ciclista.

No copies a otros ciclistas

Cyclists
El ciclismo es más divertido en grupo, así que si puedes convencer a algunos amigos para que te acompañen en el plan de entrenamiento, tendrás más posibilidades de éxito y mucha más diversión © Profimedia

A algunos ciclistas les gusta compararse con sus propias estadísticas, mientras que otros no pueden dejar de medirse con otros ciclistas. Pueden ser tus compañeros de entrenamiento, tus amigos, los miembros de tu equipo de ciclismo o tus rivales en las carreras locales. Cada vez que oyes hablar de lo que hacen, es demasiado fácil pensar que tú también deberías hacerlo. Es fácil dudar de uno mismo y saltarse algunos elementos importantes del entrenamiento. Cada ciclista tiene que centrarse en algo diferente en su entrenamiento para mejorar. Precisamente por eso, mirar a los demás y ajustarse en base a lo que ellos hacen no te ayudará la mayoría de las veces.

Solución: Tener un plan de entrenamiento. Es el mejor seguro para no perder el rumbo de tu entrenamiento. Si nunca has tenido uno, prueba nuestro plan de entrenamiento para principiantes de 50k. Y si tienes algo de experiencia, puedes consultar nuestra guía sobre cómo construir tu propio plan de entrenamiento de ciclismo. El siguiente artículo de esta serie también te ayudará a evitar algunos errores comunes de los planes de entrenamiento de principios de temporada.

Otra cosa que puedes hacer es conseguir un entrenador. Un entrenador puede ayudarte a mantener el rumbo de tu entrenamiento, a centrarte en lo que es importante y a evitar errores de entrenamiento ciclista. Puede discutir esas cosas nuevas y geniales que ves que tus amigos y competidores están probando porque un buen entrenador también te ayudará a identificar con quién debes compararte.