No siempre es posible estar en forma, por lo que debes saber cómo volver a montar en bicicleta de forma segura cuando tu estado físico es más bajo de lo habitual. Echemos un vistazo a algunas cosas importantes para acelerar los entrenamientos y volver a estar en forma sin quemarse.

Compartir:

Haz nuevos planes

Antes de dar tu primer vuelta después de una larga pausa de entrenamiento, siempre es bueno reevaluar el resto de la temporada. Ver si todavía puedes hacer algunas carreras y ajustar tu plan de entrenamiento en consecuencia. Pero sé realista, puede que tengas que pasar unas semanas o incluso meses aumentando tu resistencia básica, dependiendo de cuánto hayas perdido.

Comienza con lo fácil y divertido

La mejor manera de empezar a entrenar es concentrarse en divertirse, no en ir rápido. Únete a algunas rutas en grupo si puedes o elige rutas que sean agradables de recorrer durante las primeras semanas. De esta manera te asegurarás de que te sientas bien al volver a montar en bicicleta y también te ayudará a empezar de inmediato en lugar de esperar el momento perfecto.

Whaaat? Would you? 🙂

Gepostet von We Love Cycling am Montag, 8. Juni 2020

Escucha tu cuerpo

Como regla general, planea montar un 10% menos de lo que crees que deberías al principio. Algunos ciclistas se sentirán bien después de un descanso más largo del entrenamiento y pueden subir rápidamente a su carga de entrenamiento anterior. Por otro lado, si te sientes un poco agotado o experimentas ese tipo de dolor por una lesión grave,  ve más despacio. Tu cuerpo te lo hará saber. No confíes en compararte con otros corredores o incluso con tu pasado.

 

Aumenta intensidad

Escuchar a tu cuerpo no significa evitar los intervalos, las subidas de colinas y todos los esfuerzos duros. No tienes que pasar semanas en baja intensidad sólo porque no estás en forma. De hecho, eso no es suficiente para llegar allí. Añade unas pocas series a tus entrenamientos fáciles y quizás incluso una sesión de intervalos más dura a la semana para darle a tu cuerpo una señal clara.

No sigas una dieta loca mientras aumentas el entrenamiento. Es una receta para el agotamiento o las lesiones. © Profimedia


Seguridad

Si no pudiste salir al aire libre durante mucho tiempo, probablemente deberías estar más atento en tus primeros paseos. Revisa las condiciones climáticas. Asegúrate de que tienes la ropa y el equipo apropiados y de que montas con seguridad.

No busques enseguida el peso ideal

Es posible que aumentes un poco de peso durante el tiempo que estés fuera de los entrenamientos regulares. Es importante recordar que está bien. Tu cuerpo volverá a su peso normal cuando empieces a comer y a montar en bicicleta como de costumbre. No sigas una dieta loca mientras aumentas el entrenamiento. Es una receta segura para el agotamiento o las lesiones. Ten en cuenta el primer punto. Tienes un nuevo objetivo para el resto de la temporada, así que no hay prisa.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.