Los últimos ganadores de maillot verde ŠKODA de La Vuelta, el de los puntos, son escaladores. Froome, Valverde o Roglic. En cambio, los últimos ganadores del maillot verde ŠKODA del Tour siempre son velocistas, Sagan, Bennett o Matthews. Y esto por qué sucede, pues te lo vamos a explicar aquí abajo.

Compartir:

Pese a que La Vuelta y el Tour de Francia están dirigidas por el mismo organizador (A.S.O.), los sistemas que utilizan para otorgar puntos para el maillot verde de la regularidad son muy diferente en ambas competiciones. La formula escogida para la carrera francesa es más compleja y se ha ido modificando en las últimas temporadas.

El Tour tiene un sistema de puntuación mixto, en el que no todas las etapas otorgan los mismos puntos. Las jornadas a priori con más opciones para que se llegue al sprint dan más puntos a los primeros clasificados que las etapas de media montaña y estás, a su vez, más que las de alta montaña. Así que cuanta más montaña tenga la etapa, menos puntos para el maillot verde en la línea de meta.

Foto. La Vuelta

La otra forma de conseguir puntos y llegan a otorgar hasta 20, son los sprints intermedios de cada etapa, que el Tour solía poner en un lugar estratégico para animar la carrera y que los equipos de los velocistas se pudiesen mover para sumar puntos. Así el pasado Tour nos dejó una bonita batalla entre el Bora de Peter Sagan y el Deceuninck de Sam Bennett por ver quién se vestía de verde ŠKODA en París.

LOS PUNTOS EN LA VUELTA

En la Vuelta el sistema de puntuación en los últimos años es mucho más sencillo. Todas las etapas están valoradas igual.  Sumas los mismos puntos si ganas en La Farrapona o el Angliru que si lo haces en cualquier otra.  Desde 25 para el vencedor a 1 para el puesto 15º. En la carrera española, además, los sprints intermedios (2 en cada etapa) no tienen tanto valor, solo dan de 4 a 1 punto para los tres primeros.

Si a este sistema de puntación le unes que La Vuelta diseña recorridos con más etapas con final en alto que el Tour (en esta edición hasta 7), el resultado es que los velocistas poco tienen que hacer frente a los corredores de la general.

Foto. La Vuelta

Por esa razón en las primeras etapas de esta Vuelta 2020 el maillot verde de los puntos se lo han ido rotando Richard Carapaz, Dan Martin y Primoz Roglic. Sam Bennett, que lo ganó en el pasado Tour, está en el puesto 19 a más de 75 puntos del esloveno Roglic.

VALVERDE, KELLY, JALABERT… Y EL CASO DEL ‘CHAVA’ JIMÉNEZ

En la carrera española no viste el maillot verde un velocista en Madrid desde John Degenkolb en 2014, aquel año ganó hasta cuatro etapas y por contra en 2016 el todoterreno italiano Fabio Felline consiguió el maillot de la regularidad sin vencer ninguna jornada parcial. En los últimos años el récord lo tiene Alejandro Valverde, con cuatro ‘verdes’ (2012, 13, 15 y 18) y con él igualó a los otros dos recordman Sean Kelly y Laurent Jalabert. Los tres, ciclistas de lo más versátil y aptos para todos los terrenos y con una clasificación general de La Vuelta en su haber.

Aunque seguramente el ganador más extraño del maillot de la regularidad fue el Chava Jiménez en 2001. Entonces el de los puntos era azul y el de la montaña verde. Pues el abulense, que nunca fue el ciclista más regular, se llevó ambos. Fue la edición en la que se olvidó de la general y se centró en ganar etapas. Se llevó tres, dos de montaña, con final en Pal y en la Cruz de La Demanda, y la cronoescalada (tampoco era su especialidad) a Ordino.


Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.