La Vuelta 2019 calienta motores. Las etapas clave están desveladas desde el pasado diciembre y ya hay varios ciclistas que se han apuntado a disputar la general. Por lo pronto el trío de Movistar, Carapaz, Valverde y Quintana. Del Giro viene Primoz Roglic, quizás el gran favorito, Miguel Ángel López y Simon Yates, que defiende título pero que ya ha dicho que trabajará para Johan Esteban Chaves.

Compartir:


Y todavía queda por ver qué hacen otros equipos con sus líderes. Porque Ag2R puede echar mano de Bardet, Trek de Richie Porte, Ineos de Geraint Thomas, Sunweb de Keldermann y Education First de Rigo Uran. Pero ahora mismo son duda.

Lo que está claro es que el trazado de La Vuelta 2019 sigue siendo favorable a ciclistas que van bien en montaña, con fuerza en el rush final, y que al menos se pueden defender en una contrarreloj ante el máximo especialista, Primoz Roglic. Así que vamos a conocer las etapas clave de la Vuelta 2019.

Etapa 5. Miércoles 28 de agosto.
L’Eliana – Observatorio Astrofísico de Javalambre

Es ya una tradición. A La Vuelta le gusta meter ‘chicha’ en la primera semana de carrera y la orografía española se presta a ello. La edición de 2019 parte de Torrevieja y si bien en la segunda y etapa ya suben Confrides y Puig de Lorenza, no es hasta la quinta cuando llegar el primer final en alto. Además, meta inédita para La Vuelta.

Parte de L’Eliana para remontar hacia la provincia de Teruel por todo el Maestrazgo. O lo que es lo mismo. Terreno quebrado y siempre ascendente. La ultima ascensión son 12 kilómetros a una media del 7,3%, pero la dureza real está en los últimos ocho, con una constante entre el 8 y el 12%. Hará diferencias entre algunos favoritos.

Etapa 9. Domingo 1 de septiembre.
Andorra – Cortals d’Encamp

La primera semana, que incluye otras dos etapas peligrosas, los finales en Ares del Maestrat y Mas de la Costa, finaliza con una jornada que ya se está haciendo tradicional en La Vuelta, la de Andorra.

Esta vez Purito Rodríguez ha vuelto a diseña una etapa corta, solo 97 kilómetros, pero extremadamente dura, con más de 3.000 metros de desnivel acumulado.  Se parte de Andorra cuesta arriba dirección a Ordino, la subida más suave del día. Después La Gallina, con sus cuatro kilómetros finales infernales, y luego un enlazado que no se ha hecho jamás. La Comella, descenso de dos kilómetros para subir los seis duros de Engolasters, y luego cuatro llanos y de tierra (ojo que es peligrosa) para afrontar los seis finales de Cortals d’Encamp.

Etapa 13. Viernes 6 de septiembre.
Bilbao – Los Machucos

Después de la primera jornada de descanso vienen tres día duros. El primero la crono de Pau, idéntica a la del Tour, que ya se vio que es de todo menos plana. Después la jornada quebrada por los Pirineos navarros y al día siguiente el final en Bilbao con las subidas al Vivero y a Arraiz. Así que a la etapa de Los Machucos llegarán con muchas fuerzas gastadas.

La etapa es un subeybaja continuo desde Bilbao. Con cuatro puertos de tercera y dos de segunda antes del final en Los Machucos, que en 2017 ya se revelaron como uno de los puertos más duros de La Vuelta con tramos del 17 y 18%. En total, casi 4.000 metros de desnivel acumulado.

Etapa 15. Domingo 8 de septiembre.
Tineo – Santuario del Acebo

Esta vez la visita obligada a Asturias de la Vuelta innova con una ascensión habitual de la Vuelta a Asturias, pero inédita de la Vuelta a España, el Santuario del Acebo. Es una jornada corta, de solo 145 kilómetros, pero sin un metro llano.

Nada más salir de Tineo se afronta la subida al Puerto del Acebo por otra vertiente, pero catalogado de primera. Otras dos subidas de primera, Connio y el Puerto de las Mujeres Muertas dejarán paso a la ascensión final al Santuario del Acebo por su versión más dura. Son ochos kilómetros con una media cercana al 10% que romperán la general.

Etapa 16. Lunes 9 de septiembre.
Pravia – La Cubilla

La segunda etapa de montaña en Asturias llega a un puerto reclamado desde muchos foros, La Cubilla. No es el más duro de la región, ni mucho menos, pero sí el más largo, 27 kilómetros, y uno de los que ofrecen mejor vistas. También es algo diferente después de tantos puertos con rampas por encima del 10%.

Eso sí, para llegar a él La Vuelta ha previsto una etapa corta, de 144 kilómetros, y con dos apertivos muy duros, el Puerto de San Lorenzo, que va todo el rato entre el 9 y 10% y la famosa Cobertoria, otra de las cimas típicas de La Vuelta.

Etapa 18. Jueves 12 de septiembre.
Colmenar Viejo – Becerril de la Sierra

La última semana de La Vuelta 2019 es menos dura que en otras ocasiones. Esta vez solo tendrá dos etapas de montaña. La primera es la habitual jornada por la Sierra de Madrid. Normalmente nunca decidía nada hasta que en 2015 en una jornada prácticamente idéntica a la prevista para esta edición Fabio Aru le arrebató el título a Tom Dumoulin en un día que será recordado por años.

Para este 2019 La Vuelta repite las mismas ascensiones y en el mismo orden, aunque la salida y la meta están en municipio distintos. No cambia en nada la dureza de los 177 kilómetros. Primero la versión más dura de Navacerrada, desde Madrid, después la subida a La Morcuera por Rascafría, los repechos de Guadalix (que no son puntuables), la ascensión a La Morcuera por Miraflores, donde se gestó la derrota de Dumoulin, y la subida final a Cotos, larga y sin demasiado desnivel. Después quedará el falso llano hasta coronar Navacerrada y el rápido descenso hasta Becerril.

Etapa 20. Sábado 14 de septiembre.
Arenas de San Pedro – Plataforma de Gredos

La etapa donde se acabará de decidir La Vuelta la ha diseñado Carlos Sastre por los puertos abulenses en los que creció como ciclista. Se conoce al dedillo la Sierra de Gredos y en los 194 kilómetros de recorrido no hay ni un tramo llano. Es ideal para, desde el inicio, crear fugas y buscar emboscadas como aquella mítica edición con Bernard Hinault como protagonista.

La etapa arranca con las subidas a Pedro Bernardo y Serranillos y después se introduce en un terreno peligrosos con las ascensiones a Navatalgordo y el Puerto de la Chía. A falta de 50 kilómetros comienza la subida al Puerto de la Peña Negra, de 14 kilómetros, y después más terreno quebrado hasta la subida final a la Plataforma de Gredos, que son 4 kilómetros al 7% de media.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.