Un evento de tal envergadura e intensidad como la madre de todas las carreras ciclistas, el Tour de Francia, necesita socios estables en los que confiar. Desde organizadores, gerentes, equipos hasta ciclistas individuales, todos ellos necesitan centros de soporte ágiles y soluciones para la resolución de problemas. Y ahí es donde entran los coches. Desde que ŠKODA AUTO empezó a apoyar a Le Tour en 2004, sus vehículos han recorrido literalmente millones de kilómetros sin averías y este año cuenta con más de 320 ŠKODA como coches de equipo, de apoyo, de mantenimiento o de organización.

Los coches del LottoNL-Jumbo 

Empecemos con una nueva adición. Uno de los coches más notables de este año pertenece al experimentado equipo LottoNL-Jumbo. El equipo holandés mejoró el aspecto y el equipamiento exterior del ŠKODA SUPERB SPORTLINE de su entrenador, tomando como inspiración el famoso Coche Rojo del director del Tour de Francia, Christian Prudhomme, ¡y qué cambio! Además de dar al coche un aspecto más robusto, los nuevos ajustes incluyen un soporte de piezas de recambio para la bicicleta, que se monta en el asiento trasero con el sistema de anclaje ISOFIX y la pantalla de infoentretenimiento integrada que proporciona a la tripulación toda la información sobre el desarrollo de la carrera y la mantiene en contacto con cada ciclista individual, convirtiendo el coche en una sede digital sobre cuatro ruedas. El espejo retrovisor, dividido en dos partes, también es de gran ayuda. Una mitad es un espejo clásico, mientras que la otra sirve de pantalla para la cámara orientada hacia atrás montada en el portón trasero, diseñada para mejorar la visión del conductor de los ciclistas detrás del coche.

El coche rojo

Ya sabes, lo que viene después. Difícilmente sería un artículo que cubriera los coches del Tour sin mencionar el legendario Coche Rojo del director de la carrera. No sólo los aficionados al Tour de Francia reconocen al buque insignia ŠKODA SUPERB por su característica visera sobre el parabrisas y las calcomanías personalizadas de Le Tour y ŠKODA. Por lo que se refiere al exterior, el coche tiene un techo solar personalizado inusualmente grande y único que permite a Christian Prudhomme saludar a los aficionados a lo largo de la carretera y, lo que es más importante, ondear una bandera en el “Kilómetro Cero” para comenzar la etapa de cada día. Este honor recae a veces en sus invitados VIP que lo acompañan en el coche y que reciben un champán frío de una nevera empotrada y unos soportes especiales para las copas de champán que les permiten divertirse sin tener que preocuparse por una copa que se derrama en sus manos. De hecho, con clase.

Amarillo significa ayuda

Como cada año, la salvación en el pelotón se viste de amarillo optimista: la flota de vehículos de apoyo neutrales de Mavic. Por lo general, estos coches son de los modelos ŠKODA OCTAVIA y SUPERB y están equipados con todo lo que un corredor con problemas pueda necesitar cuando sus propios coches de apoyo del equipo están todos ocupados en otro lugar. Neumáticos de repuesto, cadenas y platos y bielas e incluso bicicletas enteras, alimentos y bebidas, o accesorios como impermeables para cuando hace mal tiempo. El equipo del coche también funciona como un servicio de asesoramiento y cada vehículo está equipado con un punto de comunicación para un flujo instantáneo de actualizaciones y situaciones de emergencia.

Además de los vehículos de apoyo neutros de Mavic, hay dos coches por equipo que siguen al pelotón. El orden en el que estos coches siguen la carrera está determinado por el ranking de cada uno de los ciclistas líderes de cada equipo. La comunicación entre los coches es crítica, ya que las escapadas y las caídas deben ser informados para que se les pueda dar permiso a los coches de apoyo para que se salgan de la fila y suban o bajen en la carrera según sea necesario.

Coches Vip

El verdadero placer son los coches que cuidan de los ganadores del Programa de Hospitalidad de Le Tour – un concurso exclusivo que celebramos cada año para todos los aficionados. Como habrás leído antes, cinco personas son llevadas en un viaje exclusivo, todo incluido, a una etapa seleccionada del Le Tour y los conductores que las llevan en los coches designados no son otra cosa que ex estrellas del ciclismo profesional, que se mantienen cerca del deporte. Este año tenemos a los ex campeones Tim Harris y Pedro Horrillo, por nombrar dos. Estos vehículos hacen una aparición corta, comparados con otros, pero para el ganador, son los coches más importantes de todo el Tour.