¿Es tan buen ciclista Wout van Aert? Pregúntale a uno de sus rivales. “Tenemos que ser sinceros”, dijo el corredor de ciclocross Toon Aerts, después de que Van Aert ganara la primera competición de ciclocross que disputaba en casi un año por casi 2 minutos. “Si ves cómo nos soltó Van Aert, podría ser un periodo navideño sin victorias [para nosotros]”.

La victoria fue el 4 de diciembre en el Superprestige Boom, después de dos meses de descanso del ciclismo de competición y después de que el belga de 27 años se estrellara en el barro en la penúltima vuelta. “Es increíble lo que Wout van Aert ha hecho aquí”, añadió Aerts, que terminó segundo, a 1:42. El tricampeón del mundo de ciclocross es el mejor gregario del mundo, como ya demostró en los últimos tres Tours ayudando a su compañero del del Jumbo-Visma, Primož Roglič, y demostrando que puede ganar a la vez seis etapas y en todos los terrenos, desde la alta montaña al sprint.

Por eso, cuando Van Aert explicó que aspiraba a ganar el maillot verde en el Tour del año que viene, todo el mundo en la comunidad ciclista prestó atención. “El año que viene quiero ir a por el Maillot Verde”, dijo Van Aert a Het Laatste Nieuws. “Y haremos un plan que encaje en la táctica general del equipo”. Insistió en que podrá concentrarse en su sueño verde y también seguir corriendo en apoyo de las ambiciones de Roglič en la CG. “Lo que quiero decir es que si voy a por el verde, espero que el equipo me apoye en eso”, dijo. “Y sería un poco extraño [para mí] decir: ‘Primož, no te ayudaré'”.

Si hay algún escéptico por ahí que dude de que el belga tiene las cualidades necesarias para vencer a corredores de la talla del siete veces ganador del Maillot Verde del ŠKODA, Peter Sagan; el ganador del Maillot Verde del año pasado, Mark Cavendish, al que el director del Tour de Francia, Christian Prudhomme, calificó como “el mejor esprínter de la historia del Tour y del ciclismo”; el ganador del Maillot Verde de 2020, Sam Bennett; y el rapidísimo, aunque con mala suerte, australiano Caleb Ewan, sólo tienes que ver el final de la última etapa del Tour de Francia de este año.

En lo que puede ser el sprint masivo más prestigioso del mundo, en los famosos Campos Elíseos de París, Van Aert arrasó a sus rivales, que incluían a Cavendish, que intentaba batir el récord de victorias de etapa en el Tour de Francia del legendario compatriota de Van Aert, Eddy Merckx, y que ya se había asegurado la victoria del Maillot Verde.

También existe la posibilidad de que el gran rival de Van Aert en todas las competiciones, el holandés Mathieu Van der Poel, intente ampliar su rivalidad para incluir el Maillot Verde del Tour. Aunque ahora mismo el nieto de Poulidor tuvo una caída hace pocos días y se lesionó una rodilla. Su estado en el momento de escribir este artículo era desconocido.

Pero si Van der Poel se recupera y si todos los demás velocistas destacados se presentan sanos y en forma en Dinamarca para la Grand Départ del próximo mes de julio, eso convertiría la carrera de clasificación por puntos en una competición que rivalizaría con la del Maillot Amarillo.

¿Quién es el favorito? El corredor más rápido, con el mejor equipo y con más suerte.