Sí, somos conscientes de que ya ha pasado la temporada de descenso y que la mayoría de los cinco mejores Bike Park de Europa ya están cerrados. Sin embargo, eso no significa que no podamos planificar nuestras vacaciones de verano del año que viene. ¿Y hay algún lugar mejor para pasar el tiempo libre que un bike park donde se reúnen personas increíbles para hacer cosas increíbles? Aunque estamos seguros de que ya conoces muchos de los mejores parques del mundo, déjanos darte nuestra humilde opinión sobre cinco de los mejores lugares de Europa donde pasar tus vacaciones de verano sobre dos ruedas bajando a toda velocidad por un estrecho sendero de montaña.

Vallnord Bike Park, Andorra

Acurrucado en uno de los países más pequeños del mundo se encuentra uno de los cinco bike parks más pintorescos, bien diseñados y famosos de Europa. En realidad, es mucho más difícil encontrar Andorra en el mapa de Europa que el Vallnord Bike Park dentro del país. Andorra se encuentra en el corazón de los Pirineos lo que proporciona al bike park unas vistas y oportunidades únicas. Sabiendo esto, no es de extrañar que Vallnord sea la sede de varios eventos de la Copa del Mundo, tanto en carreras de DH como de cross-country.

El Vallnord Bike Park ofrece 40 km de pistas excepcionales, que descienden desde los 2.354 m. Hay 21 circuitos de descenso, 2 pistas de enduro, 4 pistas de cross-country, 1 circuito de Four-Cross y uno de e-bike, así como una pista de pump track y una zona de prácticas. Lo mejor es que puedes ir con toda la familia ya que también hay un bike park para niños. El Vallnord Bike Park está abierto desde mediados de mayo hasta mediados de octubre, los precios del alojamiento y del propio parque son relativamente baratos para el estándar europeo, y las bebidas y la comida son excepcionales. Así que, si crees que ese es tu destino para las vacaciones de verano del año que viene, el sitio web de Vallnord Bike Park te permitirá conocer todos los detalles que necesitas para esta extraordinaria aventura.

Åre Bike Park, Suecia

 

El Åre Bike Park demuestra que una montaña relativamente baja puede convertirse en un bike park de categoría mundial. Los 1.274 m de altura del parque son muy pocos comparado con otros, sin embargo, la vista desde allí arriba es simplemente impresionante. Miles de lagos esparcidos por el horizonte con pequeños pueblos salpicados aquí y allá. Y pistas intrincadas, eficientes y extraordinariamente cuidadas justo debajo de tus ruedas.

El Åre Bike Park ofrece 50 km de pura adrenalina, repartidos en 34 pistas. Las 7 pistas verdes permitirán a los principiantes sentirse seguros mientras exploran la BTT por primera vez. Al mismo tiempo, las 8 pistas negras darán cabida a todos los ciclistas que intenten demostrar que la gravedad no es más que un concepto. También hay 8 pistas azules y 9 rojas para cubrir las necesidades de todos, sin importar sus habilidades. Lo mejor es que toda la región que rodea a Åre es asombrosa y se puede combinar fácilmente con algo de turismo cultural, de senderismo, de ocio o gastronómico, o con otras actividades cargadas de adrenalina. Por lo tanto, es el lugar perfecto si tu otra mitad no está tan dispuesta a pasar todas sus vacaciones sobre dos ruedas.

Mottolino Bike Park, Italia

 

Ah, Italia. Una comida deliciosa, una cultura interminable, un vino excepcional, belleza, fútbol y una naturaleza impresionante. No es de extrañar que algunos se vuelvan igual de locos con la bicicleta. Mottolino ya es la meca del freeride de esquí y snowboard en invierno y, cuando la nieve se derrite, la belleza de la montaña no se desperdicia. Mottolino alberga uno de los mayores y mejores parques de BTT del mundo.

Con sus 14 pistas únicas, todo el mundo puede disfrutar de su tiempo. Los entusiastas de la primera vez pueden tomar el relativamente fácil pero largo “Take it Easy” y “Enduro Natural Trail”, mientras que los profesionales simplemente deben probar el “Black Eye” con su sendero resbaladizo de 31,9% de pendiente. Salir de este sendero sin un ojo morado es realmente sólo para los profesionales. El parque está abierto desde mediados de junio hasta finales de septiembre, y los precios son de gama media. El pase diario cuesta 34 euros, e incluye el uso ilimitado del telecabina. Sin embargo, le sugerimos que vaya al menos cinco días, en cuyo caso sólo pagará 89 euros, y podrá disfrutar de todo el deleite de adrenalina que ofrece el Mottolino Bike Park.

Chatel Bike Park, Francia

 

Chatel es uno de los mayores bike parks de Europa, que ofrece un sinfín de alegrías a los que buscan emociones y escalofríos sobre dos ruedas. Con sus 21 pistas verdes, azules, rojas y negras, Chatel Bike park cubre casi todos los niveles de habilidad. Chatel no es definitivamente un lugar para venir por un día. Es el lugar perfecto para unas vacaciones de verano. Por su proximidad al lago de Ginebra, a la propia Ginebra y a los pintorescos Alpes franceses y suizos, puede ser divertido para toda la familia, sin importar si son tan ávidos ciclistas como usted.

Probablemente lo mejor de este parque sea su mantenimiento. Los senderos están siempre en perfectas condiciones, con nueve equipos de mantenimiento que trabajan las 24 horas del día para garantizar la seguridad de todos y una conducción agradable. La cercana ciudad de Pré-la-Joux ofrece un alojamiento excelente, una comida extraordinaria y fiestas salvajes, aunque, en los dos últimos años, las noches no fueron tan flamantes durante la pandemia. Los precios son relativamente amables. Además, en Pré-la-Joux se puede alquilar una bicicleta, una e-bike, utilizar la hidrolimpiadora y, por un precio adicional, acceder a los fabulosos bike parks de Les Gets y Morzine.

Saalbach/Hinterglemm/Leogang/Fieberbrunn, Austria

Esto es bastante confuso, lo sabemos. Eran cuatro bike parks diferentes hasta que hace unos años se unieron para formar el mayor bike park de Europa. Con 400 km de pistas, 9 telecabinas que las recorren y 7 cimas desde las que se puede bajar a toda velocidad, sin duda este bike park debería estar en tu lista de deseos.

Muchos de los senderos son pistas individuales que se cruzan montaña abajo y son como los típicos caminos de montaña. Sin embargo, hay más de 70 km construidos a propósito que pueden ofrecer mucha diversión y adrenalina durante varios días. Además, todos los largos senderos de freeride y una sección de tabla muy tentadora le mantendrán entretenido incluso durante semanas. En cuanto a las pistas, hay de todo tipo y cualquiera puede encontrar algo que se adapte a sus habilidades y a su estado de ánimo.

Con todas estas opciones y diferentes entretenimientos para los niños, puedes incluso convertirlas en unas vacaciones familiares.