Como fuerza motriz de nuestras bicicletas, ya sea para competir o simplemente para llevarnos de A a B, la transmisión es la parte más importante de nuestra ruta. Pero a veces los ciclistas pasan por alto la cadena, y mejorarla o ajustarla correctamente puede tener un gran impacto en el rendimiento de la bicicleta, así como en el mantenimiento de los demás componentes. En este artículo, analizamos cómo conseguir la longitud correcta de la cadena de la bicicleta y cómo puede cambiar en función de las rutas o el tipo de ciclismo que quieras hacer.

¿Por qué la longitud de la cadena es importante?

Una cadena de bicicleta nueva suele venir con 116 eslabones, cada uno de los cuales mide una pulgada. Esto es para que se ajuste incluso a los platos y piñones más grandes. En el caso de las bicicletas de paseo o de una sola velocidad, esto puede cambiar según se necesite más o menos una cadena de esta longitud, sin embargo, te facilitará el ajuste de tu cadena.

Bicycle chain
Actualizar o ajustar su cadena correctamente puede tener un gran impacto en el rendimiento de tu bicicleta. © Profimedia

En la mayoría de las bicicletas tendrás que acortar la cadena original para que se ajuste. Esto se puede hacer quitando el eslabón utilizando un tronchacadenas para retirar el espárrago o los tornillos de la cadena al conseguir que tenga la longitud adecuada. Es importante porque  si la cadena es demasiado larga se corre el riesgo de que se salga del pedalier y se quede enrollada y si es demasiado corta puede dañar tanto el desviador como el grupo.

¿Cómo se cual es la longitud correcta de la cadena?

Conseguir la longitud correcta de la cadena para la bicicleta es vital. Significa mantener el resto de los componentes en óptimas condiciones, y hay una manera muy fácil de hacerlo. En esta web tendrás la longitud correcta y lo único que tienes que hacer es dar tres medidas: la longitud de la vaina, el plato más grande y el piñón más grande. Es fácil. Todas estas medidas suelen venir en los manuales de las bicicletas que utilizas, algo que también puedes encontrar en Internet. O si no, siempre puedes utilizar la cadena que ya tiene tu bici para una alternativa fácil.

Estirar la cadena

Según la mayoría de las estimaciones, deberías cambiar tu cadena cada 3.500 kilómetros, pero esto puede diferir dependiendo de la superficie por la que circules. Por ejemplo, si limpias tu bici después de cada salida, llevas mucha cadencia y pesas tanto como un escalador del pelotón puedes conseguir que tu cadena llegue a esa distancia.

Bicycle chain
Es posible que tengas que acortar la cadena original para que encaje. © Profimedia

Aún así, un corredor de un gran vuelta suele utilizar dos cadenas en el transcurso de las tres semanas. Aunque tienen el lujo de tener un mecánico de guardia después de cada etapa. Para el resto de ciclistas, ya sea montando en ciudades o en climas fríos y lluviosos, la vida útil de su cadena será considerablemente más corta, y se estirará con el tiempo, aumentando la longitud de la cadena. ¿La forma más fácil de comprobarlo? Con una regla.

Coge tu regla de 30 cm, la que no has usado desde el colegio, tira de tu cadena para que no haya holgura y pon el marcador de 0 cm en el centro de un remache (eslabón de la cadena). Si el extremo de la regla termina también en el centro de un remache, entonces tienes una cadena sana. Sin embargo, si sólo está 1,5 mm fuera, entonces podría valer la pena poner una nueva cadena. Como ya hemos dicho, las cadenas son una parte muy importante de la experiencia ciclista y es importante mantenerlas limpias, bien lubricadas y en buen estado. Esto mantendrá todo el tren de transmisión funcionando durante más tiempo.