La UCI continúa su largo (y probablemente inútil) esfuerzo de lobby para que el ciclocross se convierta en un deporte olímpico. Pero el organismo rector mundial del ciclismo deportivo no tiene como objetivo los Juegos de Verano para el deporte como se podría haber esperado, sino que quiere que el ciclocross forme parte de los Juegos Olímpicos de Invierno..

El obstáculo, sin embargo, sigue siendo la norma de la carta del COI, que ordena que un deporte de los Juegos Olímpicos de Invierno debe disputarse sobre nieve o hielo. Esta fue la razón por la que una ronda de la Copa Mundial de Ciclocross 2020 estaba programada para ser celebrada en Villars, Suiza, a una altitud de 1.300 metros. “Esperábamos que la nieve convenciera a Thomas Bach, el presidente del COI”, dijo el director deportivo de la UCI, Peter Van den Abeele, en una mesa redonda organizada en diciembre por la publicación holandesa de ciclismo WielerFlits. “Desafortunadamente, COVID-19 interrumpió eso”

Cyclocross Ceylin Del Carmen Alvarado
La holandesa Ceylin Del Carmen Alvarado celebra su victoria en el ciclocross de ‘Herentals Crosst’. © Profimedia

 

Sin embargo, el esfuerzo para conseguirlo, continuará, dijo Van den Abeele. La razón por la que la UCI y todos los corredores de ciclocross están ansiosos por que el deporte se convierta en una atracción olímpica se reduce a una palabra: dinero. En la misma mesa redonda, el organizador de la carrera de ciclocross Tomas Van Den Spiegel y Tom Van Damme, presidente de la asociación ciclista belga, dijeron que la aceptación de los Juegos Olímpicos llevaría a un apoyo financiero para los “ciclistas de ciclocross” y por lo tanto impulsaría la economía del deporte. “Esa es una de las razones por las que el ciclismo de montaña ha ganado terreno en varios países tradicionales de ‘cross'”, dijo Van Damme. “Reciben ayudas para el ciclismo de montaña pero no para el ciclocross. Los atletas que disputan los Juegos Olímpicos tienen más probabilidades de recibir financiación”.

Bélgica es una excepción en cuanto a que las estrellas del ciclocross están bien pagadas, dijo Van Damme. “En muchos países, es más bien un hobby pagado”, señaló. Van Den Spiegel dijo que la inclusión en los JJOO liberaría mucho más dinero para las federaciones nacionales. “Miren el ciclismo de pista en Inglaterra, que se ejecuta con grandes presupuestos mientras que el ciclocross es tratado de manera deficiente. Sin medallas olímpicas no hay dinero”.

Sanne Cant
La belga Sanne Cant fotografiada en acción durante la carrera de élite femenina del evento de ciclocross “Vestingcross” en Hulst. © Profimedia

Uno pensaría entonces, naturalmente, que probablemente sería más fácil intentar que el ciclocross fuera aceptado en los Juegos Olímpicos de Verano. Bueno, en realidad no. Por un lado, la temporada se extiende a lo largo del otoño y el invierno, así que las Olimpiadas de Invierno encajarían más naturalmente en el calendario deportivo. Además, los Juegos de Verano se limitan a 28 deportes (¡ahora incluyen el break dance!), 300 eventos y 10.000 atletas. Esto significaría que un evento de ciclismo – o un deporte que ya no le interesa a nadie como el pentatlón – tendría que ser expulsado de los Juegos Olímpicos para hacer lugar al ciclocross. No hay tales límites para las Olimpiadas de Invierno. Sólo existe la regla de que el deporte debe ser practicado sobre nieve o hielo.

Aquellos que quieran apoyar la moción de que el ciclocross forme parte de las Olimpiadas de Invierno pueden poner sus nombres en una petición online para ser enviada al COI. La petición dice en parte: “El ciclocross es un deporte puramente de invierno, practicado desde hace varios años por ciclistas de todo el mundo (seguramente en todos los países donde se practican muchos deportes de los Juegos Olímpicos de Invierno). La lluvia, el barro, el frío, el hielo y la nieve no detienen a los ciclistas de cross”.

Puedes encontrar la petición AQUÍ. En el momento de escribir este artículo, la petición tenía 292 firmas menos que su objetivo de 5.000. Buena suerte.