ŠKODA logo

El factor más importante en el rendimiento de una bicicleta es también el que más se da por sentado. Lo más probable es que si no eres un profesional o un aficionado del ciclismo, no prestes mucha atención a la presión de los neumáticos a menos que alguien te diga: “Oye, creo que tienes un neumático pinchado”, o cuando tienes un neumático pinchado.

Compartir:

Los neumáticos de bicicleta deben revisarse más a menudo que los de los automóviles y los neumáticos estrechos necesitan más presión de aire que los anchos. Los neumáticos de carretera generalmente requieren de 80 a 130 PSI (libras por pulgada cuadrada); el rango para los neumáticos de montaña es de 25 a 40 PSI, y los neumáticos híbridos van a 40 a 80 PSI.

Cuanto más pesa un ciclista, más alta debe ser la presión. Tengo una bicicleta de montaña y peso 72 kg, así que voy muy cómodo a 30 PSI. Alguien que pesa 90 kg probablemente andará a unos 5 PSI más, mientras que alguien que inclina la balanza a 60 kg necesitará 25-27 PSI. Pero independientemente de lo que peses, nunca vayas por encima o por debajo de las presiones de los neumáticos recomendadas por el fabricante, que se enumeran en el lateral.

Pumping a tyre
La presión ideal depende del peso del ciclista. © Profimedia

 

Pero eso no es todo lo que tienes que considerar. Las condiciones de la carretera y el clima también juegan un papel importante. Se cree que una mayor presión de los neumáticos hace que la resistencia a la rodadura sea menor, porque en una superficie de carretera lisa los neumáticos duros se flexionan menos y crean una pequeña superficie de contacto. Pero ninguna carretera es perfectamente lisa, y los neumáticos que están correctamente inflados se ajustan a las imperfecciones de la carretera y absorben los impactos. Los neumáticos sobreinflados, por otro lado, son más sensibles a las irregularidades de la superficie y por lo tanto transmiten impactos, grandes y pequeños, haciendo que el viaje sea incómodo.

Una menor presión de los neumáticos aumenta, en efecto, la resistencia a la rodadura, pero varios estudios que han utilizado diferentes neumáticos de carretera han descubierto que el aumento es pequeño, sólo unos pocos vatios de potencia, incluso con la presión más baja permitida. De hecho, la resistencia a la rodadura representa una parte muy pequeña de las fuerzas que te impiden rodar como Sam Bennett. La resistencia del viento, las colinas y la gravedad son mucho más importantes. Así que, de nuevo, no sobreinfles las ruedas

Track pump
Pregunta a dos ciclistas sobre la presión de las ruedas… y obtendrás 10 respuestas. © Profimedia

Una cosa más. Es bastante estándar inflar los neumáticos delanteros y traseros a la misma presión, pero el peso de un ciclista no está equilibrado 50-50 delante y detrás dependiendo del estilo de conducción y también del tipo de bici que esté conduciendo. Para las bicicletas de carretera, es alrededor de 40 por ciento delantero y 60 por ciento trasero en la mayoría de los casos.

Para encontrar la presión ideal, comienza desinflando la parte delantera y trasera, digamos, un 5% cada una (por ciento, no PSI, si los neumáticos tienen diferentes presiones). Ve a dar una vuelta y mira cómo te sientes. Luego bajalo un poco más. La mejor presión de los neumáticos te da una conducción cómoda con una sensación segura en las curvas. Una vez que la rueda delantera comienza a sentirse un poco suave en las curvas cerradas, pon unos PSI atrás. Mide la presión delantera y la trasera y anota los resultados como línea de base. Pero recuerda que la presión ideal puede cambiar según las condiciones, el terreno, el clima y cuando cambies el tamaño o la marca de los neumáticos.

Y recuerda también que debes comprobar la presión de los neumáticos a menudo, una vez por semana o, como hacen algunos, antes de cada salida. Porque los neumáticos tienen fugas.