Cuando alguien ve el Tour de Francia, puede que no entienda por qué están los ŠKODA SUPERB amarillos de Mavic en el pelotón. Después de todo, los equipos tienen sus propios vehículos de apoyo. Entonces, ¿cuánta acción puede tener un coche de apoyo neutral? Bueno, por decirlo simplemente, mucha. Hay 8 ciclistas en cada equipo, pero cada equipo sólo tiene dos coches de apoyo en carrera, más varios repartidos por el recorrido. Por lo tanto, la mayoría de las veces, los propios mecánicos de los equipos están demasiado lejos. Y entonces depende de los ŠKODA SUPERB de Mavic para darles apoyo. Como así ha sido durante mucho tiempo

Compartir:

Mavic es una empresa francesa de ciclismo con una gran reputación. Son famosos por sus ruedas y a lo largo de los años comenzaron a hacer sus propios neumáticos, ropa, zapatos, cascos y accesorios. Sin embargo, sus coches amarillos neutros SUPERB son lo que mejor conocen los aficionados. Mavic inventó los coches de servicio neutrales en 1973. Y desde 1985 también aparecen en eventos de aficionados. Así que tienen mucha experiencia. Y se refleja en su preparación.

Los tres coches neutros de Mavic se suelen distribuir las tareas. Uno suele seguir a la fuga, otro a los ciclistas del pelotón y otro se queda en la parte de atrás. Cada uno tiene seis bicicletas en el techo y varios pedales para adaptarse a cualquier corredor del pelotón. Llevan ruedas en la parte trasera del coche que se cambian cada día según la etapa y la elección que los equipos hayan hecho ese día. Junto con la caja de herramientas completa, incluso llevan una selección de zapatillas. Porque nunca se sabe. En el coche con ellos hay una lista de todos los ciclistas y su equipo. Así que una vez que ven a un profesional a un lado de la carretera, saben qué repuestos coger.

Mavic  tiene la experiencia que los profesionales necesitan. Y los coches amarillos ŠKODA SUPERB han estado allí más de una vez para salvar el día a más de uno.

En el Tour 2010, Jens Voigt chocó su bicicleta tan fuerte que el cuadro se rompió en dos partes. No le pasó nada, pero se quedó sin bicicleta en el descenso del Col de Peyresourde. Sin coches de equipo a la vista, parecía que la etapa se había esfumado para el alemán. Voigt estaba a punto de abandonar hasta que apareció el . Entonces apareció ŠKODA SUPERB de Mavic. Los técnicos de Mavic le ofrecieron una de sus bicis amarillas y Voigt terminó la etapa.

Jens Voigt es un tipo divertido, y los medios de comunicación se hicieron eco de que acabase la etapa en una ‘bicicleta de niño’. La realidad es que Mavic lleva la mayor gama de bicicletas posible para adaptarse a tantos ciclistas como sea posible, aunque a veces es casi imposible. Dumoulin, que es de los más altos del pelotón, todavía mide casi 10 centímetros menos que Voigt.

Ayudando a Froome y Urán

En 2016 Chris Froome está en problemas. Después de un ataque en la legendaria subida al Monte Ventoux, Froome, Richie Porte y Bauke Mollema se chocaron con la parte trasera de una moto de televisión. Los rivales los pasaron volando en cuestión de segundos. Mollema se levantó rápidamente y siguió adelante. Sin embargo, la bicicleta de Chris Froome estaba rota. Siendo el caballero que es, no la tiró, sino que la colocó suavemente contra el quitamiedos. Y luego corrió hacia ella. El coche de Team Sky se bloqueó en el caos, pero el SUPERB de Mavic estaba allí para ayudar. Froome agarró una de las bicis amarillas y se fue. Desafortunadamente, no era de su talla y finalmente la cambió por una del coche del equipo. Luego se las arregló para cruzar la línea de meta, sacudiendo la cabeza con incredulidad. El cuatro veces ganador del Tour inicialmente bajó en la general hasta el sexto lugar. Sin embargo, los jueces revisaron los resultados y dieron a Froome y Porte el mismo tiempo de llegada que Mollema, lo que significó que Froome se quedó el amarillo.

Chris Froome
Chris Froome corriendo después de la caída de 2016. © Profimedia

En 2017 fue Rigoberto Urán quien necesitó ayuda. Él estaba bien clasificado en la general cuando ocurrió un accidente en el descenso del Mont du Chat. Se dañó la patilla del cambio y lo dejó con una sola marcha. Al estar en la fuga, sus coches de equipo estaban lejos Así que se puso al lado del amarillo SUPERB de Mavic El técnico de Mavic se asomó a la ventana y ajustó el desviador, haciendo saltar la cadena sobre los 11 piñones. Esto le dio a Urán la posibilidad de elegir entre un desarrollo alto 53/11 y uno mediano 39/11 – suficiente para que no sólo se mantuviera en la carrera, sino que terminara por delante de Froome, venciendo a Barguil y Fuglsang en un sprint final.

Aunque esperamos que nadie necesite ayuda seria de los coches neutros de Mavic este año, es bueno saber que los ŠKODA SUPERB amarillos están ahí.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.