Hay varios riesgos al tener un trabajo de oficina como ciclista activo. Uno de los más grandes es saltarse cada día la dieta. Ya sabes cómo es, sólo café para el desayuno, comida rápida con prisa para el almuerzo, y un sinfín de pasteles de celebración, dulces de máquinas expendedoras y refrescos azucarados. Si no controlas tu nutrición en el trabajo, podrías terminar cargando un poco de peso extra en sus entrenamientos en poco tiempo.

Compartir:

Comienza con un buen desayuno

Tienes una probabilidad mucho mayor de tener un buen día si comienzas con un buen desayuno. Concéntrate en obtener una buena fuente de proteínas y una fuente de energía de liberación lenta por la mañana, especialmente si también entrenas antes del trabajo o vas en bicicleta. Una tortilla de dos huevos con avena y frutas es una excelente opción para cubrir las necesidades de tu cuerpo por la mañana. Si no tienes tiempo para desayunar en casa, trata de llevártaelo al trabajo. Para más consejos sobre los diferentes estilos de desayuno, consulta nuestra serie de desayunos saludables.

Llévate tu propia comida

La hora del almuerzo en la oficina es otra oportunidad para saltarte la dieta. Si traes tu propio almuerzo, no te sentirás tentado por lo que tu restaurante favorito tiene para ofrecer. También tendrás una buena comida aunque tengas prisa. Pero lo más importante es que tu hora de almuerzo puede ser el momento en el que trates de hacer un poco de entrenamiento. Por lo tanto, es esencial tener el almuerzo listo en tu escritorio cuando regreses. Echa un vistazo a nuestra serie sobre cómo comer sano dentro de un presupuesto para aprender a ahorrar tiempo cocinando a granel, utilizando las sobras y comprando barato para obtener ingredientes saludables.

Cuida tus snacks

Picar entre horas es probablemente lo más difícil de controlar en el trabajo. Si quieres probar algunas barritas de proteínas consulta nuestro artículo sobre alimentos que siempre debes tener al alcance de tu mano.

Adiós a las bebidas azucaradas

Otra cosa que debes consumir en la bicicleta pero no en la oficina son las bebidas azucaradas. Necesitas azúcar rápida para mantener una alta intensidad en la sillín, pero será mejor que elijas una fuente de energía de liberación lenta en la oficina. Si estás sentado, es mejor ir por agua y una variedad de tés o café. .

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.