El ciclismo es la montaña. La Vuelta 2019 ha vivido sus cuatro días más intensos en el norte. Las etapas con finales en Bilbao, Los Machucos, El Acebo y La Cubilla ha dejado definida la clasificación general e imágenes de agonía, sufrimiento y felicidad a partes iguales. Pasión que se ve reflejada en el rostros de los corredores y de muchos aficionados.

Compartir:

Por un lado está lo que se ve en televisión. La señal en directo que llega a su casa todos los días. Ya sea comentada por Perico y Carlos de Andrés o por Antonio Alix y Eduardo Chozas. Visiones diferentes pero una misma señal televisiva. Lo ves y ahí se queda. Incluso para repasarlo a través de internet.

Pero luego hay otra visión a la que los espectadores no llegan. Está lo que sucede por detrás del pelotón, donde no llegan las motos de televisión en carrera. O lo que pasa antes de darse la salida, los detalles de las bicicletas, los gestos de auxiliares y ciclistas antes de empezar la batalla. Y también el post etapa. Cuando el ciclista pasa la línea de meta sin casi fuerzas para seguir encima de la bicicleta y necesita que le lleven a la carpa para cambiarse de ropa y no coger frío. La dureza de un deporte que solo necesita de un trozo de asfalto para sentarse después de la agonía de subir el Acebo o La Cubilla a mil por hora.

En esa zona alrededor del podio también suceden cosas que no da tiempo a contar en la televisión. Una cámara de fotos lo capta. A veces va a redes sociales. Otras se queda en el limbo. Detalles que a veces son esenciales para saber lo que va a pasar en el resto de etapas de la Vuelta. Para preveer el destino final de un maillot rojo que por ahora tiene el nombre esloveno de Primoz Roglic.

Piernas de líder

No es ni el más fino, ni el más musculoso, ni el que tiene los cuádriceps más marcados, pero estas piernas son las que han llevado a Roglic a comandar la clasificación general.

Clásicos, clásicos

Pocas aficiones con tanta tradición ciclista como la vasca y pocos ciclistas con tanta leyenda como Gilbert, al que solo le falta San Remo para completar los cinco monumentos. Si a esto le unimos un recorrido digno del final de Lieja Bastogne Lieja, en Bilbao quedó una Clásica dentro de La Vuelta 2019.

Campeón del Mundo

Con 39 años más fino que nunca. Las piernas de todo un campeón del Mundo.

Pre Vuelta Skoda

La Vuelta no solo es ciclismo, sino una caravana que rodea a los ciclistas y que cada día da ambiente a la zona de salida y permite al aficionado probar sus piernas y ganar premios, como los de Skoda.

¿Táctica conjunta?

Miguel Angel López y Nairo Quintana comparten nacionalidad y amistad. Pero, ¿llegarían a hacer una táctica conjunta en carrera? Esta imagen es de la salida de Bilbao antes de subir Los Machucos. Después, en la ascensión final, cada uno por su lado.

Podio con vistas

En Los Machucos y con un día despejado La Vuelta pudo montar un podio muy especial, con vistas a la montaña cántabra y a las playas de Santander, que pese a estar a más de 30 kilómetros se veían a la perfección.

Sprint por ser segundo

Cada posición cuenta. La Vuelta da puntos UCI en cada etapa y se pelea por todo. En El Acebo Guerreiro y Thao lucharon por el segundo puesto tras Kuss. El sprint degeneró en un conato de pelea posterior.

Al límite

José Herrada trabajó en la escapada del día y al llegar a la meta del Acebo no le quedaba ni un gramo de fuerzas. Agotado.

Línea recta

Hace unos segundos que Knoxx acaba de pasar la línea de meta de La Cubilla. Ha peleado por la victoria pero se tuvo que conformar con ser cuarto. Pese a ello le cuesta mantener recta la bicicleta. Agonía total.

Un empujón

Otro que lo da todo siempre. Mikel Bizkarra. Un empujón después de meta para llegar a la zona de los auxiliares.

Nadie se resiste a un selfie

Alberto Contador ahora trabaja para Eurosport como comentarista. Pero en La Vuelta no se resiste a buscar una foto con Alejandro Valverde, su rival de antaño que sigue peleando por ganar la carrera.

La importancia del equipo

Abrigarse, hidratarse, comer, atender a los medios, respirar, ir al podio, atender a los medios, pasar el antidopaje, buscar el autobús del equipo…. todo eso tiene que hacer el ciclista al pasar la línea de meta. Los auxiliares de cada conjunto son clave para que el corredor empiece a descansar cuanto antes.

El autobús

Los esfuerzos se acaban pagando. Los gregarios como Omar Fraile o Cataldo se pegaron el calentón en las primeras rampas del Acebo para hacer la carrera dura para su líder Miguel Angel López, pero después hay que llegar a meta dentro de control, para eso está el ‘autobús’.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.