Ya sea en una salida en grupeta con el club, en una cicloturista o en un carrera, rodar en pelotón no es fácil si no se conocen sus códigos. Eres responsable no sólo de tu propia seguridad, sino también de la seguridad de los que le rodean. Dicho esto, una vez que se entiende la mecánica, viajar en un pelotón organizado y sincronizado ofrece muchas ventajas, incluyendo una carga de trabajo compartida. Como quitas viento, siempre vas más rápido y con menos esfuerzo. Sin mencionar que montar en grupo es muy divertido! Por lo tanto, se valiente y confía en que ir en pelotón es una habilidad que cualquier ciclista puede adquirir fácilmente. Aquí hay algunos consejos para ayudarte a aumentar tu confianza al comenzar.

Compartir:

No pases la rueda trasera del que te precede!

Esta es la cosa número uno de la que debe estar atento en todo momento cuando se va en un grupo – su rueda nunca debe superar al ciclista que va delante. Si quieres ir lo más cerca posible para beneficiarte del rebufo, de acuerdo, pero nunca pases su rueda. Si lo haces, te pones a ti mismo y a tus compañeros en peligro porque si el que va delante de repente se mueve te quedarás sin margen de error e ireis todos al suelo.

Nunca superar la rueda trasera del de delante.

 

Sin giros raros

Deje que la consistencia y la previsibilidad sean sus principios rectores. Cualquier comportamiento repentino o errático representa un peligro para todos. Mantén la línea lo más recta posible y trate de abstenerse de cualquier movimiento de lado a lado. La mejor manera de evitar tener que hacer una jugada de último minuto es siempre mirar hacia adelante para ver si hay algún peligro. Cuando tengas que girar, espera y avisa a los compañeros de grupetta.

Comunicación

Hablando de comunicación, asegúrate siempre de advertir a los otros ciclistas de cualquier peligro y hazles saber si vas a cambiar del ritmo. Si eres nuevo en el grupo, también asegúrate de presentarte y de hacer cualquier pregunta que tengas sobre la ruta.

Road cyclists
© Profimedia


Sin frenazos bruscos

En relación a ser lo más predecible posible, ten en cuenta que frenar repentinamente es peligroso en un grupo. Es posible que el ciclista que está detrás no tenga suficiente espacio para tomar en cuenta su cambio de velocidad y que acabe chocando contra tí. Si necesitas disminuir la velocidad, indica que estas disminuyendo la velocidad en un cruce o peligro con una advertencia verbal de “desaceleración” o levantando la mano a los ciclistas que están detrás.

Cerrar huecos

Si quieres mantener un pelotón cerrado hay que ir llenando los huecos que se quedan delante. Del mismo modo, si nadie está a tu lado y nadie se mueve a un espacio a tu lado, muévete al final del grupo, para que el siguiente par pueda moverse hacia arriba en la fila.

Sigue las normas de la carretera

Cuando se va conduce en grupo, y especialmente cuando se lidera el grupo, es importante que se obedezcan las reglas de la carretera. Independientemente de cómo juzgues una situación cuando estás por su cuenta,
tienes que considerar las consecuencias que tus acciones tendrán sobre los otros ciclistas de su grupo. Para en los semáforos, señaliza y si tienes que pecar de algo, que sea de prudencia.

No quites las manos del manillar

Si necesitas levantarte para estirarse o quitarte la ropa, siempre en la parte trasera. Mientras  estás en el medio del paquete, las manos deben permanecer en el manillar. Quitarlas supone no tener reflejos para cualquier frenazo.

Ojo al sacar el bidón

Sosten siempre el bidón a un lado de la boca mientras bebes, para que nunca pierdas de vista el lugar en el que vas. Puede sonar obvio, pero ten en cuenta que cada movimiento que hagas mientras vas en grupo debe ser estratégico y deliberado.

Don’t be like Vincenzo Nibali! 🙂 © Profimedia, Corbis


Se un buen líder

Cuando te toque tirar, recuerda que usted es responsable de todo el grupo. Cuando estas liderando el grupo, trate de monitorear los problemas potenciales y avisa con anticipación de paradas inminentes o cambios de ritmo. Prepárate para avisar a los demás si surge algo, querrás que ellos hagan lo mismo por ti.

Mantén la calma

Por último, pero no por ello menos importante, trata de mantenerte relajado. Montar en grupo va a ser estimulante y un poco aterrador, pero es menos probable que cometas un error o entres en pánico cuando no estés tenso y agarres el manillar ferozmente. Relájate, disfruta de tu entorno y aprecia la belleza del movimiento sincronizado del grupo.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.