Llevar la bicicleta en el avión tiene sus ventajas, pero puede ser caro y trabajoso. ¿Cuáles son las ventajas de subir la bicicleta en las nubes y, por otro lado, por qué es mejor alquilar una bicicleta en el lugar de destino? No hay una verdad definitiva sobre cómo hacerlo, pero puedes elegir de acuerdo a los escenarios hipotéticos más comunes para ambas situaciones. Vamos a resumirlos todos.

Compartir:

¿Por qué llevarle en el avión?

Ya conoces la biici Se ajusta exactamente a tus medidas y también sabes cómo llevarla. No debe haber sorpresas desagradables ni defectos ocultos. Sólo tienes que desmontar la bici y volver a montarla cuando llegues al destino.

No perderás más tiempo eligiendo la bicicleta adecuada en la tienda de alquiler. A pesar de que puedes elegir el tamaño adecuado on line antes de partir, pueden surgir malentendidos inesperados y dificultades como excusas como que “tu” bicicleta ha sido desafortunadamente alquilada a otra persona cinco minutos antes de tu llegada.

Las normas para volar con la bici dependen de cada compañía aérea. © Profimedia

 

Si tienes una bicicleta específica con tus medidas o unas expectativas técnicas de alto nivel, puede ser difícil – o costoso – encontrar una bicicleta apropiada de alquiler.

El proceso de desmontaje y reensamblaje te convertirá en MacGyver II. De esta manera, aprenderás a solucionar cualquier problema o mal funcionamiento utilizando sólo las herramientas básicas.

A veces, las bicicletas de alquiler son del tipo de gran fondo, capaces de sobrevivir al duro manejo de varios usuarios, por lo que tienden a ser más sólidas y pesadas de lo que sueles utilizar

¿Por qué alquilar?

Pasarás medio día desmontando la bicicleta y envolviendo las partes frágiles en material blando con la esperanza de que proteja a su tu bici de fibra de carbono del desastre. Sin embargo, nada es seguro

Algunas de las compañías aéreas cobran una fortuna por llevar tu bicicleta a bordo. Por esta cantidad de dinero, podrías fácilmente alquilar una bicicleta de la misma calidad o incluso mejor.

Viajar en avión es molesto incluso sin una gran bolsa para facturar. Moverse desde y hacia el aeropuerto con la bicicleta en una caja significa costes adicionales y, en realidad, es una tarea para una empresa de paquetería. Lllegar al destino con sólo un casco, pedales y zapatillas en la mochila es mucho más fácil.

Estarás nervioso durante todo el viaje de ida y vuelta, imaginando la mala praxis de los encargados de llevar el equipaje en el aeropuerto. Y, hasta cierto punto, cualquier equipaje puede convertirse en un objeto perdido. Estar sin una bicicleta en tus vacaciones en bicicleta te obligará a alquilar una.

También puede exceder el límite de peso, lo que puede supone volver a desembalarde la caja de bicicletas en el aeropuerto para dejar neumáticos de repuesto y una bomba de aire en la papelera.

Si viajas con más personas o con la familia, puede reducir los costos solicitando descuentos en el alquiler de bicicletas en grupos.

La alegría de llegar a su destino de ensueño en bicicleta podría estropearse en cuestión de segundos si la bicicleta llega con un golpe o rota. Sin ninguna compensación a la vista acabas molesto por la situación desesperada, matas al empleado de la aerolínea y pasas el resto de tu vida compartiendo habitación con las cucarachas de una prisión.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.