El ciclista a veces se siente como un animal de presa sobre el asfalto a punto de ser cazado. Aquí tiene unos consejos para evitar posibles accidentes. 

Evitar circular cerca de la acera

Evitar circular demasiado cerca de la acera le hace más visible para los conductores. Y también, cuando algún coche comienza a adelantar, dejando una distancia más cercana de la que usted podría estar cómodo con, todavía tiene suficiente espacio para echarse a un lado.

 

Cuando un coche va detrás de tí

¿El coche que está detrás de ti te molesta por estar demasiado cerca? No hay nada más fácil que dejarlo ir parando en la estación de autobuses, en el camino lateral o en en la acera. No cuesta demasiado y te hará ir  más seguro en bicicleta.

This should be a basic know-how with every driver's licence.

A post shared by We Love Cycling (@wlcmagazine) on

Utiliza colores brillantes

Quizás no eres un apasionado de la moda de colores, pero para los conductores no hay nadie que pregunte por tu estilo preferido. La imagen no aporta nada a tu seguridad. La vida puede depender de sólo por una fracción pequeña de segundos conductor en que tarda en reaccionar un conductor y si eres visible te detectarán antes.

 

Revisa los mapas y usa carril bici

Revise los mapas antes de salir e intente encontrar tantos carriles bici utilizables como sea posible para evitar el tráfico pesado. Especialmente cuando vas con niños, siempre es la mejor opción.

Ojo con las puertas de los coches

Esta es la pesadilla de todos los ciclistas. Mientras estás pasando una fila de coches estacionados, una de las puertas del coche se abre de par en par y se hace un obstáculo casi insalvable en tu trayectoria. La mayoría de las veces es difícil prevenir esta situación, pero puedes reducir el riesgo significativamente si vas mirando cuidadosamente los coches estacionados y pones los dedos en las palancas de freno si ves a una conductor dentro

Apréndete las reglas

No sólo porque es obligatorio para todos los usuarios de la vía pública, sino también porque conocer las reglas evita que el ciclista tenga dudas que podrían acabar en un accidente o peor aún, convertirse en el culpable.

Meanwhile in Prague… ?

A post shared by We Love Cycling (@wlcmagazine) on

Ponte el la piel del conductor

Nos guste o no, las bicicletas, en general, representan un obstáculo para los demás usuarios de la carretera. Por eso es útil entender las necesidades de los conductores. De la misma manera que los conductores que también son ciclistas son mucho más tolerantes contigo, tu serás  considerado un ciclista mucho más amigable al dar paso a los coches que comparten carretera contigo.

Anticipate

No queremos que aprendas a leer la mente de nadie. Pero en la carretera, es imprescindible  responder adecuadamente a cualquier problema lo antes posible. Necesitarás una empatía y habilidades de observación, pero incluso sin estas habilidades, puedes invertir segundos de tu vida en considerar los próximos movimientos de los coches que te rodean. ¿El coche rojo delante tuyo va a ir más despacio porque ha encendido las luces? Entonces deberías frenar.

The most cycling-related British picture there is.

A post shared by We Love Cycling (@wlcmagazine) on

No olvides las lcesg

Ten en cuenta que los días son más cortos en algunos períodos del año y puede que llegues más tarde del atardecer a casa. Por eso es mejor tener siempre una luz trasera conectada a la tija del sillín. En las ciudades o en las carreteras, las luces delanteras y traseras son muy útiles, incluso durante el día debido a su mejor visibilidad.

No te vuelvas loco

A veces, es difícil evitar un conflicto, especialmente para dos personas que reclaman mismo el derecho de paso. Quizás a veces relajar el temperamento puede ser doloroso, sin embargo, no tanto como quedarse en el hospital después de que te embista un coche con el que has discutido.