ŠKODA logo

La Titan Desert se vuelve a renovar y en la edición de 2018 propone un trazado mixto por Marruecos. De las altas montañas de Boumalne Dades al desierto de Erfoud, que será quien acabe decidiendo el ganador de la carrera de MTB más dura del mundo. Media docena de etapas en las que volverá a concurrir un pelotón en el que se mezclan deportistas de alto nivel, conocidos del mundo de la televisión y de los medios de comunicación y aficionados en busca de cumplir su sueño, que es llegar a la meta de la zona de Erfoud.


Eso sí, para conocer los trazados exactos de las etapas de la Titan Desert 2018 habrá que esperar al mes de marzo. Lo que sí han adelantado de la edición 2018, que se celebrará del 29 de abril al 4 de mayo, es que las dos primeras etapas serán de montaña en la región marroquí de Boumalne Dades. Allí los desfiladeros y las piedras de esta zona de casbash y pedregales pre desérticos marcarán la etapa inicial, que llegará a los 2.500 metros de desnivel. Un récord hasta ahora.

Después de las montañas La Titan se adentrará en el desierto y las dunas. La tercera etapa será además maratón, es decir, los ciclistas tendrán que llevar encima todo lo que necesiten para ese día y pasar la noche en una haima común en el desierto. Quedarán dunas y más dunas y una jornada de navegación pura y sin señalización, para que el dominio de la orientación y el GPS tenga reflejo en la clasificación final.

Novedades 2018

Además de la recuperación de la montaña, la Titan 2018 también presenta novedades a nivel organizativo. Quizás la más significativa va dirigida a todos los ciclistas que desean conocer la carrera y todavía no tienen experiencia. Del 24 al 26 de noviembre en Burgo de Osma realizará su primer Clinic Oficial. En él quieren que los especialistas en la Titan aconsejen sobre cómo afrontar la carrera y qué materiales llevar. También realizarán rutas en bici para probar la pericia de los nuevos titanes.

La otra novedad tiene que ver con lo social y se llama Titan Life. Es una campaña dirigida a los participantes y a la caravana para que su paso por Marruecos sea todo lo sostenible y respetuoso posible. Los ciclistas mediante una medida reglamentada tienen prohibido ensuciar los recorridos de la carrera. Antes de tomar la salida de cada etapa todos sus objetos como barritas y geles son etiquetados con el número de su dorsal, de esta manera quienes incumplan con la norma son penalizados en tiempo.

Lo que no cambia en la Titan es su afán de aventura. El día a día del ciclista pasar por dormir en haimas de tres personas en mitad del desierto. Compartir desayunos y cenas con el resto del campamento. Planificar las etapas. Gestionar los recursos de agua y avituallamiento para cada día. Medir fuerzas. Y sobre todo pedalear y disfrutar de un entorno único y de una experiencia que no suelen olvidar. Después están las clasificaciones y los premios, a las que suelen optar solo lo más preparados. Para el resto todo consiste en acabar la etapa de la forma más digna posible.

La edición 2018 tendrá las categorías clasificatorias de sub 23, élite, máster 40, master 50 y máster 60, además de féminas y equipos. También la clasificación Ambassador, que representa a ciudades, municipios y regiones y que está formada por parejas que deben rodar juntos en todo momento, La Corporate, que traslada la filosofía Ambassador al mundo de la empresa y la Fat Bike para los que vayan con este tipo de bicicletas. Las inscripciones se abrieron el 3 de octubre y se cerrarán el 16 de marzo.


.