Has decidido regalarte unas zapatillas ciclistas de invierno para combatir el frío. Pero antes de comprarlas, quieres sopesar tus opciones y conocer las diferencias entre los modelos. 

¿Vienen con una membrana impermeable? ¿Y la compatibilidad con las calas y los pedales? Yo soy de carretera, pero a veces me desplazo al trabajo. ¿Existen modelos sólo para carretera, o es una opción unas zapatillas ciclistas de invierno hechas para superficies mixtas?

¿Merece la pena una zapatilla ciclista de invierno?

Sólo tú puedes responder a esta pregunta. ¿Estás harto de tener los pies fríos cuando montas en bici en invierno y estás harto de gastar dinero en calcetines térmicos que no funcionan y en botines que se estropea a los pocos meses? ¿O vives en una parte del mundo en la que el clima invernal y las temperaturas bajo cero duran más que unas pocas semanas o meses? Entonces la respuesta a la pregunta es probablemente sí.

Winter Cycling
¿Necesitas unas zapatillas ciclistas de invierno? © Profimedia

Si tu clima es bastante suave en invierno, salvo algunos días excepcionales en los que se te enfrían los pies, pero no es nada que no puedas soportar, entonces la respuesta es probablemente no.

Independientemente de si has respondido sí o no a lo anterior, otra razón por la que las zapatillas de ciclismo de invierno  podrían ser una inversión digna es si estás cansado de la molestia de preparar tus zapatillas de clima cálido para el invierno cada año. Otra razón puede ser la pesadez de cambiar calas de las zapatillas ciclistas de invierno a las de verano y viceversa. Ya he pasado por eso.

Los beneficios de las zapatillas ciclistas de invierno

Ninguna zapatilla es perfecta, pero si eres el orgulloso propietario de unas zapatillas de ciclismo de invierno diseñadas para hacer frente a estos problemas específicos, tus días de pies fríos o húmedos en invierno podrían ser cosa del pasado. Y al igual que ese jerseyy favorito que te pones cuando tienes frío, tus nuevas zapatillas de invierno mantendrán tus pies bien calentitos.

Además, podrás decir adiós a los incómodos botines y a la molestia de ponértelos y quitártelos. Piensa en el tiempo que te ahorrarás sólo con este paso. El agua que salpica de las ruedas a los pies ya no será un problema. Tus pies estarán protegidos de la humedad. Puede que el calzado de invierno pese un poco más, pero piensa en lo rápido que irás en primavera cuando vuelvas a usar tu calzado de clima cálido.

Estas son nuestras mejores zapatillas de invierno para carretera (sin ningún orden en particular) para combatir el frío:

Fizik R5 Artica

Fi:zik winter cycling shoes

  • Tipo: Carretera
    Estilo: Bota
    Suela: nylon reforzado con carbono
    A prueba de viento: Sí
    Membrana impermeable y transpirable: Sí
    Cierre: Speedlace y cierre de cremallera superpuesta
    Interior: Aislamiento de Mylar y cálidas plantillas de invierno
    Compatibilidad con calas: 3 tornillos
    Precio: 200 euros
    Peso: 442g (talla 42)
    Grado de temperatura: No se proporciona
    Otras versiones: Una zapatilla de montaña de dos tornillos con suela todoterreno
    Northwave Celcius R Artic GTX

Northwave Celcius R Artic GTX

CELSIUS ARCTICA SHOES

  • Tipo: Carretera
    Estilo: Cuello de neopreno (Easy fit Climaflex®)/bota
    Suela: reforzada con carbono (8 de rigidez)
    A prueba de viento: Sí
    Membrana impermeable y transpirable: Sí (Gore-Tex®)
    Cierre: Cierre superpuesto Speedlace
    Interior: Plantilla Arctic de 4 capas con forro polar para el aislamiento térmico
    Compatibilidad con calas: 3 tornillos
    Precio: 249,99 euros
    Peso por zapatilla 365g (talla 45)
    Temperatura: confortable hasta -10°C
    Otras versiones: Versión ancha disponible
    Sidi Zero Gore 2

Sidi Zero Gore 2

Sidi shoes

  • Estilo: Bota con cuello de neopreno
    Suela: suela de carbono (Millenium 5)
    A prueba de viento: Sí
    Membrana impermeable y transpirable: Sí (Gore-Tex®)
    Cierre: Cierre superpuesto con correa de velcro y un speedlace interior.
    Compatibilidad con calas: 3 tornillos
    Precio: 217 euros
    Peso por zapatilla: No proporcionado
    Grado de temperatura: Confortable hasta – 4°C
    Otras versiones: Versión ancha disponible

Gaerne Ice Storm 1.0

Gaerne cycling shoes

  • Tipo: Carretera
    Estilo: Bota con cuello de neopreno
    Suela: Fibra de carbono (índice de rigidez 8)
    Resistente al viento: Sí
    Membrana impermeable y transpirable: Sí
    Cierre: Cierre superpuesto Speedlace
    Interior: La membrana Duratherm® mantiene el calor
    Compatibilidad con calas: 3 tornillos
    Precio: 250 euros
    Peso por zapatilla: No proporcionado
    Grado de temperatura: Confortable hasta -4°C
    Otras versiones: Versión MTB disponible

45Nrth Ragnarök

Ragnarok

  • Tipo: Gravel/MTB
    Estilo: Bota con cuello de neopreno
    Suela: Nylon inyectado en fibra de vidrio sobre una horma de competición de alto rendimiento
    Resistente al viento: Sí
    Membrana impermeable y transpirable: El producto es altamente resistente al agua con una membrana impermeable de ¾ de altura, pero no es impermeable (la marca dice que para proteger los pies en condiciones extremadamente húmedas, es necesario cubrir el tobillo con culotte impermeable)
    Cierre: Cierre de superposición de Speedlace
    Interior: Aislamiento mínimo en comparación con la competencia
    Compatibilidad con calas: 2 tornillos
    Precio: 240 euros
    Peso por zapatilla: No se proporciona
    Grado de temperatura: Confortable hasta -4°C

Specialized Defroster Trail

Defroster shoes

  •  Tipo: Gravel/MTB
    Estilo: Bota con cuello de neopreno
    Suela: Compuesto de nylon
    Resistente al viento: Sí
    Membrana impermeable y transpirable: Sí con costuras selladas
    Cierre: Cierre superpuesto Speedlace
    Interior: Membrana Thinsulate® de 400 g que mantiene el calor
    Compatibilidad con calas: 2 tornillos
    Precio: 260 euros
    Peso por zapatilla 533g (talla 42)
    Índice de temperatura: Confortable hasta -4°C
    Otras versiones: Versión MTB disponible

Ajustes y consejos

Mantener los pies calientes es lo más importante, así que asegúrate de que tus nuevas zapatillas no te aprietan demasiado y de que tienes espacio para moverte alrededor de los dedos. No confíes únicamente en el aislamiento de la zapatilla para obtener calor. Deja espacio suficiente en el interior para tus calcetines térmicos o de lana habituales con los que cuentas cuando baja el mercurio. Las zapatillas de ciclismo de invierno demasiado apretadas impiden el flujo de sangre a los pies, lo que va en contra de mantenerlos calientes.

La membrana impermeable de cualquier zapatilla sólo llega hasta cierto punto. Los ciclistas no se meten en charcos, pero cuando cae, las salpicaduras de las ruedas pueden enviar una enorme cantidad de agua directamente hacia tus pies. La lluvia se desliza por cualquier prenda que lleves puesta, enviándola directamente hacia tus zapatillas, justo donde no la quieres.

Las zapatillas con un cierre más alto harán un mejor trabajo para evitar que el agua entre, pero hay una manera mejor. Puede que la policía de la moda te persiga, pero coloca el final de tus culotte sobre o el cierre del zapato en lugar de dentro de él. Al hacerlo, el agua se escurrirá y no entrará en las zapatillas.