Cuando decidí hacer 200 kilómetros a la semana para ir a trabajar en bici… fue un lío. Dudas, errores, modificaciones… pero después de seis años esto es todo lo que he aprendido. Aquí van los cinco consejos para ciclistas novatos.

Compartir:

1 – Planifica la ruta y después mejórala

La opción más corta de un mapa no siempre es la más adecuada. Una ruta más larga con menos semáforos, cruces y que no atraviese vías de tren puede ser más atractiva. Si va en bicicleta para ponerse en forma, considere una ruta con más subidas.

Tome ejemplos. Observe a estos otros ciclistas con los que se encontrará varias veces a la semana.

2 – Equipamiento adecuado

¿Cuánto tarda en llegar al trabajo? ¿Tiene duchas en su lugar de trabajo o en un gimnasio cercano? ¿La bici se queda en el exterior? Si hace viento de costado es mejor una mochila que llevar alforjas. . Todas estas preguntas podrían ser artículos por derecho propio. Piensa cómo deberías vestirte.

Qué bici vas a emplear. ¿Una bici económica porque las carreteras están llenas de sal, o una bicicleta de montaña porque parte de su ruta es un camino de tierra? Tal vez una bicicleta plegable porque parte de su trayecto es el transporte público. Mi ruta era por carretera, así que usé una bicicleta de carretera.

3 – Cuidate

El ciclismo te pondrá en forma, pero el entrenamiento cruzado con yoga y pilates te hará un ciclista más fuerte. Incluso la más mínima mejora en su fuerza central mejorará su producción de energía, así que haga algo de trabajo en el suelo o vaya al gimnasio.

Hice un promedio de 220 kilómetros a la semana durante 5 años antes de recibir un masaje deportivo. La masajista empezó por los pies y se puso nerviosa. Cuando llegó a los muslos ya estaba gritando de dolor. No repitas mi error – si vas a recorrer esta distancia en bicicleta, un masaje deportivo cada dos meses no será tan doloroso.

4 – En ciudad, vaya por el centro del carril

Debe ir por el centro del carril dentro de la ciudad.  Si va por el lateral y hay una alcantarilla o abren la ventanilla de un coche solo podrá desviarse hacia el tráfico, haciéndolo impredecible para los automovilistas.

Dentro de la ciudad vaya por el centro del carril siempre que la leyes lo permitan. No se preocupe por compartir la carretera con coches y camiones – mi experiencia me dice que son mucho más amigables con la bicicleta de lo que los medios sociales quieren hacerle creer.

5 – Respeta las normas de tráfico

Siempre me detengo en los semáforos en rojo por dos razones.  Primero, mis rutas eran mi entrenamiento, y cada parada es seguida por una aceleración. En segundo lugar, las leyes de tráfico están para cumplirlas.

Para el día cinco de la semana de entrenamientos se encontrará fatigado. No es prudente confiar en tu cansado cerebro para tomar decisiones en fracciones de segundo en el tráfico. Una vez me salté una rotonda, pero el conductor, que tenía derecho de paso, estaba alerta y frenó. Acepte que puede estar cansado y concéntrese en su seguridad.

¿Qué consejos compartiría con una persona que viaja por primera vez al trabajo?

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.