ŠKODA logo

Cuando era joven, siempre era 100% autosuficiente con la comida en mis viajes en bicicleta. Evitaba gastar dinero como evitamos el COVID-19 hoy en día y estaba muy orgulloso de vivir con lo que pudiera encontrar y cocinar. Ahora la historia es un poco diferente. Me gusta mezclar mis experiencias. Veo más colores del mundo. Y he llegado a amar mucho la comida y la bebida. Así que, en lo que respecta al equipo de cocina y a la nutrición, mi planificación se volvió tan sofisticada como la de asegurarme de tener todo el equipo técnico importante. Permitidme compartir mis consejos de cocina y nutrición para días de bikepacking con vosotros.

Hornillos de cocina

A no ser que planees comprar comida para desayunar/almorzar/cenar en el camino, tendrás que planificar cómo cocinar, ya que no puedes llevar demasiada comida contigo, especialmente en bikepacking.

Este artículo no se refiere a los viajes extremos que necesitan un equipo muy sofisticado para enfrentarse a vientos y temperaturas extremas o a la falta de combustible. Es para la mayoría de nosotros, mochileros de ocio, que seguimos intentando llegar a la parte lúdica de esta increíble actividad incluso cuando se hacen algunos kilómetros decentes. Lo que necesitamos es un equipo de cocina y nutrición sencillo.

Por lo tanto, creo que el factor más importante a tener en cuenta a la hora de elegir un hornillo es el tipo de combustible que necesita. Basándome en esto, diría que hay cuatro tipos principales: multicombustible, de cartucho de gas, de combustible líquido y de leña.

Multicombustible/hibrido

En su día, mi primer hornillo fue un multicombustible. Siempre pensé que era mejor estar preparado para todo. Más tarde, descubrí que cocinar con gasolina de una gasolinera no es precisamente lo mejor, ya que huele muy mal y deja todo sucio, así que, a menos que pases por un destino exótico muy remoto, un multicombustible ya no es mi primera opción. También son más pesadas y ocupan bastante espacio, así que no las llamaría minimalistas.

Multi-fuel stove
Los hornillos multicombustible son estupendos para las grandes aventuras, pero suelen ser más pesados y grandes.

De cartuchos

Este tipo utilizan cartuchos que contienen gas (butano, propano, una mezcla de los dos). Son muy fáciles de usar. De hecho, si te das un paseo por una zona de acampada, verás que la mayoría de la gente las utiliza. Son limpios ya que no entras en contacto con el combustible y son ligeros, mi Optimus Crux Light pesa unos 72 gramos. Además, puedes elegir el tamaño del cartucho en función de la duración y las necesidades de tu viaje, lo que las hace más flexibles. Para ir en bicicleta, tengo un cartucho que pesa menos de 200 g y otro que pesa casi 500 g en mi furgoneta.

Por lo tanto, si voy en bicicleta por mi país o viajo a algún lugar en coche, estos hornillos son mi opción favorita. Si viajo en avión, pueden ser un problema ya que no se puede embarcar el cartucho y no quiero arriesgarme a perder tiempo en el destino buscando una tienda que los venda. Además, en lugares con mucho viento, pueden ser bastante complicados, por lo que un paravientos podría ser una buena idea (más adelante se habla de los accesorios). Todavía recuerdo cómo el agua para cocinar la pasta tardaba siglos en hervir cuando recorría la costa oeste irlandesa en bicicleta.

Cartridge stove
Los hornillos de gas son ligeros y sencillos.

De combustible líquido

Cuando se viaja a un destino en avión, un hornillo de alcohol es una muy buena opción, ya que todo lo que necesitas es un líquido que contenga más del 70% de alcohol, que puedes comprar en muchas tiendas diferentes como supermercados, farmacias o ferreterías al llegar. Es una opción económica, segura y fácil de conseguir, como se indica en la página web de Trangia, probablemente el fabricante de hornillos de alcohol más famoso que conozco. Llevan existiendo desde 1925, así que supongo que lo están haciendo bien. Lo que me molesta de esta forma de cocinar es que tengo que pensar en cómo llevar el alcohol. De hecho, se necesita una botella específica para ello, lo que significa pensar más. Lo que me encanta de este sistema, además de ser estupendo para los viajes internacionales, es que en realidad no necesitas ningún equipo para cocinar a última hora. Puedes utilizar simplemente una lata de cerveza o de refresco y es algo muy chulo. Hay muchos tutoriales de bricolaje en Internet, y este me gusta especialmente.

DIY stove
Los hornillos de combustible líquido son mis favoritas para los viajes internacionales y se pueden hacer incluso con latas de refresco.

Hornillos de leña

Los hornillos de leña pueden ser baratos y minimalistas, y lo único que necesitas es leña. Por otro lado, cocinar lleva más tiempo y no es posible hacer fuego en todas partes. Además, el fuego llama la atención. Creo que son muy chulas y acogedoras para determinadas ocasiones, pero tienen un uso limitado, en mi opinión. A menudo, en verano, mis amigos y yo nos desplazamos a las afueras de Praga y pasamos la noche en las colinas de la capital. En esa ocasión, utilizamos un hornillo de leña porque ayuda a crear un gran ambiente. Tengo una Oakvue que compré en Amazon.

Wood-burning stove
Ideales para Instagram.


Accesorios

Set de cocina

Cuando tienes una hornillo, también necesitas un set de cocina. Por suerte, casi todos los fabricantes venden un set de cocina específico. Para mí, la regla es que tiene que caber en mi bolsa de horquilla delantera de bikepacking, como mencioné en mi artículo anterior.

Cooking set
Mi regla es que el set de cocina debe caber en la bolsa de la horquilla delantera.

Paravientos

Especialmente para los hornillos de cartucho, un paravientos es a menudo necesario (pero no obligatorio) ya que la llama está expuesta al viento. Hay muchas opciones, incluso las hay de bricolaje hechas con una lata. Yo prefiero no llevarlo conmigo para ahorrar espacio a no ser que el viento sea realmente fuerte (Irlanda, norte de Europa, paseos por la costa).

Petaca

De vez en cuando, me gusta tomar una copa de buenas noches con los amigos. Quizá porque celebramos el cumpleaños de alguien, un logro o simplemente un buen viaje que llegó a su fin. Así que, si tengo espacio, llevo mi petaca (llena de ron o grapa). Yo uso una de Cascada, pero hay muchos tamaños y formas diferentes en el mercado.

Flask

Máquina de café

La preparación de café es una parte importante de la cultura del bikepacking. Un ritual muy importante. Hay muchas maneras de disfrutar de una taza de café desde la comodidad de tu hamaca o tienda de campaña, rodeado de la hermosa naturaleza. La forma más sencilla es utilizar café instantáneo. No es muy bueno, pero es mejor que nada. La forma más emblemática es probablemente utilizar una moka italiana. Por supuesto, ocupa mucho espacio, pero es mi sistema favorito para los viajes locales cortos de fin de semana por los alrededores.

Luego hay productos increíbles y sofisticados para hacer café de alta calidad y sorprender a tus amigos como, por ejemplo, la Aeropress Go (326gr.) o la Nanopresso (336gr.). Ambos no son precisamente baratos, pero son pequeños y los resultados son increíblemente agradables.

Nanopresso

Comida preparada

Además de cocinar, siempre llevo algo de comida lista para comer. No voy a hablar de las barritas o los geles que todos conocéis, sino que me gustaría compartir algunos otros consejos sobre alimentos altamente energéticos que me resultan muy útiles, sobre todo cuando se recorren distancias extremas como, por ejemplo, la Rando Imperator, que disfruto casi todos los meses de mayo. Consiste en recorrer al menos 350 km sin parar a través de los Alpes con cualquier tipo de clima.

Soy originario de Italia, concretamente de la región del Grana Padano. Allí todos sabemos que el Grana es un superalimento, capaz de darte poderes casi divinos. Por eso, cuando recorro largas distancias, siempre llevo conmigo una bolsa de Grana en cubos.

Dried fruit

Además, siempre llevo carne seca (cecina). Es una gran fuente de proteínas, tiene un sabor increíble y es fácil de transportar. Lo ideal es que consiga un poco de la que hacen los amigos, pero si no está disponible, cada vez hay más marcas, ya que cada vez es más popular.

Por último, pero no menos importante, siempre llevo conmigo frutos secos. Son superalimentos esenciales para un ciclista. El único problema que tengo con estos alimentos es que me canso de comerlos a lo largo del día y, cuando tengo la garganta seca, me hacen toser mucho. En esos casos, vuelvo al Grana y a la cecina.