ŠKODA logo

La única superficie de contacto de una bicicleta con el suelo son sus ruedas. Por eso tener claro cual es la presión ideal de los neumáticos de tu bicicleta de carretera te puede ayudar a minimizar el riesgos en las bajadas y en días de agua, aumentar la velocidad, mejorar el agarre y prevenir pinchazos. Pero ojo, que no hay una presión ideal para todos. Te lo vamos a explicar.


Para determinar la presión ideal del neumático de bicicleta de carretera debemos tener en cuenta varios factores. Por un lado el peso del ciclista, las condiciones meteorológicas de ese día, el tipo de neumático que es y el tipo de asfalto o tierra por el que vamos a circular. Las indicaciones de la presión máxima que soporta el neumático vienen en la parte lateral junto con el tamaño del neumático y la sección.

Según el peso del ciclista

La primera medida fundamental es el peso del ciclista. Como norma general los ciclistas más pesados deben llevar más presión en las ruedas y los más ligeros menos. Eso sí, sin salirse de los rangos de presión que marca el fabricante. En bicicletas de carretera, por ejemplo, suelen estar entre 6 y 9 bar.

También es importante tener en cuenta la distribución de los pesos. La rueda delantera siempre lleva 0,5 bar menos que la trasera. La explicación, que el peso del ciclista suele estar en la parte de atrás de la bicicleta y por eso necesita más presión.

Como norma general, esta tabla que publicó Vitoria sobre los pesos de los ciclistas y la recomendación de bares es de lo más útil.  (En la izquierda define los neumáticos por el TPI, es decir, a más TPI, más calidad y mejor deslizamiento).  Normalmente es el el 10% del peso del ciclista más la bicicleta. Un ciclista de 62 kilos y una bicicleta de 8 kilos serían 70 kilos/7 bares.

 

Según el tipo de neumático

Hasta hace unos años solo había dos elecciones, tubular o cubierta, ahora también se ha incorporado el tubeless al mundo de la bicicleta de carretera.

El tubular, como sabes, funciona igual que en los coches, aunque va pegado a la llanta y tiene una cámara cosida dentro. La cubierta va talonada y en su interior lleva una cámara de aire, mientras que el tubeless va talonado y en su interior, solo lleva aire y líquido antipinchazos.

Si tomamos como referencia la cubierta, el tubular nos permite llevar algo más de presión (0,5 bares) y mejorar el deslizamiento sobre la carretera. Y en terrenos bacheados como los adoquines de Roubaix también podemos rebajar la presión del tubular (incluso hasta los 4 bares) para adaptarnos mejor al terreno. Con el tubeless, en cambio, se puede reducir 0,5 bares de media con respecto a la cubierta sin temer un pinchazos

En el caso de la cubierta no se puede jugar con esas presiones inferiores, riesgo de pinchazo, ni superiores, riesgo de reventón.

Según el tiempo y el estado del asfalto

En los días de lluvia el principal objetivo es que la rueda no patine y tenga buen agarre. Con una presión de inflado  alta se reduce la superficie de contacto del neumático con la carretera y es más fácil que resbale. Con todos los tipos de neumático conviene rebajar 0,5 bares la presión de la rueda delantera para mejorar el agarre. Con tubulares incluso puede ser algo más.

Para los días de asfalto bacheado, adoquines o tierra, lo ideal es utilizar tubular o tubeless. Al no tener cámara de aire puedes reducir la presión de inflado varios bares sin riesgo de dar un llantazo. También conviene rebajar la presión 0,5 bars para ganar comodidad.

Según el tamaño del neumático

Desde hace unos años la sección del neumático de carretera ha crecido de forma considerable. Desde las sección de 23 del 2000 se ha pasado a un 25 habitual e incluso un 28 para los modelos de bici de carretera más cicloturistas. Este aumento de sección mejora la comodidad del ciclista y la superficie de contacto con el asfalto y, en teoría, sin pérdida de deslizamiento.

Con el aumento de sección también se puede disminuir la presión de inflado, igual que ocurre con los neumáticos de las bicicletas de montaña, más ancho y necesitan menos bares. Como normal general, el tubular o cubierta con sección de 28 o incluso 30 se utiliza en carreras como Roubaix, en las que se necesita poca presión para amortiguar los baches, reducir la vibración y adaptarse al terreno.