ŠKODA logo

El ciclismo es un ejercicio aeróbico que nos ayuda a quemar calorías mientras fortalece los músculos de las piernas. Aunque muchos otros beneficios son bien conocidos, una amenaza oculta está al acecho ahí abajo para causar problemas de salud en los cuerpos de los hombres.

Compartir:

Mientras que algunas personas utilizan la bicicleta para ir al trabajo, otras se lo toman más en serio. Según varios estudios, los hombres que andan mucho en bicicleta pueden desarrollar problemas de erección como consecuencia involuntaria de pasar demasiado tiempo en el sillín

La conexión entre montar en bicicleta y los problemas de erección se descubrió hace siglos. El médico griego Hipócrates identificó el problema sexual en los hombres que montaban a caballo, dijo: “Los golpes prolongados a caballo pueden hacer que los hombres no sean aptos para las relaciones sexuales”.

Man cycling
Cual es la conexión entre el ciclismo y la disfunción erectil? © Profimedia

Por eso el ciclismo puede afectar a tu capacidad de conseguir una erección y cómo evitar que el ciclismo afecte negativamente a tu salud sexual.

Cuando te sientas en la bicicleta durante mucho tiempo, el sillin desarrolla una presión en tu perineo, que es el área que se encuentra entre el recto y el escroto. El perineo es rico en las arterias y nervios que suministran al pene sangre rica en oxígeno.

Si un hombre está a punto de tener una erección, los impulsos nerviosos del cerebro envían excitación al pene. Estas señales nerviosas permiten que los vasos sanguíneos se relajen y aumenten el flujo de sangre a través de las arterias hacia el pene. Cualquier problema con estos nervios, vasos sanguíneos o ambos puede llevar a la incapacidad de tener una erección suficiente o una erección en absoluto. Este trastorno se llama disfunción eréctil (ED).

Los problemas del tipo de sillín. © Profimedia

 

Los hombres que pasan muchas horas en una bicicleta reportaron entumecimiento y dificultad para tener una erección. Los expertos creen que la disfunción eréctil comienza cuando las arterias y los nervios se oprimen entre el estrecho asiento de la bicicleta y los huesos púbicos del ciclista.

¿Significa esto que todos los ciclistas masculinos se enfrentan a un riesgo de experimentar una disfunción eréctil tarde o temprano? Por suerte, según algunos otros estudios revelados, podría haber una luz al final del túnel. El Journal of Men’s Health lanzó una estudio que duró varios meses. Los investigadores estudiaron a 5.300 ciclistas varones y examinaron si habían experimentado síntomas de disfunción eréctil o si se les había diagnosticado infertilidad en los últimos cinco años. La conclusión no reveló ninguna conexión directa entre el ciclismo intensivo y la disfunción eréctil o la infertilidad. Aunque algunos estudios nos advierten mientras que otros nos calman, cada ciclista puede experimentar diferentes impactos del ciclismo. Por eso los expertos recomiendan un cierto grado de conciencia, sobre todo si el entumecimiento aparece después de varias horas en el sillín.

Cyclist rear view
Tu puedes reducir el riesgo de disfunción erectil. © Profimedia

 

¿Cómo reducir el riesgo de disfunción eréctil cuando eres un ciclista que hace muchos kilómetros? Con algunos ajustes, puedes seguir andando sin poner en peligro tu salud sexual o sacrificar tu vida amorosa. Aqui tienes algunos cambios que puedes hacer para reducir el riesgo de disfunción eréctil.

  • – Reemplaza tu sillín estrecho por uno más ancho provisto de un acolchado extra para apoyar tu perineo.
    – Baje el manillar. Al inclinarlo hacia delante, la parte trasera de su cuerpo se levanta del asiento y se alivia la presión sobre el perineo.
    – Use culottes con badana extra para obtener una capa más de protección.
    – Limita la intensidad del entrenamiento de acuerdo con las sensaciones actuales de tu cuerpo
    – Toma descansos regulares durante los entrenamientos largos. Haz cambios en la forma de sentarte y levantate de forma regular.
    – Añade otro tipo de ejercicio. Correr, nadar y otras formas de ejercicio aeróbico.
    – Si notas que se desarrolla dolor o entumecimiento en el área entre el recto y el escroto, deja de montar en bicicleta por un tiempo y observa la evolución de tu cuerpo. Si el malestar persiste y comienzas a preocuparte por tu salud sexual, intenta ver a tu urólogo.