Laurin y Klement, dieron sus primeros pasos en un pequeño taller de bicicletas en 1895 en la entonces Austria-Hungría, la actual República Checa, por lo que es natural que los vehículos de dos ruedas ocupen un lugar importante en las actividades actuales de ŠKODA. En 2004, la marca se convirtió en el socio oficial de vehículos del Tour de Francia, y sus coches han garantizado desde entonces el buen desarrollo de la carrera. Alrededor de 250 OCTAVIA y SUPERB de ŠKODA se ponen en marcha cada año para ayudar a escribir otra historia de éxito del Tour. Vamos a explicarte el papel  de cada grupo de vehículos ordenados por función.

Compartir:

Primero, algunos números impresionantes. Un solo coche de ŠKODA del Tour cubre una distancia de aproximadamente 10.000-12.000 kilómetros cada año, el total de toda la flota de ŠKODA está cerca de los 2,8 millones de kilómetros, y los coches están tripulados por unos 300 conductores y 60 técnicos. Estas cifras nos ayudarán a poner en perspectiva la importancia de los vehículos de apoyo del Tour.

El coche del director de carrera

La rutina matutina del Tour de Francia de Christian Prudhomme, director de ciclismo del Tour y de la A.S.O., implica siempre instalarse en el asiento trasero de un ŠKODA SUPERB especialmente modificado que funciona como un puente de capitán móvil que rige cada etapa. Este año, el honor recaerá en el nuevo híbrido de ŠKODA, el ŠKODA SUPERB iV. Como en el caso de sus predecesores, su distintivo tono ‘rojo’ captará la atención de millones de espectadores en todo el mundo, ya que el ‘Coche Rojo’ se convirtió en uno de los símbolos visuales más distintivos del Tour, a la par que el Arco del Triunfo. Su presencia es indispensable para el éxito de la gran carrera.

Tour de France
Escapada de seis en Turini, etapa 2 Tour de France. © Profimedia

En el interior, encontraremos la consola de mando y comunicación con una radio bidireccional colocada entre los asientos delanteros, que transmite a través de seis antenas montadas en el techo. El Sr. Prudhomme la utiliza para ponerse en contacto con sus comisarios de carrera, para contactar con el cuartel general de la carrera, para recibir peticiones y consultas de los coches de equipo y para dar órdenes sobre el recorrido de la etapa. El techo solar de cristal retráctil hecho a medida del coche no es sólo una declaración de estilo – el director de la carrera lo utiliza para ondear una bandera blanca en el kilómetro inicial de cada etapa, poniendo el pelotón en movimiento y guiándolo a medida que avanza. Además de estos complementos esenciales de organización, el coche tiene un detalle encantador: la melodía de la bocina se ha alterado para que tenga un sonido característico y es el coro del cielo para cualquier fanático del Tour El Coche Rojo Nº 1 también disfruta de una dosis especial de atención, ya que es el único coche al que se le permite cruzar la línea de meta en los Campos Elíseos antes que los corredores.

Sólo unos pocos afortunados mortales han tenido el honor de ver el SUPERB N º 1 Rojo desde el interior – incluyendo presidentes franceses y uno de nuestros redactores que resumió la experiencia única en este artículo.

Coches de equipo

Cada equipo tiene una flota de coches de apoyo a su disposición, con mecánicos, médicos, comida, bebidas, bicicletas de repuesto y todos los componentes imaginables, y uno no puede dejar de ver que el ŠKODA OCTAVIA es particularmente popular entre ellos. El orden de conducción de los coches de equipo está sujeto a una estricta jerarquía determinada por los organizadores de la carrera basada en la clasificación del  líder del equipo, que se actualiza al comienzo de cada etapa. El orden del convoy no es sólo un juego  con números y segundos ganados y perdidos – cuanto más cerca esté el coche del pelotón, más rápido puede llegar al ciclista del equipo si tiene problemas problemas. En las etapas de alta montañas y cuando hay abanicos se rompe el pelotón y los coches de equipo deben decidir a que altura de carrera están para dar apoyo a los corredores.

Tour de France
Julian Alaphilippe con el maillot amarillo de líder del Tour en la tercera etapa. (31 agosto de 2020) © Profimedia, EPA-EFE

Esa es también la razón por la que casi todos los conductores son ex profesionales del ciclismo. Cuando un coche de equipo es llamado a la acción, necesita pedir permiso a Christian Prudhomme a través de la radio para romper la fila asignada y acelerar hacia un corredor necesitado. Lo cual es más fácil de decir que de hacer con los enjambres de otros coches, motos, ciclistas y espectadores que te rodean. Por eso quieres tener a alguien íntimamente familiarizado con el ritmo y el comportamiento del pelotón al volante para evitar accidentes. Pero si los coches de equipo no pueden intervenir con la suficiente rapidez o por cualquier razón, el ciclista en problemas puede seguir contando con la flota neutral de Mavic.

El coche Mavic de asistencia

Jens Voigt en 2010, Chris Froome en 2016, Rigoberto Urán en 2017 – todos estos corredores (y una parte de su clasificación) fueron salvados por un ángel vestido de amarillo. Esa descripción se aplica tanto a los coches de apoyo Mavic como a los miembros de la tripulación que los conducen. Los tres se encontraron en un aprieto similar: sus bicis dañadas, los coches de equipo alejados o atascados detrás, la línea de meta cercana y la carrera se les marchaba. Aquí entra en juego el vehículo de apoyo neutral Mavic. Se intercambiaron las bicicletas, se enderezó la patilla del cambio y pudieron acabar la carrera.

La flota de Mavic está compuesta por ŠKODA SUPERB (link al artículo Mavic), cada uno dotado con seis bicicletas de diferentes marcas, tamaños y pedales. Los coches son talleres de bicicletas sobre ruedas, que llevan una serie de bielas, tijas de sillín, cadenas, kits de pinchazos, etc., y cada componente puede ser intercambiado rápidamente por un mecánico experto que va detrás. Uno de los coches siempre se queda cerca del Red SUPERB de Christian Prudhomme con tres bicicletas especialmente ajustadas para los tres primeros clasificados de la clasificación general, listas para ser desplegadas para salvar el día si es necesario.

Los coches VIP ŠKODA para el Tour de Francia 

Al igual que el Coche Rojo, la flota del Programa de Hospitalidad de este año también incluye el ŠKODA SUPERB iV, uno de los dos primeros coches híbridos de la marca recientemente introducido. Puedes encontrarlos intercalados por todo el pelotón en determinados días, llevando a los afortunados y asombrados ganadores de nuestro concurso del Programa de Hospitalidad VIP de ŠKODA , en el que también puedes participar. Conducidos por antiguos profesionales del ciclismo, estos coches especiales  serpentean por las etapas para proporcionar una experiencia inolvidable a unos pocos seleccionados.

ŠKODA SUPERB

Echa un vistazo a los coches del Tour de Francia, del 29 de agosto al 20 de septiembre, en cualquier lugar entre Niza y París. Puede que nos hayamos acostumbrado a su presencia en la carrera hasta el punto de darlos por descontados, pero ahora ya se puede apreciar mejor el gran trabajo que ellos y sus equipos realizan cada año, así que dejemos que disfruten de un pequeño reconocimiento.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.