Últimamente ha habido muchas buenas noticias para los ciclistas. Con todo el mundo buscando formas seguras e independientes de transporte, muchas ciudades están invirtiendo en una mejor infraestructura para el ciclismo, ofreciendo incentivos para andar en bicicleta, e incluso proporcionando subsidios para ayudar a la gente a mantener sus bicicletas en buen estado. Todo esto sugiere que estamos en camino de tener más ciclistas en la carretera que nunca. Una gran noticia, ¿verdad? Bueno, no hay duda de que la comunidad está creciendo de diversas y maravillosas maneras, sin embargo, sigue habiendo un obstinado punto de tensión que parece aumentar cuando los entusiastas de la bicicleta se encuentran con el público no ciclista o intetan que sus compañeros no habituados a la bicicleta se animen. Además de la preocupación por la seguridad y la forma física, hay un mito persistente de que los ciclistas son, bueno, una especie de esnobs.

Para ser justos, parte de esta imagen tiene que ver con ciertos intentos de la comunidad ciclista de promover una especie de exclusividad. Desde las reglas que se están elaborando sobre lo que es y lo que no es aceptable, hasta una letanía de contenido en línea que aconseja a los nuevos ciclistas sobre cómo evitar “parecer un novato”, hay algo que parece que el ciclismo tiene un poco de sistema de clases. Y aunque es innegable el placer que se obtiene al delinear los diferentes “tipos” de ciclistas y averiguar dónde encajas, la verdad es que este modelo de selectividad hace más daño que bien.

Friends Cycling
Un grupo de ciclistas haciendo gravel, Powys Wales, UK. © redsnapper / Alamy / Profimedia

De hecho, en los últimos años hemos visto un impulso hacia una mayor representación en la publicidad y la aparición de varias iniciativas para introducir el ciclismo en las comunidades menos favorecidas. Sin embargo, todavía hay muchas cosas que refuerzan los estereotipos esnobistas que muchos nuevos ciclistas encuentran tan raros. Algunos defensores han señalado que un renovado énfasis en la utilidad de desplazarse en bicicleta podría ayudar a disipar esta asociación con la pretensión y, sin duda, ayudaría a que el ciclismo volviera a sus raíces de libertad y empoderamiento para todos. Entonces, ¿qué más podemos hacer para que esto suceda? En el interés de difundir la idea correcta de nuestro deporte y conseguir que más personas abracen la vida sobre dos ruedas – al mismo tiempo que se honra la fortaleza de aquellos que están ahí fuera realizando grandes hazañas en sus bicicletas – echemos un vistazo a algunas formas en que podemos recordar al público que el ciclismo es una actividad accesible que puede ser disfrutada por todos.

Valora cualquier iniciativa en bici

Todos nos hemos reído mucho reconociéndonos en las divertidas representaciones de las diferentes facciones de ciclistas, pero es importante no dejar que la mentalidad de “nosotros contra ellos” se arraigue demasiado en nuestra psique. Ya sea que seas un fiel corredor, un ciclista de montaña, un guerrero urbano o un máster, es una buena idea recordarte a ti mismo que, en algún momento, sin importar cuán atrás parezca ahora, que la bicicleta fue un objeto misterioso y sin dominar. Antes de que se conquistaran las colinas, se ganaran los títulos o se destrozaran los kom, uno ignoraba las emociones que le esperaban. Puedes y debes celebrar todas las cosas que hacen que tu estilo particular de ir en bici sea único e impresionante, pero no lo uses como un medio para disminuir el valor de los demás. Seguimos siendo todos parte de la misma gran familia feliz.

Recuerda cuando empezaste a ser ciclista.


Entiende que la bici puede tener un rol diferente para otra gente

Hablando de aceptar diferentes tipos de ciclistas y asentir a la necesidad de aumentar la visibilidad del ciclismo utilitario, es importante recordar que cada individuo tiene una relación única con su bicicleta. Puede que disfrutes debatiendo los puntos más sutiles de por qué los frenos de zapata o de disco son mejores, pero esto simplemente no es el caso de todos. Una bici básica es todo lo que algunas personas quieren, necesitan o pueden permitirse. Si ves a alguien que practica una forma de ciclismo que no tiene sentido para ti, tómate un momento para recordarte ese útil refrán “hasta que camines una milla en los zapatos de alguien…”.

No des consejos no pedidos

Este es otro gran tema que aparece mucho en las discusiones sobre la cultura del club de ciclismo y la tienda de bicicletas. La desafortunada realidad es que un consejo inoportuno de alguien cuyo corazón está realmente en el lugar correcto puede tener consecuencias significativas y negativas. Hemos hablado de la necesidad de deshacerse de las explicaciones de los hombres y otras formas de discurso jerárquico que tienen lugar en algunos círculos de ciclismo, y la razón por la que esto es tan importante es que puede terminar desalentando a los nuevos en el deporte, y en última instancia, tener el resultado opuesto a lo que se pretendía. Como regla general, nunca se debe suponer que un ciclista tiene o no tiene un cierto nivel de conocimientos. Del mismo modo, la capacidad física o la competencia ciclista de una persona no debe ser influenciada por su género, el tipo de bicicleta que conduce o el vocabulario que utiliza para hablar de ello.

Good intentions don’t stop harm from being done. © redsnapper / Alamy / Profimedia


Muestra interés por todo tipo de ciclismo

De la misma manera que puede ser difícil morderse la lengua cuando se trata de dar consejos gratuitos en un paseo en grupo local, también puede ser casi imposible mantenerla tapada cuando se ve pasar una bicicleta mal cuidada o mal montada. De nuevo, recuerda que lo que funciona para ti puede no funcionar para todos y mantén la mente abierta. Del mismo modo, no denuncies las bicicletas eléctricas ni los diseños personalizados que te parezcan tontos, debemos celebrar la diversidad, la accesibilidad y la creatividad que prospera en nuestra comunidad.

Recuerda que todos somos ciclistas

Si aún no estás convencido de que esto sea algo de lo que preocuparse, haz la búsqueda en Google por ti mismo y encontrarás todo tipo de artículos sobre “cómo evitar parecer un novato” en tu bicicleta. Por supuesto, es una buena idea que los nuevos ciclistas se esfuercen un poco por aprender, pero también es importante que se sientan aceptados por los ciclistas experimentados. En el fondo, la comunidad ciclista se caracteriza por su calidez, apoyo y amistad, ¡así que asegurémonos de que la gente lo sepa!