La unidad más pequeña de cada plan de entrenamiento es un solo entrenamiento. Suena simple, pero hay mucho que considerar si quieres que tus entrenamientos sean efectivos. Echemos un vistazo más de cerca a cómo diseñar entrenamientos de ciclismo, establecer duraciones e intensidades, y establecer un sistema de nomenclatura útil.

Compartir:

Cada entrenamiento tiene que tener un objetivo

Una vez más, como con cualquier otro componente de un plan de entrenamiento, hay que empezar con su propósito. Con cada entrenamiento que creas, tienes que saber qué sistema o habilidad está diseñado para mejorar o mantener, como la resistencia muscular o la capacidad anaeróbica, por ejemplo. Evita asignar múltiples metas a un entrenamiento, más de dos probablemente sería demasiado y la sesión no sería efectiva.

Crea primero un borrador

Cuando empiezas a construir tu tabla de entrenamientos es útil acostumbrarte a hacer borradores. Te permiten tener una idea de cómo será el entrenamiento antes de decidir sobre los números específicos. Si tu objetivo para el entrenamiento es mejorar la capacidad aeróbica, entonces es fácil – un solo bloque con un serie de resistencia constante. Pero cuando se llega a la capacidad anaeróbica, la estructura se vuelve un poco más compleja con un calentamiento, intervalos con descansos intermedios y un enfriamiento.

Elige la intensidad y la duración

Cuanto más específico sea el ajuste de la intensidad y la duración de cada segmento de tu entrenamiento, más fácil será crear el estrés de entrenamiento deseado. Con el calentamiento debes asegurarte de que preparas tu cuerpo para lo que vendrá. Si vas a hacer un intervalo duro, entonces haz un calentamiento más largo e incluye algo de intensidad en él también. Cuando se trata de lo más especifico del entrenamiento, los intervalos, trata de establecer un número específico o un rango estrecho para la intensidad, ya sea vatios de potencia o el número de latidos por minuto. Después de establecer la duración e intensidad del núcleo de tu entrenamiento, considera toda la carga de entrenamiento realizada hasta ahora para determinar la duración e intensidad de tu enfriamiento.

View this post on Instagram

Looks familiar? 🙂

A post shared by We Love Cycling (@wlcmagazine) on

Añade nombres y descripciones a tus entrenamientos

Cuando decides sobre todos los detalles de un entrenamiento dado, es importante agregar una descripción para referencia futura. Debes establecer el objetivo del entrenamiento claramente y agregar cualquier consideración o nota previa al entrenamiento que sea relevante. Tan importante como una descripción es el nombre de tu entrenamiento. El propósito de crear una base de datos de entrenamientos es poder utilizarla repetidamente. Un buen nombre te ayuda a identificar las sesiones de entrenamiento adecuadas en el futuro al incluir el objetivo y un breve resumen de lo que hay dentro.

Más adelante en esta serie, verás ejemplos de entrenamientos individuales y algunos consejos profesionales para sacar el máximo provecho de tu plan de entrenamiento. Pero siempre puedes volver a este artículo como referencia ya que estos principios se aplican a todos los entrenamientos que quieras tener en tu futura biblioteca.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.