Me compré una bici que me gustó en la tele y salí a rodar con unos amigos… y en dos minutos, estábamos contemplando la pregunta existencial más difícil que un ciclista puede hacerse a sí mismo: ¿necesitas una bici nueva? 

Compartir:

Tienes niños?

Tus días de abuso de la fibra de carbono, joven y despreocupado, se fueron hace tiempo. Apenas  mira a la Colnago que cuelga ligeramente de las vigas del garaje por miedo a que se arañe de nuevo misteriosamente. Olvídate de las bicicletas convencionales, tienes que comprarte una bicicleta a prueba de familia

Tu otra mitad no puede quejarse si les concedes momentos de paz cuando sales a rodar para un “paseo familiar”. Cuanto antes enseñes a tus hijos a correr y observar la etiqueta del pelotón, mejor. Cómprate una bicicleta con armazón metálico que pueda soportar algún tipo de castigo, pero asegúrate de que tus hijos la respeten tanto como lo harían si fuera la Colnago. ¡Una bicicleta nueva!

Tienes coche propio?

Los coches son maravillosos, pero ¿no te llevan a todas partes demasiado rápido? Una de las alegrías del ciclismo es que los no ciclistas no saben realmente cuánto tiempo te lleva andar en bicicleta por todas partes. Muchos de mis amigos que no practican el ciclismo asumen que una ruta de 35 kilómetros le llevará la mayor parte de 4 horas – y yo no hago nada para disipar esta suposición.

Ser propietario de una bicicleta significa que puedes ir a tu propio ritmo, que suele ser mucho más rápido de lo que la gente cree. Si quieres tomarte tu tiempo en una ruta, parar a tomar un café y llamar a tu madre para charlar, puedes hacer todo esto en bicicleta y la gente no se molestará por el tiempo que empleastes. Si llegas tarde en un coche, tienes que fingir que se ha averiado o que te has estrellado contra un árbol. ¡Una bicicleta nueva!

Quieres ir más rápido?

El truco para ir más rápido es, por supuesto, comprar una bicicleta peor que la que tienes actualmente. Compra una single speed mal soldada, pesada, con cuadro metálico y una alta relación de cambio. Tus primeros cuatro meses de propiedad serán un infierno, pero podrás impresionar a tus amigos quitando la chapa de las de las botellas de cerveza con tus gemelos de acero.

Por lo tanto, una bicicleta nueva no tiene por qué ser mejor que la que ya tienes. Cambiar a un precio más bajo que el de tu bicicleta actual significará cambiar tu estado físico. Después de un año de tortura en tu nueva bicicleta mala, date el gusto de dar un paseo en tu vieja bicicleta buena. Como por arte de magia, tes sentirá como una bicicleta nueva de nuevo. ¡Una bicicleta nueva!

Quieres probar una superficie diferente?

Todo el mundo sabe que es imposible ir con una bicicleta de carretera por las zonas con grava y tierra. Así que la mejor opción es hacerse con un modelo específico de gravel y descubrir nuevas rutas. Eso si, no la confundas con una de ciclocross.

Y no te lo pienses dos veces a la hora de llevar a tus Dawes de los años 50 a unas vacaciones con pavé en Roubaix. Probablemente doblarás el cuadro en dos. Asegúrate de optar por un cuadro Roubaix específico para la superficie, diseñado para que los adoquines sean tan suaves como una autopista francesa recién asfaltada. Como mi abuelo nunca me dijo: “Nunca hay suficientes bicicletas…”.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.