Edu Prades ha vuelto a ser el ciclista que ilusionaba en el Caja Rural. Se ha reencontrado con los triunfos y no solo de etapas, sino con podios y victorias en vueltas de cuatro días. Castilla y León, Yorkshire y Noruega. Para el corredor del Euskadi Murias el Skoda Tour de Luxemburgo  era el final de la primera parte de la temporada. Una carrera desconocida para el público español, pero que guarda secretos y terreno made in Lieja Bastogne Lieja. Y después… queda La Vuelta

– Con el Skoda Tour de Luxemburgo acababas la primera mitad de la temporada y hasta entonces llevabas unos resultados excelentes (Ganador del Tour de Noruega, segundo en el Tour de Yorkshire, tercer en Castilla y León) ¿Qué ha cambiado en el Edu Prades del Euskadi Murias Taldea con respecto al del Caja Rural?
– Más bien poco, o nada… Podríamos decir que los humanos somos como los móviles, a veces nos quedamos un poco enganchados, se nos satura la centralita y dejamos de andar. Pero vamos al informático nos resetea y podemos volver a sacar el máximo rendimiento a nuestras cualidades. En este caso mi informático ha sido todo el equipo Euskadi-Murias, dónde han sabido darme la responsabilidad y la confianza para volver a ser el Edu de antes y seguir con la progresión.

– ¿Al inicio de la temporada pensabas que podías obtener unos resultados así? ¿Habias mejorado tus datios de vatios/kg?
– Cuando empiezas una temporada, y más viniendo de una mala como la anterior, siempre tienes dudas de si realmente te has estancado y ya has dado todo lo que tenías o si podrás seguir creciendo. Yo siempre había pensado que podría llegar a ese nivel o incluso mejorarlo, pero por unos motivos u otros no llegué a tener la regularidad y consistencia de este año.

En cuanto a los vatios/kg creo que no ha habido una mejora significativa, como te digo creo que ha sido más bien un tema de cabeza, de volver a sufrir con ganas, tener mentalidad ganadora y dar lo máximo por el equipo para devolverles la confianza depositada.

– ¿Te ha ayudado esto a definir tu rol en el pelotón. Ahora demás de un ciclista rápido en llegadas con ‘chicha’ ahora optas a Vueltas de tres días a una semana?
– Sí, siempre he pensado y se me ha encasillado en carreras de un día o vueltas de este estilo, sin finales en alto HC ni cronos largas (los prólogos no me van mal y los puertos explosivos tampoco). Al final este tipo de vueltas son una consecución de clásicas y hay que salir a ganar todos los días y eso me gusta.

– Cómo se hace la táctica para una carrera como el Skoda Tour de Luxemburgo . Tenías una crono corta de inicio, dos etapas con previsible final al sprint y otras dos de media montaña. Tipo clásica
– A tope el prólogo.Los dos días más de sprint intentar echar un cable al que esprinte más del equipo pero llegando lo más adelante posible, por tema de puestómetro que puede ser decisivo y en las de media montaña o más clásica darlo todo para ganar y conseguir bonificaciones.

– A la última etapa llegas décimo a 32 segundos del líder, Pasqualon. ¿Cuales eran las consignas para hacer en carrera en intentar asaltar el podio?
– Ya empezamos la carrera bonificando en el intermedio, todos los segundos cuentan. Después la consigna era ganar, no había otra, a no ser que cedieran los del podio y eso era difícil. Así que salimos a ganar la etapa. El equipo se dejó la piel, pero finalmente solo pude ser segundo en meta y me quedé con la medalla de chocolate a solo un segundo del podio. De haber ganado me hubiera metido en el tercer escalón del podio.

– ¿Salió todo como se esperaba o no? Porque fueron dos al palo. Segundo en la etapa y cuarto en la general.
– Si nos hubieran dicho de firmar este resultado en enero podríamos decir que salió como se esperaba o mejor, pero viniendo con la forma y motivación que veníamos y con los resultados conseguidos se puede decir que nos quedamos a un pelo de lo que esperábamos.

– Para el que no conozca Luxemburgo, plano del todo no es ¿verdad?
– Me entra la risa! nada más llegar a Luxemburgo capital ya te das cuenta que plano va a haber poco. Hay opción de hacer carreras planas, eso es verdad, pero también hay opción de meter repechos y puertecillos para aburrir, y a segunda opción mola más.

– Como se vive el ciclismo allí, porque es ambiente de clásicas
– En Luxemburgo la verdad es que fue un público bastante contenido, no fue lo de Yorkshire o Noruega. Creo que faltó ambiente para el tipo y nivel de carrera que es.

– El terreno es similar al de Lieja Bastogne Lieja. Te ves disputando alguna vez la Decana
– Tuve la suerte de correr la Lieja Bastogne Lieja sub23 con el ECP-Aluminis Sant Jordi y fue una carrera que me encantó, aunque después de una caída y tener que cambiar cinco veces de bici estaba claro que no era mi día y tuve que abandonar. Pero ojalá pudiera sacarme aquella espinita y estar luchando en el grupo de los mejores en los próximos años, tampoco pido más!

– El gran objetivo ahora de Euskadi Murias Taldea es la Clásica de San Sebastian y La Vuelta a España, pero, ¿Con qué idea llega Edu Prades?
– Sí, para mí se va a reducir a La Vuelta, para poder descansar ahora bien y después apurar más los días en altura. Así que dejaré de lado la Clásica y haré Vuelta a Burgos para coger ritmo y después La Vuelta. A poder ser habrá que ir a luchar por alguna etapa en Burgos, para ir cogiendo confianza y lograr algo grande en La Vuelta.

– ¿Cómo se prepara una Vuelta a España? Porque en julio y agosto mientras media España está de vacaciones te tocará entrenar
– Pues sí…por lo menos dormiré fresquito! en mi caso este año cambio de aires y haré la preparación en Sierra Nevada. Desde mediados de julio hasta principios de agosto y acabaremos de coger la forma en Burgos. Después asimilar bien los esfuerzos y llegar fresco a La Vuelta. Esta es la intención y la teoría, después ya veremos lo que sale.