Si alguna vez escuchas esto de algún nutricionista  ¡vete inmediatamente! Las nuevas pruebas científicas, y en algunos casos incluso el sentido común, demuestran lo equivocados que son estos consejos. Afortunadamente, algunos de ellos son menos comunes, pero aún así sigue propagándose. Vamos a repasar los cinco consejos que nunca debes tener en cuenta si quieres mantenerte saludable.

Compartir:

 5 Tirar las llemas de los huevos

Este consejo es el resultado de nuestros miedos pasados a la grasa y el colesterol. Afortunadamente, hoy en día sabemos que el colesterol dietético casi no tiene influencia sobre el colesterol en la sangre y que las grasas tampoco son todas malas. Por lo tanto, podemos dejar de tirar la parte más nutritiva del huevo, la yema, y disfrutar de sus beneficios para la salud y su maravilloso sabor sin el temor de aumentar nuestro riesgo de enfermedad cardíaca.

4 Cambiar mantequilla por margarina y aceites refinados

Este es el típico consejo que el sentido común dice que no es lógico. ¿Realmente se supone que debemos tirar la mantequilla, la grasa natural que hemos estado comiendo durante generaciones? ¿Y sustituirlo por un producto altamente refinado de la industria alimentaria? Margarinas y aceites refinados son con los que debemos tener cuidado, son los nuevos alimentos que no podemos confirmar de que son seguros para nuestra salud.

3 Cambiar el azúcar por edulcorantes artificiales

Un alto grado de consumo de azúcar es malo para la salud, hay pocas dudas sobre eso. Pero, ¿tiene sentido reemplazar azúcar altamente refinado por un edulcorante que no es natural? Creemos que no. Los estudios sobre edulcorantes artificiales cada vez ofrecen más dudas y no sabemos los efectos a largo plazo que pueden tener. Así que disfruta de pequeñas cantidades de miel o frutos secos como edulcorantes y no recurra a los fabricados en el laboratorio.

2 Todos deben consumir una dieta baja en grasas y rica en hidratos

La noción de que todo el mundo estará mejor con una dieta baja en grasa y rica en carbohidratos es simplemente peligrosa, y no se basa en una ciencia sólida. Cada vez más investigaciones demuestran que reemplazar la grasa por carbohidratos no trae beneficios reales. Además, al fomentar los alimentos altos en carbohidratos hace que la mayoría acabe tomando alimentos azucarados y refinados que promueven la sobrealimentación y el exceso de peso. Hay más maneras de construir una dieta saludable, todos tenemos genes únicos, vivimos en diferentes climas y disfrutamos de diferentes alimentos. El alto contenido de carbohidratos no es absolutamente el único, ni el mejor enfoque para la mayoría de las personas.

 1 Puedes comer lo que quieras mientras haces deporte

Este consejo es el que ha causado el mayor daño al mundo de la nutrición y de la condición física de todos. No sólo no funciona, sino que hace que parezca que tu seas el culpable por no tener suficiente fuerza de voluntad. El ejercicio es excelente y le ayuda a mantenerse saludable. Pero lo que comes tiene el mayor efecto sobre tu peso. No puedes escapar de una mala dieta. E incluso si puedes hacerlo a corto plazo, el ejercicio no convierte los alimentos poco saludables en saludables. Este pensamiento hace que las malas elecciones de la dieta parecen estar bien y eso es inexcusable porque si comes mal, tu salud empeorará tarde o temprano.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.