ŠKODA logo

Pagar por una biomecánica para la bicicleta no es barato, pero aún así siempre recomendamos que pidas consejo a un profesional si tienes dolores mientras montas en bici. Pero si los problemas son menores te explicamos como puedes solucionarnos tú mismo.

Las rodillas Charlie Chaplin 

Cuando pedaleas, tus rodillas apuntan hacia afuera, como hacía Chaplin en su famosa escena. Puede ser que para ti no sea un problema y no sientas dolor, pero estás desperdiciando un montón de energía. Además, seguro que las piernas te queman cuando subes un repecho. No te preocupes, no es nada grave, seguramente llevarás el sillín demasiado bajo.

La solución al problema es ir subiendo poco a poco la altura del sillín hasta que las piernas vayan paralelas al cuadro en cada pedalada.  De esta forma el pedaleo en cualquier cadencia será más sencillo y ganarás vatios extra.

Manos dormidas

Has visto en Youtube cómo poner las manos en las manetas y en el manillar de la bici, pero a los 20 minutos están dormidas. Alguna fuerza indefinible hace que te duelan y el manillar está montado de forma correcta. Algo va mal, pero no sabes por donde acertar. La solución está en el sillín.

Si el sillín esta demasiado retrasado o inclinado hacia abajo es muy posible que todo el peso del cuerpo esté soportado por las manos. Solo con poner el sillín nivelado y a su distancia correcta se te quitará el adormecimiento de manos.

Dolor en el cuello

Mantener la vista en la carretera es algo obligatorio, pero si te duele el cuello es una tentación bajar la cabeza para relajar la zona. Así te pondrás en riesgo tú y todos los usuarios. Normalmente el problema es que vas demasiado largo en la bicicleta.

Cuando montas en bici durante mucho tiempo el cuello se cansa, es problable que el problema se pueda solucionar con core y fortalecimiento, pero si llevas una bici nueva es muy problable que tengas que probar con una más corta.

Fatiga lumbar y de cadera

Hay una línea muy fina entre el dolor y la fatiga, pero si te duele la zona lumbar y mueves demasiado las caderas es muy problable que el sillín esté demasiado alto. Prueba a bajarlo 3 milímetros cada vez y rueda en un circuito plano durante 10 minutos. Si te sigue doliendo bájalo de nuevo.

Si acabas pedaleando como Chaplin (ver más arriba) habrás bajado el sillín demasiado rápido. Lo difícil de esta situación es que estás buscando un resultado negativo, no positivo. Es decir, la ausencia de dolor. Seguramente necesitarás rodar 100 kilómetros para encontrar la altura adecuada.

Rodillas torcidas

La causa del dolor en la parte trasera de la rodilla o en la zona exterior es muy fácil que sea un sillín demasiado alto. Deberás ajustarlo de igual forma que cuando existe fatiga lumbar. Otra causa puede ser la posición de la zapatilla en los pedales.

Tu cadencia no debe ser a pistones y de puntillas. Fíjate en los profesionales que empujan el pedal desde el talón y así consiguen hacer trabajar a los músculos de la pantorilla y sacar la potencia de isquiotibiales y glúteo, por lo que la zona de la rodilla reduce su estrés.