ŠKODA logo

La bicicleta siempre ha dado libertad. Desde pequeños es el medio para escapar y descubrir nuevos mundos. Rumbo a lo desconocido. Luego, cada cual avanza en su camino. Unos se quedan con llegar al pueblo de lado, otros con conocer montañas y países cercanos… y los más osados por la mayor empresa posible para un ciclista y el sueño de la mayoría, dar La Vuelta al Mundo en Bicicleta.

Lo complicado es el dar el primer paso. Trasladar todo lo que hemos estado pensando durante años a algo real. Hacer factible el sueño de una vida suele requerir años de preparación, tanto logística como económica e incluso mental. Javier Colorado, que anduvo 3 años pedaleando por más de 40 países cuenta en una entrevista a El Mundo que necesitó siete años para reunir todo el valor para dar la primera pedalada y emprender el camino.

Y es que en todo ese proceso hay que ir buscando patrocinadores y vías de financiación. Antes de la era tecnológica el apoyo solía ser de amigos, familiares y alguna empresa que luego veía reflejado su patrocinio en un libro si la aventura llegaba a buen puerto. Internet, como siempre lo revolucionó todo. Campañas de crowfounding o vídeos y relatos en directo desde los lugares más recónditos del mundo en redes sociales con miles de seguidores ayudan a que la visibilidad de la marca incremente las opciones de conseguir presupuesto.

Quizás la forma más curiosa de conseguir dinero ha sido la de Alvaro Neil, el Biciclown. Su aventura arrancó en el año 2001 en los albores de Internet y en Sudamérica. Allí durante dos años llevó la sonrisa en bicicleta a los pueblos más pobres de la zona. Vestido de payaso y con cinco euros al día (lo que sacó de vender su coche) hizo sesiones de circo gratuitas. El proyecto acabó en el libro Kilómetros de Sonrisas, que ya va por su cuarta edición, y en un ciclo de conferencias que le llevaron a un proyecto mayor.

Desde 2004 Álvaro lleva recorriendo el mundo con la campaña Kilómetros de Sonrisas Around de World. El pone pedaladas, entusiasmo y humor para los pueblo más pobres del mundo. Patrocinadores, su blog de internet y la decena de libros que ha editado y que se pueden comprar en su web hacen el resto. Lo que comenzó como un proyecto de dar la vuelta al mundo en 10 años todavía no ha concluido, y van 13.

LA BICI Y LA RUTA

En la mayoría de los casos no hay duda alguna en qué tipo de bicicleta utilizar, lo más resistente posible. Normalmente son modelos híbridos o de MTB con capacidad para adecuarles alforjas delanteras y traseras. Los pesos suelen sobrepasar los 30 kilos con todo cargado, aunque sólo sea lo imprescindible. Así, indefectiblemente, sólo cabe una opción de cicloturismo tranquilo. Dependiendo de los terrenos, el viento y la lluvia es difícil sobrepasar los 150 kilómetros diarios, por lo que una Vuelta al Mundo de 45.000 kilómetros se va, como poco para 3 o 4 años. O si decides ampliarla, como en el caso de Pablo García, te puedes ir a los 145.000 kilómetros y 17 años de viaje. O Álvaro Neil, que ya lleva más de 200.000 kilómetros.

El camino, si comienza en España, suele ir en dirección al este. Es la lógica natural. Buscando Francia, Italia, Eslovenia… El gran problema es atravesar el viejo continente. Las bifurcaciones y las dudas comienzan antes de llegar a Turquía. Está el camino del sur, que lleva hacia Georgia, Azerbayan, Iran... o del del Norte, por Rusia, Kazajistan y Mongolia. Gustos para elegir, con Nepal como punto de atracción por sus carreteras de más de 3.000 metros.

Después toca China y descender por el sudeste asiático para saltar de isla en isla. Avió o barco para atravesar Australia y otro hacia América, de norte a sur, o de sur a norte. Los grandes problemas suelen surgir en África. El Sahara es prácticamente infranqueable.  Javier Colorado optó por la vía del este, de Egipto a Sudáfrica por Sudán, Etiopía y cruce hacia el oeste por Zambia, Zimbaue, Bostwana, Namibia y Sudáfrica.  Pablo García no perdió el rumbo este y bajó desde Egipto a Sudáfrica bordeando la costa de Mozambique y Tanzania. Sólo el biciclown ha tocado Sahara en Marruecos, Mauritania y Mali, una de las experiencias más duras de su viaje.

Una aventura a la que dedicar una vida. Una forma distinta de disfrutar del ciclismo aventura y que está reflejado en textos, libros y vídeos con los que soñar.

– Bibliografía de ciclistas que han dado La Vuelta al Mundo:
– LA VUELTA AL MUNDO EN BICICLETA: UNA VIAJE SIN PRISAS ALREDEDOR DE UNO MISMO. Juan José Alonso Checa.
– Vagabundo: Una vuelta al mundo en bici.  Xavi Narro
Colorado on the Road. Videos.
Kilómetros de Sonrisas. Biciclown.
Pedaleando por el Globo. Documental. Pablo García.