ŠKODA logo

Hay un ciclista hecho a sí mismo y que nunca se da por vencido. Rueda unos 30.000 kilómetros en bici cada año, es Campeón del Mundo de Paraciclismo y tiene seis medallas de oro en los Juegos Paralímpicos. Su nombre es Jiří Ježek y el no tener una pierna no es un gran problema para él, practica un deporte tan duro como el ciclismo y a un nivel tan alto que le permite seguir ganando. ¿Cómo lo hace? Aquí tienes la historia de su vida. 

El accidente que fue una victoria

Las prótesis que lleva en la pierna no reduce su movilidad, pero si tiene problemas de durabilidad. Es decir, que se puede rompe. Por ejemplo, durante una carrera larga en 2008 en la República Dominicana se le rompió la prótesis en mitad de una etapa. No había forma de reemplazarla porque no hay empresas que las fabriquen. Así que tuvo que repararla con cinta adhesiva y acabar el resto de las etapas así.

No hay demasiadas cosas que Jiří no pueda hacer sin actitud. Si se le pregunta porqué se remonta  la infancia. Iba corriendo cuando un camión de cemento le atropelló mientras cruzaba la calle. Tenía 11 años y le tuvieron que amputar la pierna derecha a la altura de la rodilla. Cuando se le pregunta por el accidente sus comentarios sorprenden porque no son del todo negativos. “Me dieron una capacidad de autocontrol y determinación”, dice y explica cómo la pérdida de una pierna de la ayudado en su vida.

La recuperación le formó como persona

Sus padres pensaban que no iba a ser fácil para él cuando volviese a la vida real después de varios meses en el hospital. Él quería hacer justo los mismo que hacía antes. Y cuando le quisieron dar algún extra, como no quitarse los zapatos en clase por los problemas con su prótesis, él se negó. Quiso tener las mismas reglas que el resto de los niños para que nadie sintiese lástima de él. Esa actitud y experiencia acabó por darle una ventaja a lo largo de su vida.

Como se metió en el ciclismo

El ciclismo era para él una forma de moverse y poco a poco se convirtió en su hobby. Era una de las pocas actividades en las que podia sentirse de igual a igual con el resto. Empezó a entrenar cuando tenía 20 años, lo hizo duro y pronto se vio en el podio de varias carreras. Su primer gran éxito, después de seis años como amateur, fue clasificarse para los Juegos Paralímpicos de Sydney, en los que ganó dos medallas de oro.

Entrenando con una pierna

Con el tiempo, entro a trabajar en una empresa de prótesis, así podía tener varias para andar, correr o montar en bicicleta. Cuando mejoró su nivel ciclista, el buscó nuevo retos.  Para alcanzarlos tenía que hacer entrenamientos más duros, pero las prótesis se rompían o le acababan haciendo daño. Pero eso no le detuvo. Comenzó a entrenar más duro y alcanzó la medalla de oro con entrenamientos de una sola pierna.

Světový pohár UCI ParaCycling Oostende (BEL) – silniční závod. Bojoval jsem, nastupoval, ujížděl, ale tentokrát jsem neměl štěstí. Nevadí, spoustě lidí jsem svým závodním pojetím snad udělal radost… Díky mému týmu za servis, díky vám všem za podporu a ❤️ @sonatajezkova za ? a za tuhle fotku! ? Další krásné závody za námi!! ??????? UCI ParaCycling World Cup Oostende (BEL) – road race. The hard one. Good legs, strong heart, fighting mode back again. But not lucky. ? At the end, sorry, I didn't sprint, but I hope you can understand me… Next race, next chance, next show! Thanks for your support!! ?#fight #cycling #race #zavody #svetovypohar #paracycling #uci #motivace #motivation #belgie #ascdukla #duratecphantom #jirijezek #bojujeme #fullgas #fighthard #naplno #attack #duratecbikes #nutrendendurance #worldcup #welovecycling #ZippSpeed #inspiration #goforit #nexttime #besafe

A post shared by Jiří Ježek (@jirijezek74) on

El campeón de la mentalidad

Según el estudio de la Heidelberg University de Alemania, con una pierna amputada sólo puede ejercer el 70% de la fuerza que hacen el resto de los ciclistas. Sin embargo Jiří suele participar en carreras con ciclistas de dos piernas. No importa la posición ni el tiempo. Sólo el trabajo de fuerza extra que hace para seguir el ritmo de los otros ciclistas.

Sus capacidades al más alto nivel se probaron en 2010, cuando corrió en un equipo profesional. Se midió a ganadores de Tour de Francia, de Mundiales y al resto de las estrellas del pelotón. En 2013, aunque fuera de competición, participó en la contrarreloj inicial del Tour en Mont San Michel. Aunque no era parte de la carrera hizo mejor tiempo que tres de los ciclistas profesionales.

Aunque una carrera profesional no le vaya bien, nunca se baja de la bici, la aprovecha para seguir haciendo un buen entrenamiento. Su esposa y manager, Sonja, dice: “Jirka nunca da por perdida una carrera aunque se caiga, se haga daño, destroce la bici o los comisarios le dejen fuera de control”. Nosotros nos dimos cuenta de todo esto de primera mano cuando participó en nuestro equipo en L’Etape du Tour de 2016 y estamos felices de que lo haya hecho de nuevo este año.

La actitud de no rendirse jamás

Jiří tiene determinación y una gran capacidad de trabajo, eso le ha ayudado a ser el primer paraciclista profesional de la República Checa. Lo que hace a un campeón así es su actitud de no rendirse jamás. “Si tu te rindes una vez lo recordarás para siempre, por eso no debes rendirte nunca”, dice y explica porque rendirse nunca es una opción. Pero no se limita a decirlo, también lo hace.

Después de una grave caída en los Mundiales de 2014 en Estados Unidos, que le obligaron a estar hospitalizado durante semanas y en las que perdió 2 costillas, masa muscular en la parte superior del cuerpo y parte de un pulmón no se dio por vencido. Se recuperó, entrenó de nuevo y se calificó para los Juegos Olímpicos de Río 2016.