El tiempo libre es precioso para todos nosotros, pero las vacaciones de los ciclistas profesionales,son esas pocas semanas de octubre y noviembre y las cuidan como oro en paño. Es el momento de guardar la bicicleta -para la mayoría- y relajarse, probar algo nuevo o simplemente mirar a la pared y esperar a volver a subirse al sillín.

En este artículo destacaremos algunos de los mejores momentos del último mes, en el que el pelotón se ha soltado la melena y ha disfrutado. Porque, seamos sinceros, se lo merecen.

Adam Yates y su maratón en Barcelona

Vale, hace dos párrafos mencionábamos que los corredores se han relajado durante las vacaciones ciclistas Parece que Adam Yates no ha recibido el memorándum. En lugar de ponerse al lado del fuego y leer un libro, el corredor del Ineos Grenadiers salió a recorrer las calles de Barcelona, completando el maratón de la ciudad.

Con los cuerpos de los ciclistas evolucionando a lo largo del año para hacerlos mejores corredores, con la mayoría evitando las escaleras a toda costa, es una hazaña en sí misma que Yates haya sido capaz de completar una marathon. Pero el tiempo en el que acabó la carrera dejó a muchos incrédulos: marcó 2:58:06. En un post de Instagram, declaró que seguiría montando en bicicleta, lo que debió ser un dulce alivio para los maratonianos.

También declaró que “dos semanas en la playa no era la preparación ideal”, pero después de publicar ese tiempo, quizás la mayoría de nosotros nos estamos perdiendo el secreto de correr rápido: ¡relajarse en la playa!

Sol, playa y fantasmas?

Otros han llevado su tiempo de playa a extremos más ordinarios, como Daniel Oss, que nos mostró lo bien que se lo estaba pasando en Zanzíbar.

Otros estuvieron junto al mar probando nuevos deportes. Marco Haller, de Bahrain Victorious, estuvo en Sudáfrica, preguntando a sus seguidores cómo le fue en este par 3:

Por lo que se ve en los comentarios, no fue un hoyo en uno.

En EE.UU., Nathan Haas se sumó al espíritu de Halloween, disfrazándose de los Cazafantasmas. Ahora ya sabemos a quién llamar si vemos algún suceso sobrenatural.

Vacaciones… en bici

No sería una temporada de vacaciones ciclistas si no hubiera algo de ciclismo involucrado.

Los chicos de la Israel Start-Up Nation han estado ocupados, tomando el sol invernal de Israel con algo de bicicleta de montaña, como se ve aquí en el excelente selfie de Chris Froome tomado mientras montaba en bicicleta.

Otros han sido un poco más serios, desde el intento de récord de la hora de Alex Dowsett hasta Marianne Vos y Lucinda Brand destrozando el ciclocross a ambos lados del charco.

Pero tal vez la carrera más divertida fuera de temporada fue la de Larry Warbasse y Connor Dunne. El rouleur del AG2R y el ex profesional convertido en presentador de la GCN se reunieron en las Islas Canarias para el segundo capítulo de sus aventuras ciclistas.

Después de haber corrido juntos en el desaparecido equipo Aqua Blue Sport, se quedaron en la estacada en 2018 cuando el equipo anunció que se había retirado a pocos días del Tour de Gran Bretaña. La pareja, sin una carrera para, bueno, correr, y ahora desempleada, aprovechó la oportunidad para un viaje de mochila ciclista que pasó al folclore de las redes sociales del ciclismo; incluso hicieron una película sobre ello.

Después de haber seguido caminos profesionales diferentes desde 2018, la pareja ha estado tomando el sol de invierno en las islas Canarias y reavivando viejos recuerdos. Y por lo que parece, se lo están pasando en grande.

La máscara Nairo

Pero la mejor anécdota fuera de temporada de un ciclista que sale a disfrutar tiene que ser la de Nairo Quintana. A principios de octubre se hizo viral un vídeo en el que se le veía participando en el Cantante Enmascarado de Colombia, y poco hay que decir. Es tan loco como parece.

Ya sea participando en un concurso musical o corriendo una maratón, este variopinto pelotón no deja de sorprender cuando se baja de la bicicleta. Y lo mejor es que suele dejarte con una sonrisa – hazle caso a Cecilie Uttrup Ludwig. Y ese es el principal beneficio de cualquier tiempo de descanso: sonreír, relajarse y recargar las pilas.