Cambiar la forma de comer es difícil. Más vale que tengas una buena razón para hacerlo. Tu objetivo debe ser lo suficientemente interesante como para motivarte pero no demasiado extremo para que no sientas que estás fallando todo el tiempo. Veamos cómo establecer correctamente los objetivos de la dieta ciclista.


Se inteligente con los objetivos

Todos los objetivos de la dieta deben tener algunas cosas en común. El popular acrónimo SMART (en inglés) resume cinco aspectos importantes de un objetivo bien definido. Tomemos el objetivo “Quiero ponerme en forma” y veamos cómo se puede mejorar utilizando el enfoque SMART.

Sandwich
Intenta establecer tus objetivos utilizando el enfoque SMART. © Profimedia


• Específicos:
Pon algunos números y define los detalles. ¿Buscas un peso corporal específico? ¿O quieres mejorar tu tiempo en una ruta determinada?

• Medibles: Decide cómo vas a controlar tus progresos. ¿Te pesarás cada semana? ¿Vas a hacer un seguimiento de los vatios o a realizar recorridos de prueba cronometrados?

• Alcanzables: Asegúrate de que tienes suficiente tiempo, fuerza de voluntad y motivación para alcanzar tu objetivo.

• Realistas: Tu objetivo tiene que ser lo suficientemente grande como para que te entusiasme, pero no tan grande como para que no haya posibilidad de alcanzarlo.

• Limitados en el tiempo: Fija una fecha para alcanzar tu objetivo. Esto hará que la planificación sea mucho más fácil y que el seguimiento del progreso sea más útil. Incluso puedes definir hitos si se trata de un objetivo enorme.

Teniendo en cuenta todo esto, la forma SMART de definir el mismo objetivo sería: “Quiero pesar 5 kg menos en 2 meses para estar en forma para mi carrera favorita”.

Disponer de la técnica adecuada para definir el objetivo de tu dieta te ayudará a mantenerla. Veamos otros consejos que te ayudarán a seleccionar el objetivo dietético adecuado.

Food
¿Cual es exactamente tu objetivo? © Profimedia


Encuentra tu motivación

Los objetivos de la dieta ciclista suelen consistir en perder peso, cambiar la composición corporal o dejar de comer un determinado tipo de alimentos. Todos estos objetivos son valiosos, pero si se observa el panorama general, es posible que no sean lo suficientemente motivadores. Sabemos por las investigaciones que los cambios de dieta a corto plazo casi nunca se traducen en resultados duraderos. Entender por qué estás intentando perder peso, rendir mejor en una carrera determinada o estar más sano te ayudará a motivarte para mantener tu nueva forma de comer. Consulta nuestro artículo anterior sobre la motivación profunda para obtener más información

Objetivos a corto plazo

Los objetivos ambiciosos de una dieta ciclista son importantes, pero puedes perderte en el camino si tardas demasiado en alcanzarlos. Considera siempre la posibilidad de definir una serie de objetivos a corto plazo o hitos que te lleven al objetivo principal. Un ejemplo de objetivo a corto plazo podría ser cocinar 5 comidas en casa esta semana o pasar una semana completa sin beber alcohol. También puedse hacer un seguimiento de tu peso cada semana, pero ten en cuenta que la pérdida de peso no suele ser lineal. Espera una mayor pérdida de peso en las primeras semanas.

Incluso el mejor objetivo a largo plazo con objetivos de apoyo a corto plazo perfectamente definidos a veces no es suficiente para mantener el rumbo de tu dieta. La vida siempre encuentra una manera de interferir. Por eso, la próxima vez veremos cómo hacer frente a los contratiempos.