Algunas personas dicen que la proteína del suero es la mejor, mientras que otros se decantan por las fuentes de proteína de origen vegetal. ¿Cuál es la adecuada para ti como ciclista? Echemos un vistazo a las ventajas y problemas de las fuentes de proteína más comunes como la leche, la carne de vacuno, los huevos, la soja, el arroz o el guisante.

Compartir:

Las proteínas basadas en leche, las más populares

La mayoría de las proteínas en polvo que encontrarás en Internet o en tu gimnasio local contendrán proteínas de origen lácteo como el suero de leche y la caseína. Estas son proteínas de alta calidad con un perfil completo de aminoácidos y muy buena digestibilidad, por eso también están entre las mejor estudiadas. El suero es la proteína de la leche de más rápida digestión que también es alta en BCAA, por lo que es ideal después de un entrenamiento. La caseína, por otro lado, se digiere más lentamente, por lo que es mejor antes de acostarse para aquellos que quieren maximizar el crecimiento muscular.

Pero no hay que preocuparse demasiado por las diferencias, o bien uno va a hacer bien el trabajo o incluso puede elegir una mezcla. Sin embargo, hay dos grandes desventajas en las proteínas de la leche. Si eres alérgico o sensible a los lácteos, no puedes usar ninguna de ellas. Además, la cría masiva de vacas lecheras no es sostenible y causa sufrimiento a los animales.

La carne de vacuno es una de las fuentes de proteínas más comunes.


Huevos y carne para los intolerantes a la leche

Para aquellos que no pueden o deciden no utilizar las proteínas de origen lácteo, hay otros tipos de proteínas animales en polvo que tienen una calidad similar. La proteína derivada del huevo es una buena opción para los vegetarianos. Se considera una proteína completa como la de los lácteos.

Los polvos de carne también son una opción viable, siendo la carne de vacuno la fuente más común. La proteína basada en insectos surgió recientemente como una alternativa interesante. Los más populares están hechos con polvo de grillo y son de calidad similar a la carne de vacuno. Estas son definitivamente las más sostenibles de producir de todas las proteínas animales. La desventaja es que son un poco más caras porque la demanda es todavía baja.

Proteína de soja. Una buena opción

Las proteínas vegetales generalmente no están completas, pero eso no debería disuadir al atleta promedio de darles una oportunidad. Mientras tengas una dieta variada que incluya una mezcla de muchas fuentes de proteína, obtendrás todos los aminoácidos que necesites. La soja es una de las mejores opciones de proteínas vegetales. Contiene proteínas de alta calidad y las investigaciones han demostrado que es tan eficaz para mejorar la fuerza y la masa corporal magra en respuesta al entrenamiento de resistencia como el suero de leche. La soja es un alérgeno común, así que, al igual que los lácteos, no es para todo el mundo.

Protein-Powder-profimedia-0422908018.jpg
Proteína de soja en polvo © Profimedia


Guisante y proteínas de arroz

Si está buscando una alternativa de planta hipoalergénica, entonces el arroz o la proteína de guisante podría ser su mejor opción. Ambos son altamente digeribles, baratos y muy bien tolerados. Son proteínas incompletas, así que es mejor mezclarlas.

En el próximo artículo, veremos cómo leer las etiquetas de los polvos de proteína para que sepas cuál es la diferencia entre un concentrado y un aislado y cómo evitar los aditivos no deseados y reconocer los edulcorantes.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.