Es importante exponer la piel al sol para obtener vitamina D y también broncearse mientras lo haces. Pero la radiación del sol también tiene sus peligros. Si lo haces en exceso, podrías estar aumentando el riesgo de padecer cáncer y acelerando el envejecimiento de la piel. Veamos cuál es la mejor manera de proteger la piel del ciclista frente al sol sin sufrir graves consecuencias.

Compartir:

Las investigaciones demuestran que la exposición a los rayos UV del sol son las responsables de hasta el 80% de los signos visibles de envejecimiento facial, como las arrugas, la pigmentación y la reducción de la elasticidad. Además, la radiación UV es también la amenaza más grave en relación con el cáncer de piel. Aquí hay tres cosas esenciales que debes hacer para evitar el daño a la piel.

Aplica protector solar de 20 a 30 minutos antes de  salir, incluso cuando no esté soleado..


Crema protectora adecuada

Hay muchas opciones diferentes de crema cuando se trata del protector solar. El FPS, o factor de protección solar, mide cuánta energía solar se requiere para causar quemaduras solares cuando se usa protector solar en comparación con la piel desprotegida. Por ejemplo, un SPF 30 evita que el 97 % de los rayos UVB lleguen a la piel y un SPF 50 bloquea el 98 %. Es importante recordar que aunque los FPS más altos ofrecen más protección, no duran más que los números más bajos. Si tienes piel sensible, elige protectores solares a base de minerales que utilizan una barrera física (óxido de zinc o dióxido de titanio) en lugar de químicos. Además, evita los aerosoles ya que a menudo contienen alcohol que seca la piel.

Usa protector solar de 20 a 30 minutos antes de entrena, incluso cuando no esté soleado. Cubre los muslos y el dorso de las manos con crema solar ya que están constantemente expuestos a los rayos UV. Vuelva a aplicar el protector solar al menos cada dos horas.

Froome rueda con Alejandro Valverde durante la etapa 13 del Tour entre Le Bourg-d’Oisans y Valence, on July 20, 2018. © Profimedia, AFP

 

Elige ropa adecuada

Piensa en la ropa como tu primera línea de defensa. El protector solar sólo debe usarse en lugares que no puedas cubrir con ropa. Escoge ropa con un tejido apretado. Puedes hacer una prueba simple sosteniendo el material para comprobar que no puedes ver a través de la tela. Muchos fabricantes también ofrecen ropa con un alto índice de UV, que es ideal para el verano. Agregar una gorra alcasco también ayuda a proteger  oídos, nariz y labios.  Y no te olvides de tus ojos. Aseguratede usar gafas de sol con protección UV, incluso si no son adecuadas para el ciclismo, vale la pena.

Evita el sol más fuerte

Es mejor evitar las horas de máxima intensidad. El sol es más peligroso entre las 11:00 y las 15:00, así que trata de planear tus entrenamientos para la mañana o la tarde. Si es una etapa muy larga, quizás no venga mal una parada a mediodía.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.