El Giro de Italia 2019 entra en su fase decisiva y ahora llega la oportunidad de los escaladores para destronar a Primoz Roglic, que en la primera parte de la carrera ha sido el gran dominador. Desde el viernes 24 de mayo, en la etapa 13, llega la alta montaña con el final en el Lago Serrú. A partir de ahí será un sálvese quien pueda hasta la jornada final de Verona, con la última crono de 17 kilómetros.

Compartir:

ETAPA 13. PINEROLO – LAGO SERRÚ
Viernes 24 de mayo

La primera gran etapa alpina del Giro de Italia 2019 y que viene precedida por un aperitivo entre Cuneo y Pinerolo peligroso. Recorrerá el Piamonte de sur a norte con casi 200 kilómetros para terminar en el bello Lago Serrú, a un paso de la frontera con Francia y el Iseran, lo que asegura nieve en la cima, que está a 2.247 metros de altitud. Es una etapa clásica de montaña. Dos puertos iniciales no demasiados altos, ninguno por encima de 1.500 metros, Col de Lys y Pian de Lupo, pero con varios kilómetros por encima del 10%. Servirán para acumular metros de desnivel hasta la larguísima subida final al Lago Serrú. Son casi 40 kilómetros de continua ascensión, los 20 últimos como un auténtico puerto y los 6 finales con una media del 9,2%. Ideal para un escalador con fondo.

ETAPA 14. SAINT VINCENT – COURMAYEUR
Sábado 25 de mayo

La segunda etapa alpina del Giro es corta, 131 kilómetros, pero sin descansos. Un auténtico tobogán entre Saint Vincent y Courmayeur recorriendo el valle de Aosta para terminar al pie del Mont Blanc. Un día perfecto para emboscadas y lanzar la carrera desde el inicio. Nada más salir la subida a Verrayes, después del duro Verrogne (14 km al 7%), Truc de Arbe y la subida clave, el Colle de San Carlo, un auténtico puerto ‘perfecto’. 10,5 kilómetros al 9,8% de media y lo mejor, constantes. Sin descansos. De esos en los que si te abres de piernas puedes perder una minutada. Y no solo en la subida, sino en la bajada y el remate final de nueve kilómetros hasta Courmayeur.

ETAPA 15. IVREA-LAGO DE COMO
Domingo 26 de mayo

La tercera etapa seguida con dureza. Y no es una de alta montaña, sino un Giro de Lombardia en toda regla. 232 kilómetros y con toda la dureza en la parte final del recorrido. Primero 165 kilómetros más o menos planos hasta el Lago de Como y después la traca final sin descanso. Madonna del Ghisallo, descenso para subir a la Colma de Sormano (sin el muro), transición hasta Como y el Civiglio. Para los que no lo recuerden es el puerto donde se decidieron las dos últimas ediciones de Lombardia y que conoce a la perfección Vincenzo Nibali.  Solo 4,2 kilómetros pero con una media del 10% constante. Suficiente para romper a los más débiles y jugarsela en la bajada, de las más peligrosas de este Giro.

ETAPA 16. LOVERE-PONTE DI LEGNO
Martes 28 de mayo
Si tienes que elegir un día para ponerte enfermo y no ir al trabajo es este. Cuarto día de esfuerzo y después de una etapa de descanso. 226 kilómetros con Gavia y Mortirolo por sus vertientes más míticas. Qué más se puede pedir a un Giro de Italia. Llama a la épica y a rememorar gestas de antaño. Y quizás la etapa ofrezca estampas como en 1988 o 2014, cuando se ascendió el Gavia entre paredes de nieve.  Los primeros 100 kilómetros con la subida a Presolana servirán para hacer la fuga del día y el Gavia, con sus 18 kilómetros al 8% romperán la carrera. Descenso hasta Bormio, repechos hasta Mazzo di Valtellina y allí el Mortirolo, con su parte central al 13% terminará de decidirlo todo. El descenso estrecho hasta Édolo también dará juego, igual que los 15 kilómetros finales en continua subida hasta Ponte di Legno.

ETAPA 20. FELTRE-MONTE AVENA
Sábado 1 de junio

Es la última etapa de alta montaña pero los favoritos llegarán con cansancio acumulado de los días previos. Y es que la transición desde la jornada del Gavia pasa por una etapa en Dolomitas, otra plana y la subida final a San Martino di Castroza del viernes. Así que para los 194 kilómetros circulares entre Feltre y Monte Avena las fuerzas van a estar muy justas. En el corazón de los Dolomitas y sin tiempo para recuperar. De salida la Cima Campo, 20 km al 6%, después el mítico Manghen, con 18 kilómetros al 7% pero los últimos 6 con una media mantenida del 10%. Passo de Rolle, otros 20 kilómetros de subida y encadenado final con el Croce de Auna y el Monte Avena, 7 kilómetros al 7% y con la línea de meta al final.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.