Al finalizar el Tour de Francia, nos gustaría presentaros a un grupo menos conocido de ciclistas intrépidas que también han estado haciendo frente a la ruta de 3.351 km de 21 etapas. Con un día de ventaja sobre los hombres, 12 chicas amateurs han completado su propio circuito del Tour. Acompañados por un elenco rotativo de otros ciclistas entusiastas que se unen a ellas cada día para participar en la acción, estas guerreras quieren demostrar que también es posible un Tour de Francia para mujeres.

Donnons des Elles au Vélo comenzó hace cuatro años cuando, a la edad de 29 años, la ciclista Claire Floret decidió que la falta de un Tour de Francia femenino oficial no iba a impedirle desafiar sus límites y ver si tenía lo necesario para completar la ruta. Junto a otras dos ciclistas, completaron toda la carrera y demostraron que las mujeres podían hacer un recorrido igual que los hombres.

Después de un período de 6 años en los años 80, donde las mujeres corrían primero y completaban la mitad de la distancia que los hombres, el Tour de Francia de las mujeres fue cancelado debido a una declarada falta de interés por parte de los patrocinadores. Otro golpe a la igualdad de género en el ciclismo, los organizadores oficiales del Tour de Francia han dudado en comentar la posibilidad de un resurgimiento del Tour femenino. Sin embargo, en 2015, Floret y sus compañeras de equipo decidieron que había que hacer algo, así que siguieron adelante y recorrieron el Tour por su cuenta, completando la distancia completa de cada etapa.

Anna Barrero, otro miembro de Donnons des Elles au Vélo, explicó a We Love Cycling que le presentaron el proyecto hace tres años cuando era una de las científicas que trabajaba en un estudio médico sobre la fatiga cardíaca en el que participaban los ciclistas. “Cuando descubrí que estaban luchando por la igualdad de las mujeres y entendí los valores del proyecto (además de que me encanta el ciclismo) decidí participar también”, nos dijo.

Este año Barrero está junto a otras 11 ciclistas que forman un grupo consumado de científicos, maestros, periodistas, madres y mujeres impresionantes. Ninguna de ellas es ciclista profesional y, a pesar de las vidas muy diferentes que llevan el resto del año, se unen cada julio por una causa común: llamar la atención sobre la realidad del ciclismo femenino y exigir una recuperación del Tour de Francia femenino.

Los objetivos planteados por Donnons des Elles au Vélo (que se traduce literalmente como “dar alas a la bicicleta”, pero que también evoca un bonito doble significado en francés, “darle la bici”) son sencillos y bien definidos. En primer lugar, quieren promover el ciclismo femenino y unir a ciclistas de diferentes estilos y niveles, desde principiantes hasta profesionales. Lo hacen animando a corredores de todos los niveles a unirse a ellos en la etapa cada día, ya sea durante unas decenas de kilómetros o durante toda la etapa.

Barrero nos explicó: “Nos gustaría decirles a todas las mujeres que no tienen que tener miedo de andar en bicicleta o de cualquier otra cosa en sus vidas.” El mensaje es: “Salgan y hagan lo que quieran. Viaje un kilómetro, un tour o lo que usted desee, pero siéntase libre de decidir. Necesitamos tener las mismas oportunidades que los hombres y eso comienza demostrando que podemos hacer todo lo que nos propongamos”.

Además de animar a otras corredoras, Donnons des Elles au Vélo también quiere presionar a los organizadores de la carrera y a las autoridades para que relancen lo antes posible una verdadera carrera femenina y, a medida que demuestren por sí mismas de lo que son capaces las mujeres, la cuestión va a ser cada vez más difícil de ignorar. Mientras tanto, están trabajando para aumentar la cobertura mediática del ciclismo femenino con el fin de cambiar la imagen, romper el estereotipo y exponer la heterogeneidad presente en el deporte.

Lo que comenzó como un grupo de 3 hace cuatro años, Donnons des Elles ya se ha cuadruplicado en un equipo de 12, por no hablar de los cientos de otros corredores que han tenido la oportunidad de correr parte del Tour de Francia gracias al liderazgo de estas mujeres. Esperamos que este número aumente de nuevo el año que viene, ya que su proyecto sigue creciendo y cada vez más mujeres ciclistas se niegan a que les digan “no”.

Pues  puede seguir junto con Donnons des Elles au Vélo mientras completan las etapas finales del Tour.