Jan Celustka (38) es actualmente uno de los mejores triatletas olímpicos checos. Corriendo para el equipo Konrad Tools se convirtió en campeón de Triathlon Cross en Londres. En Training Camp en Tenerife Jan ha sido aún más rápido en una sección de descenso de Strava que Chris Froome. Jan,  conocido como el ciclista sin miedo, te aconseja cómo mejorar tus habilidades de descenso.

Técnica

El descenso se trata de la técnica. Una vez que la consigues, te conviertes en un mejor ciclista. Mientras que los circuitos de entrenamiento suelen ser planos,  siempre tienes la montaña y las carreteras estrechas para mejorar tu dominio de la bicicleta, que a la larga será más que importante. A pesar de ser subestimado, el descenso es uno de los tramos más importantes del ciclismo en carretera, al menos para salir ileso de una carrera. Y cuando sea seguro bajando podrás disfrutar de la misma brisa refrescante que Valentino Rossi experimenta en los circuitos de Moto GP.

Posición correcta

No hay ninguna posición “correcta” que pueda recomendar para bajar. Depende de la longitud de sus brazos y la inclinación en cada una de las curvas. También hay que tener en cuenta la calidad de la superficie y el número de curvas que vas a tomar. El viento y la presencia de otros ciclistas también pueden jugar un papel importante. Mi posición favorita, sin embargo, es meter in paralelo al tubo superior del cuadro con las manos en las abajo

Jan Celustka (R) competes during the 2011 Tiszaujvaros ITU Triathlon World Cup event in Tiszaujvaros, some 180 kms east of Budapest, Hungary, 14 August, 2011.


Mirar hacia delante

Mirar hacia las ruedas es uno de los mayores errores. Mientras desciende, los obstáculos pueden aparecer más rápido de lo esperado, por lo que es muy importante leer la carretera. Una vez que vea un obstáculo como un bache, prepárese para una maniobra de evasión. En primer lugar, compruebe si no hay ningún coche por detrás para evitar que meterse debajo.

Pies paralelos

Un pequeño turco es mantener ambos pies paralelos al suelo colocando su peso igualmente en ambos pedales. Tus talones deben estar ligeramente caídos. En esta posición, el frenado será más eficiente. Si necesita frenar más, siéntese en una posición más erguida creando una resistencia que funciona como un freno de aire.

Desarrollo fuerte

Si quieres ir más rápido, usa un desarrollo más fuerte Cuando ya no puedas acelerar usando el pedaleo, puedes añadir algo de velocidad con una posición más aerodinámica. Doble los codos y baje el pecho hacia el manillar levantando la espalda.

Manos en los frenos

Sus manos deben estaba abajo o con uno o dos dedos sobre las palancas de freno. Mantener las manos en las parte de abajo del manillar te ayudar a frenar con mas fuerza que si las llevas en la parte de arriba y además tienes el punto de gravedad más bajo, por lo que se asegura la estabilidad.

Usa los dos frenos

Siempre use ambos frenos. El freno trasero es mejor para mantener la velocidad en las curvas, mientras que el delantero es mucho más eficiente para detenerte, sin embargo, debe ser utilizado con inteligencia para evitar el riesgo de derrape. Para que el frenado sea más intenso, vete a la parte trasera trasera del sillin y empuje con más fuerza el freno delantero.

Curveo

Sin una posición adecuada el descenso  puede ser peligroso ya que podría perder la tracción adecuada en la carretera. Una vez más, mantenga las manos en la parte de abajo para descender su centro de gravedad y mejorar su aerodinámica. En el momento en que se acerque a la curva, incline la bicicleta con su peso corporal y enderece la pierna exterior mientras presiona el pedal exterior. Al mismo tiempo, la mano interna debe ejercer presión sobre el manillar produciendo un contrapeso. La parte más difícil es la capacidad de estimar la velocidad adecuada. Siempre es mejor disminuir la velocidad al principio que acercarse a la curva con demasiada velocidad, lo que hace que se pierda la curva perfecta. Mire hacia adelante a la salida de la curva. Parece lógico, pero no es tan fácil. Recuerda, donde mires es donde irás. El error crítico es mirar a un objeto potencialmente peligroso fuera de la carretera. Una vez que la gente fija sus ojos en los árboles, postes o barreras, probablemente terminarán estrellándose allí. Mire hacia adelante, incline la bicicleta, pierda su miedo a frenar siempre y lo acabaré logrando.

Bajadas con agua

En carretera mojada todos los peligros se magnifican porque sus ruedas tienen menos tracción. Tendrá que controlar su velocidad con más cuidado. Las líneas pintadas, las cubiertas de drenaje, los topes de velocidad y las hojas caídas o la grava son potencialmente peligrosos. Manejar una bicicleta sobre una superficie mojada se trata sobre todo de saber cuando frenar y controlar los neumáticos. En las curvas, ayuda a mover el centro de gravedad más hacia el exterior, empujando la rodilla interior hacia la carretera e inclinando la bicipor debajo de ti exactamente como lo hacen los pilotos de MotoGP. Sin embargo, sin entrenamiento, difícilmente se puede dominar. La única ventaja que las caídas sobre mojado suceden tan rápidamente que no da tiempo a asustarse.