Con el nuevo año quieres mejorar tu cuerpo ciclista y eso se traduce en tener más energía y perder peso. ¿Deberías seguir una dieta detox para perderlo de forma más rápida? ¿O deberías probar los zumos detox? Ambas cosas son populares, incluso en las redes sociales, pero ¿realmente ayudan a mejorar tu cuerpo? 

Compartir:

Lo primero que debe saber es que casi todo lo que se ingiere puede ser tóxico en una dosis excesiva. Sí, también incluyendo la col rizada y el té de hierbas. No puedes evitar ingerir toxinas. Eso sí, tu cuerpo está bastante bien equipado para lidiar con las toxinas. Para ello tenemos nuestro aparato igestivo, riñones, piel, pulmones, hígado, sistema linfático, y sistema respiratorio que todos nos ayudan a deshacernos de las toxinas con bastante eficacia.

 

¿Hay una sobrecarga de toxinas?

Aunque nuestros cuerpos están acostumbrados a lidiar con las toxinas, es cierto que nunca experimentaron una sobrecarga de toxinas como la actual en la historia de la evolución. Contaminación, exceso de medicamentos, falta de sueño, falta de deporte, grandes dosis de alcohol, tabaco, dietas pobres en nutrientes y productos de belleza bombardean nuestro cuerpo con una cantidad excesiva y anormal de toxinas.

No funciona

Así que, las desintoxicaciones ayudarán, ¿no? Lo más probable es que no; la mayoría de las dietas de desintoxicación y limpieza nunca se ha demostrado que eliminen notablemente las toxinas o conduzcan a la pérdida sostenible de grasa. De hecho, las dietas de desintoxicación pueden trabajar contra usted pasando por alto los sistemas naturales de desintoxicación del cuerpo y la creación de un ciclo poco saludable que va entre morir de hambre y comer en exceso. También pueden causar fluctuaciones de azúcar en la sangre y disfunción del sistema gastrointestinal.

 

Limpia primero tu estilo de vida

Entonces, ¿cuál es la solución? Bueno, ya que la sobrecarga de toxinas es básicamente causada por un estilo de vida poco saludable, la forma más segura de lidiar con ella es empezar a comer sanamente, moviéndose, eliminando malos hábitos y pasando tiempo en la naturaleza. Tal estilo de vida  permitirá a su cuerpo manejar la carga habitual de toxinas con facilidad y su peso probablemente se ajustará de forma natural

 

El problema es que muchas personas quieren estos resultados demasiado rápido o tienen una imagen corporal poco realista y quieren ir más allá de lo que pueden manejar con seguridad. Así que, el segundo paso debería ser desintoxicar tus pensamientos. Se consciente de esas dietas y limpiezas restrictivas, que provocan miedo, que aíslan, que agotan la salud, y concéntrate en disfrutar de su vida, diciendo sí a las oportunidades, viajes espontáneos, risas y seres queridos, y no preocuparse por lo que otros piensan.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.