Compartir:

Bailar sobre los pedales

Levantarse del sillin y bailar como Pantani se puede ver muy bien, no hay ninguna duda sobre ello. Pero el resto de la grupetta no lo suele ver tan divertido. Permanecer sentado en el sillín es la forma más eficiente de afrontar una subida larga siempre y cuando tengas una posición adecuada y estés bien situado sobre el sillín.

Hay veces en la que levantarte del sillín puede ayudar. Si te queman los abductores te puedes poner de pie, estirar las piernas y el dolor se calmará un instante. También si estás totalmente seguro y tienes fuerzas suficientes para arrancar y dejar al resto del grupo.

El ‘molinillo’

¿Cual es el principal problema del pedaleo continuo en ‘molinillo’? Que provoca una sobrecarga muscular que en una larga distancia aporta pocos beneficios. Quizás puedas manejarte a ”molinillo’ cuando la pendiente se pone al 8%, durante un par de kilómetros, pero si el puerto dura 20 tendrás un serio problema.

Marco Pantani ganador de etapa y Lance Armstrong segundo en el Mont Ventoux.

 

Utiliza un piñón menos. Si es bueno para algunos profesionales, también es lo bastante bueno para tí. Echa un vistazo al tweet publicado por Shimano sobre el equipo SKY al acabar la montañosa etapa 17 de La Vuelta (Subida a Los Machuchos). Shimano recomendó bajar un piñón para puertos largos. Este fue su consejo.

Mantener la misma velocidad

Las subidas no son solo para los friquis de la carretera, están bien para entrenar y mejorar la condición física de cualquier tipo de ciclista. Desde los asiduos al BMX o a los locos del descenso. Cuanto antes cojas la forma, antes podrás dedicarte a entrenar la técnica sin cansarte. La mejor manera de afinar, entrenar la subida a intervalos o series.

Las series de velocidad en subida combinadas con un tiempo de recuperación provocarán un estress en el sistema respiratorio. Si combinas los intervalos en subidas conseguirás entrenar más en menos tiempo. Con series de 20/25 lograrás lo mismo que en horas de entrenamiento y podrás dedicar ese tiempo a tus otras pasiones.

Tensión y estress

Cuando eres nuevo en la montaña una subida larga te puede causar impresión. Ten cuidado y nos pases esa tensión a tus músculos. La forma más rápida de darte cuenta si estás tenso ante una subida son tus manos. Si estás agarrando muy fuerte el manillar es que estás tenso y debes procurar relajarte.

Cuanto más entrenes fuera de la bici, más eficiente será tu cuerpo y podrás concentrar todas las energías en dan potencia a los pedales a través de las piernas. Esto significa trabajar el core, cuantas más tablas, ejercicios y pilates hagas mejor será tu parte centra y más relajado podrás ir en las subidas. 

Olvidarse de comer

Es algo que nos puede pasar a todos. En 2017 Froome contó su calvario en el Peyresourde no solo perdió tiempo en la etapa, sino que podía haber perdido todo el Tour pese a tener el equipo más fuerte de la carrera.

Froome describe así su ‘pájara’ que le dejó si fuerzas. “Me sentía bien y es como si se hubiese apagado el interruptor. De repente me encontré vacío. Débil y con un gran dolor de piernas. Cada pedalada me hacía daño“. Asi que ya sabes, para subir no hay que olvidarse de comer y beber.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.