ŠKODA logo

Es algo que se discutirá una y otra vez durante mucho tiempo. Como las E-Bikes o MTB eléctricas son una novedad, es normal que todavía tengamos desconfianza hacia ellas. Si tú eres un fan de las E-bikes y las utilizas habitualmente aquí tienes algunos argumentos que puedes usar contra los que las critican. 

¿Quién es el usuario habitual?

Con las e-bikes, el doble de los ciclistas pueden disfrutar de este deporte porque incluso las pueden utilizar los que no están en un nivel de forma adecuado. ¿Prefieres que los adictos a la televisión se queden en casa? Aunque quizás no es una bici para esta gente. Es para nuestros padres o abuelos que han perdido nivel físico. Las e-bikes les permiten hacer deporte, tomar aire fresco o disfrutar de unas vacaciones activas en vez de pasivas.

Cuando quieres salir con tu pareja es posible que tenga miedo de no poder seguir tu ritmo, pero con las MTB eléctrica tendrá confianza y disfrutará de la salida en bici. Mientras que tu pareja nunca había pensado en salir contigo con la bici, ahora podréis planear viajes ciclistas para ambos y no sólo para ti.

También se pueden usar en el caso de que hagas daño. Cualquiera que haya tenido una lesión en la pierna sabe muy bien lo duro que es volver al sillín después de mucho tiempo sin rodar. Las e-bikes te permiten ir poco a poco y dar movimiento a las articulaciones que han estado rígidas e inmovilizadas durante mucho tiempo. Nunca se sabe.

Es para tus compañeros de trabajo, que pueden ir a trabajar en transporte público o en su coche, pero que han descubierto una forma más ecológica de viajar e incluso la disfrutan.

También para gente que, por diversas razones, quizás por responsabilidades familiares, no tiene demasiado tiempo para entrenar como tú, aunque quiera. Las MTB eléctricas les permiten hacer el doble de kilómetros que una bici clásica y extender el territorio por el que rodar. Gracias a estas e-bikes eléctricas, ellos no tienen que dar siempre la misma vuelta cerca de casa.

¿Es hacer trampa?

¿Cómo de duro es rodar en MTB eléctrica? Esa es la cuestión que un montón de gente se pregunta. Sean ciclistas o no. Por eso se han hecho varias pruebas para buscar si los e-bikes hacen trampas. Los test han dado detalles interesantes.

La primera conclusión es lógica. Rodar más rápido te permite hacer una mayor distancia en un mismo tiempo. Si tú tenías dos horas para entrenar con una MTB eléctrica, no vas ganar tiempo para entrenar. Pero tu entrenamiento puede ser más divertido en estas dos horas. Puedes pedalear igual de fuerte que con una bici clásica, la única diferencia es que harás 50 kilómetros en vez de 30.

El otro argumento solo lo entenderás si has probado una e-bike. Es una crítica habitual a los ciclistas de Free Ride y Downhill. Suelen recibir reproches por lo aparentemente sencillo que es descender, pero cualquiera de los que hayan hecho descenso saben lo duro que es. Requiere de cualidades técnicas y cualquiera que no esté entrenado no podrá hacer un descenso sin parar varias veces para descansar sus brazos, hombros y la espalda, las partes del cuerpo que se mantienen más en tensión. Gracias al motor, los e-bikers pueden ir tranquilos en los llanos y en las subidas. Mientras que van en una MTB Eléctrica pueden reducir el desgaste muscular de las piernas y del resto de los grupos musculares.

Los test han demostrado que la media de velocidad de las MTB eléctricas aumenta un 5%, pero con un 40% de ahorro de fuerzas. Cuando vas en e-bike el corazón necesita trabajar mucho menos que si subes una cuesta por tus propios medios. Los resultados indican dos cosas: si, montar en MTB eléctrica es menos extenuante que en una bicicleta clásica. Pero por otro lado, estas bicis son una alternativa para ciclistas con problemas de salud que no pueden ir en una bici normal, como los que tienen lesiones de rodilla.

Desde el punto de vista puramente científico se ha demostrado que montar en MTB eléctrica es menos cansado que hacerlo en una bici clásica, por lo que podría ser considerado como una trampa. ¿Pero, a quién hacemos trampa? ¿A nosotros mismos? ¿Es porque disfrutamos más de la bici durante el mismo tiempo? Además, otro aspecto importante a tener en cuenta es el nivel de asistencia de tu e-bike.  Si eliges el modo turbo (sin motor) la fuerza que necesitas para subir una cuesta aumentará. Paradójicamente, en ese caso, el e-biker hará un entrenamiento más duro que un ciclista habitual. Así que ir en MTB eléctrica puede ser cansado, todo tiene que ver con el estilo de conducción que pongas.