Durante el Tour de Francia habrá equipos que se centrarán en la clasificación general del maillot amarillo, otros buscarán los sprints y el premio de maillot verde de la regularidad, mientras que algunos pensarán en las montañas y en la camiseta de puntos rojos. Hay reglas, unas escritas y otras no tanto, y al final los equipos buscan conseguir sus objetivos a través del trabajo en común. Esto es lo que necesita saber para disfrutar viendo Le Tour.

Compartir:

Mantener al líder a salvo

Las primeras etapas del Tour siempre son peligrosas porque todos los equipos están todavía con fuerzas y quieren ir en cabeza de pelotón. Las caídas y las lesiones están a la orden del día, por eso es vital el trabajo y el esfuerzo de los gregarios para proteger a sus líderes

(Brussels – Spa) Tour de France 2010.

La ironía es que, cuanto más se separan los equipos, mayor es el riesgo de accidentes en el pelotón. El lugar más seguro para los líderes es la cabeza del pelotón, el problema es que todos los equipos quieren estar ahí. Esta situación es casi imposible de regular a través de cualquier norma oficial, pero es emocionante ver.

El jersey amarillo

Ganar la Clasificación General (GC) significa que puedes llevar el Maillot Jaune. Para ganar la general es sencillo, el líder de un equipo tiene que completar todas las etapas en el menor tiempo posible.

Esto significa que un ciclista que lucha por la general debe ser un sólido todoterreno y tener condiciones para rendir tanto en la alta montaña como en las contrareloj.  Es difícil de entender, pero hay ciclistas que pueden llegar a ganar el maillot amarillo sin vencer en ninguna etapa.

 

Tenga en cuenta una cosa – Mark Cavendish puede ganar cada etapa llana al sprint, pero en cada una de las etapas de montaña perderá al menos 20 minutos con respecto a un escalador como Nairo Quintana. Mientras que Quintana casi siempre llegará en el mismo tiempo que Cavendish en cada etapa plana.

Escapadas y triunfos de etapa

Independientemente de quién gane el maillot amarillo, un triunfo de etapa en Le Tour es siempre un carácter especial, y los equipos más pequeños van al Tour a pelear por dos o tres etapas simplemente por el premio de subir al podio. Las escapadas son la mejor manera de lograr los triunfos de etapa, pero no la más fácil.

Al inicio de las etapas siempre hay intentos de fuga por parte de varios ciclistas. Por lo general, estos son los ciclistas que no tienen opciones en la general y, por lo tanto, nada que perder – su objetivo es mantener a sus patrocinadores felices por salir en televisión, y la mayoría de las veces son capturados fácilmente por el pelotón que utiliza sus fuerzas de manera mucho más eficiente.

Fugas de los líderes

Esto no quiere decir que entre los líderes no haya escapadas y se puedan divertir, pero solamente lo harán en sus condiciones más favorables. Eso es exactamente lo que hicieron Froome y Sagan en el Tour de 2016.

La etapa 11 del Tour salió con viento fuerte de costado, por lo que el pelotón había rodado a toda velocidad desde el inicio. Sagan se encontró en cabeza con Thomas, Bodnar y Froome. En el pelotón estaba aumentando la tensión por las caídas en la carretera de la costa de Carcasona, por lo que cuando Sagan atacó, pocos ciclistas se sintieron lo suficientemente seguros como para responder.

 


Froome saltó a la rueda de Sagan, y Bodnar y Thomas leyeron la situación y se dieron cuenta de que la general estaba en juego, así que los maillots amarillo y verde de Froome y Sagan se escaparon del pelotón. Sagan ganó la etapa, y Froome consiguió una distancia significativa sobre sus rivales para la maillot amarillo, acabando la etapa en el segundo lugar.

El Rey de la montaña

Los puntos que se dan en la cima de los puertos requieren un esfuerzo importante, por lo que los escaladores especializados tienen una ventaja. Las subidas se clasifican de 1 a 4, siendo las de primera categoría las más duras. Las categorías se pueden relacionar con las marchas de un coche – por lo que para subir un puerto de primera categoría es necesario llevar el coche de equipo en primera.

Los organizadores pueden dar bastantes puntos en la cima de una subida Cat 3 si la consideran lo suficientemente larga como para suponer el mismo reto que una subida más corta de Cat 1. Sólo existe una versión más dura que una Cat 1 – la Hors Catégorie (HC). Históricamente un puerto de HC está más allá de ninguna categoría. Tenía tanta dureza que ningún coche la podía pasar.

Conseguir puntos para el Maillot verde

Parte de los puntos que se dan para ganar el maillot verde se consiguen en los sprints intermedios. Suelen estar repartidos por la etapa para animar a los equipos a ir rápido y provocar escapadas y tensión en la carrera.

Donde más puntos se dan es en el sprint al final de la etapa, y esto anima a los equipos con sprinters especializados como Sagan, Greipel, Kittel o Cavendish a mantener el pelotón unido. Este trabajo es similar al que hacen los equipos de los líderes para dominar la cabeza de carrera, pero esta vez para dejar a sus sprinters cerca de la línea de meta.

Normalmente hay una ley básica para los sprints. Los equipos llevan enfilados a sus corredores y a sus sprinters para protegerlos en cabeza de carrera y a poco de la línea de meta les rebasan. Naturalmente, esto no siempre funciona y las caídas espectaculares son un riesgo real en sprints del pelotón.

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.