ŠKODA logo

No hay excusa para aquellos que conducen demasiado cerca de los usuarios más vulnerables de la carretera, entre los cuales se incluyen las motos y los caballos, pero principalmente la gente que circula en bicicleta. Dado que los automovilistas están perfectamente cubiertos en un vehículo que podría protegerlos de un impacto contra un muro a 50 km/h, tienden a relajarse al volante, aumentar la velocidad y dejar de prestar atención a lo que les rodea. O simplemente no son conscientes de la distancia que los ciclistas necesitan para sentirse y estar seguros, tal y como mostramos en la gráfica de abajo. Donde empieza la seguridad del conductor, acaba la del ciclista.

Inspirada por la iniciativa Operation Close Pass de la policía de tráfico de West Midlands, Cycling UK creó una campaña en Kickstarter para equipar a cada cuerpo policial del Reino Unido con una alfombra que deberá extenderse en el suelo e instruirá a los conductores acerca de la distancia segura a la que deben permanecer cuando adelanten a una persona que circula en bicicleta. Hace un año la policía de West Midlands creó un prototipo, que se puede ver a continuación.

“Cyclists, both pedal and motor, are vulnerable on our roads. We see some awful very close passes and people pulling in and out of junctions, putting cyclists in danger. The publically available figures speak for themselves – cyclists come off worse when they are in collision with a car. Often the car driver has taken an unnecessary risk, or didn’t see them. We will not tolerate this and wish to support all road users, especially the most vulnerable, in having a safe journey. This includes taking positive action in respect of looking at your footage and witness testimony. We will work with you to seek prosecution when appropriate, so we can alter the behaviour of those who take unnecessary risks and put you in danger.” @northwalespolice #welovecycling #cycling #roadbike #bicycle #cyclinglife #cyclingphotos #bike #cyclist #cyclingshots #cycle #ciclismo #bikeporn #fixie #outsideisfree #fixedgear #biking #velo #roadcycling #fromwhereiride #bici

A post shared by We Love Cycling (@wlcmagazine) on

La Operation Close Pass fue un éxito casi de la noche a la mañana y tuvo un impacto inmediato. Con sólo una semana parando a infractores, demostrándo lo que hicieron mal y multando a los reincidentes, las cosas mejoraron. Los ciclistas informaron de una enorme mejora general del problema y los comportamientos peligrosos por parte de conductores dejaron de ser comunes. La alfombra jugó un papel importante en este feliz cambio en los acontecimientos.

Este fue el motivo por el que Cycling UK decidió ayudar a las fuerzas policiales del Reino Unido, especialmente ahora que su financiación es constantamente reducida. Han creado su propia versión de la alfombra para distribuirla entre los agentes, ya que la idea fue muy bien recibida. “Hemos hablado ya con cuerpos policiales de todo el país para evaluar el interés de disponer de una de las alfombras, y tenemos el apoyo de la policía de West Midlands, los precursores de la iniciativa”, apunta un comunicado de Cycling UK.

De acuerdo con los impulsores de la campaña, no respetar la distancia mínima de 1.5 m supone un tercio de los incidentes que ponen en peligro la vida de los ciclistas en la carretera, y no hay razón para que la policía no persiga este comportamiento tan peligroso. “Cada cuerpo policial de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del norte necesita una de estas alfombras. Comprando al por mayor podemos rebajar costes y ayudar a la policía a mantener nuestras carreteras seguras”, asegura el portavoz de Cycling UK. Están recaudando casi 14.000€ para fabricar e incluso distribuir las alfombras a todas las partes interesadas. ¡Crucemos los dedos!