¿Te apetece hacer una ruta con propulsión eléctrica? Las tiendas ofrecen infinidad de bicicletas, aunque hay algunas alternativas a la compra de una nueva. Muchas bicicletas permanecen inactivas, olvidadas en sótanos, áticos y garajes, y puedes transformar una bici en una e-bike mediante un kit de conversión. Si echamos un vistazo a la historia, podemos ver que las e-bikes originales eran bicicletas viejas normales a las que se les había añadido un motor, que es exactamente lo que vamos a hacer ahora.

Los aficionados al bricolaje pueden encontrar sus propias soluciones, pero el mercado está repleto de muchos kits de conversión de bicicletas en e-bikes que son asequibles y fáciles de montar. Sólo tienes que elegir la bicicleta adecuada para actualizar y decidir la cantidad de dinero que deseas invertir. Un kit de conversión común suele contener un motor eléctrico, un acelerador, palancas de corte del motor, una pantalla y cables.

Aparte del límite de precio, puedes tomar una decisión basada en el diseño del sistema de transmisión. La variedad de soluciones es abundante, por lo que debes decir que kit de utlizas para transformar tu bici en una e-bike. Una conversión media puede realizarse con un presupuesto similar al de la compra de una e-bike barata. Al mismo tiempo, obtendrás una e-bike que te proporcionará el mismo nivel de confort que tu vieja bicicleta convencional. ¿Qué hay en el mercado? Vamos a repasar algunos de los kits de conversión que puedes conseguir.

The Swytch

The Swytch
Los kits parten de 650 euros. © Swytch

 

La forma más habitual de dotar a tu bicicleta de un extra de e-power es sustituir su rueda delantera por una con motor en el buje. El motor sin escobillas de alto par y el paquete de energía de iones de litio de Swytch es el kit de conversión más pequeño del mundo. Es fácil de instalar en la mayoría de las bicicletas, incluidos los triciclos y las bicicletas plegables, sin importar el tamaño de la rueda. Mientras que el sensor de pedaleo mide la cadencia de tu pedaleo, el pack de energía cuenta la potencia exacta necesaria en el motor de la rueda delantera. En el momento en que dejas de pedalear, el sistema corta la energía. El motor, con una potencia de 40 Nm, puede asistirte lo suficiente como para permitirte subir una pendiente del 30% con un pedaleo ligero. Compatible con los frenos de disco y de llanta, el sistema garantiza una autonomía de hasta 50 km. Aunque el sistema original está actualmente agotado, puedes encontrar kits de segunda mano a partir de 650 euros.

Conv-E Conversion Kit by Powabyke

Por no mucho más de 870 euros puedes conseguir el kit de conversión Conv-E, que promete transformar cualquier bicicleta estándar en eléctrica en una hora. El producto viene con un paquete de baterías y controladores de 10A, un potente motor sin escobillas de 250W, un cargador y soportes de montaje. La batería tarda cinco horas en cargarse por completo, y ofrece una autonomía de hasta 65 km, dependiendo del peso del ciclista, el esfuerzo y el perfil del terreno.

Rubbee

Rubbee
Un motor de clip que da a cualquier bicicleta un impulso eléctrico promete triplicar la potencia de los pedales. © Rubbee

El Rubbee presenta un diseño completamente diferente. El sistema se monta fácilmente en la tija del sillín desde donde empuja la rueda trasera. La instalación se realiza en segundos, sin necesidad de herramientas. El sistema garantiza una conducción sin pérdida de energía gracias a la supresión activa y al control electrónico antideslizante. La frenada regenerativa recarga la batería mientras desciendes o frenas. La luz trasera te hace visible en la carretera. El sistema en sí cuesta 529 euros. Cada batería adicional cuesta 99 euros. El sistema modular admite una, dos o tres baterías. Dependiendo del número de baterías en el cartucho, puede alcanzar velocidades de 25 a 32 km/h con una autonomía total de hasta 48 km.

go-e ONwheel 

Basado en un principio similar, pero con un cuerpo más pequeño y sutil, el go-e ONwheel está actualmente en campaña en Kickstarter. El discreto propulsor está pensado para ser instalado en cuatro minutos. Mientras que el paquete de baterías va en el tubo superior del cuadro, el sistema de accionamiento se encaja bajo el eje de pedalier. Después de que los sensores detecten el pedaleo, el motor se conecta y te ayuda con hasta 800 W de potencia extra en la rueda trasera.

go-e-ONwheel
El sistema debería ser instalado en 4 minutos. © go-e ONwheel


Bafang

Suzhou, una empresa con sede cerca de Shanghai, ofrece una variedad de sistemas de transmisión para diferentes tipos de bicicletas. Se puede elegir entre las soluciones de transmisión delantera o trasera, capaces de una amplia gama de prestaciones. El motor puede estar oculto en el buje delantero o en el trasero, o en una caja diseñada para ser instalada debajo del pedalier.

¿Qué puedes esperar de tu bicicleta después de pasar por el proceso de mejora del kit de conversión para bicicletas eléctricas? Gana potencia extra, lo que te permite circular casi sin esfuerzo, como lo harías en cualquier e-bike. Por otro lado, el peso total aumentará y el equilibrio del peso se verá alterado de forma moderada a significativa, dependiendo del tren de transmisión. A diferencia de las e-bikes completas, no se puede hacer una prueba de conducción antes de comprar, lo cual es el mayor inconveniente de las conversiones. Además, algunas de ellas requieren conocimientos de mecánica para transformar tu bici en una e-bike. Sin embargo, para muchos ciclistas, los kits ofrecen una forma interesante de perfeccionar sus bicicletas actuales.