En Japón siempre gustaron los concursos de juegos locos, que eran considerados bastante inusuales (en el mejor de los casos) por el resto del mundo. Y no es ninguna sorpresa que las bicicletas tengan que jugar un papel clave en uno de ellas. Con el excedente aparentemente ilimitado de nuevos espectáculos, estaba destinado a suceder. Como se puede ver a continuación, los japoneses decidieron construir un sendero tambaleante en medio de un enorme lago, tratando de averiguar si hombres no entrenados podían rodar en él hasta la línea de meta. Como era de esperar, nadie pudo hacerlo. Eso no significa, sin embargo, que nadie haya llegado a la meta. Aquí tienen el vídeo.

Compartir:

Esta web utiliza cookies

Puedes encontrar más información sobre el procesamiento de tus datos personales a través de cookies y más información sobre tus derechos en ""Información sobre el procesamiento de datos personales a través de cookies y otras tecnologías web"". A continuación puedes aceptar tu consentimiento para el procesamiento de tus datos personales para estadísticas y análisis del comportamiento del usuario.