Ciclismo en el espacio. Así como los músculos de tus piernas dejan de tener tono muscular si te tumbas en el sofá todo el día, lo mismo podría sucederles a los astronautas de la Estación Espacial Internacional. A pesar de que trabajan casi sin parar, la ausencia de gravedad lentamente hace estragos. Y mientras que al adulto promedio se le aconseja hacer ejercicio alrededor de 30 minutos unas cuantas veces a la semana, los habitantes de la ISS hacen ejercicio de 90 a 120 minutos todos los días, sólo para mantener su masa ósea y muscular en una condición saludable. ¿Su elección de máquina de ejercicios? Muy parecido a nuestra favorita, parece.

Las astronautas utilizan el CEVIS – el  CycloErgómetro con Aislamiento y Estabilización de Vibraciones. Es básicamente una bicicleta estática fijada a un lado de la ISS para asegurarse de que no se aleje flotando. Los astronautas llevan monitores de frecuencia cardíaca mientras montan la bicicleta y luego envían los datos a la Tierra, para que sus entrenadores puedan analizarlos y optimizar su rutina de ejercicios.

“Tenemos un pca, así que si te gusta escuchar música, puedes hacerlo. O ver una película”, señala el astronauta Doug Wheelock en un video de demostración de la NASA.

Todo parece similar a lo que experimentamos en el  salón de casa, pero aún así. Nos gustaría intentarlo. ¿No lo harías tú?