ŠKODA logo

Jubilados con menos de 40 años. La vida del ciclista profesional es corta, aunque en los últimos tiempos se va alargando algunos años más. Pero todos acaban colgando la bicicleta y retornando al mundo real. Antes los ‘viejos campeones’ solían tener una salida sencilla sencilla, o seguir ligados al ciclismo profesional dentro de algún equipo o montar una tienda de bicicletas, pero los tiempos están cambiando y también los recursos.

Hasta mediados los años 90 solo los grandes campeones se podían permitir el lujo de vivir de las rentas que habían quedado de su vida profesional y algunos ni eso. Bahamontes pese a ser un ídolo en toda España acabó montando una tienda de bicicletas en Toledo en la Plaza de Zocodover y varios equipos profesionales. A mediados de los ochenta y noventa no era raro verle en persona con la furgoneta de la tienda repartiendo materiales a las tiendas de la provincia.

Luis Ocaña fue uno de los primeros héroes del ciclismo español que consiguió amasar algo de fortuna y que acabó invirtiendo en un negocio de vinos de Armagnac que acabó siendo ruinoso. También pasó por equipos profesionales y abrió la veta de los medios de comunicación. Fue el primero y no ha sido el único.

Medios de comunicación

Y si alguien fue un fenómeno social de la época se llama Perico Delgado. El ‘periquismo’ hizo ilusionarse a media España antes del ‘milagro’ de 1992, el que ya todos nos creímos europeos de pleno derecho y abandonamos ese complejo de inferioridad. El segoviano incluso alternó su vida de ciclista con los medios de comunicación y ya antes de retirarse retransmitió para TVE el Tour de 1993. Desde entonces su carrera en televisión, radio, prensa, editorial (tiene varios libros) y de comunicación ha sido fulgurante. Casi no hay ningún acto importante relacionado con el ciclismo en el que no haya estado Perico. En La Vuelta todavía sigue firmando casi más autógrafos que cualquier ciclista.

El camino de Perico lo han seguido muchos ex profesionales, aunque no con tanta profusión. Óscar Pereiro, Joseba Beloki y Anselmo Fuerte no suelen fallan en radio para colaborar con sus comentarios en Vuelta y Tour. Por la televisión también puedes encontrar a Eduardo Chozas y Alberto Contador en Eurosport. Luis Pasamontes escribe sus artículos en El Confidencial.

Fuera de nuestras fronteras Virenque, Jalabert y Moncoutie están trabajando para medios franceses, Cassani es el habitual comentarista de las carreras en Italia y Flecha y Roche lo hacen con Eurosport.

Ciclismo profesional

Otro de los modelos habituales de reubicación ciclista una vez colgada la bici es seguir vinculado al ciclismo profesional. Lo normal antes era recalar como director de equipo. Los hay míticos. Berrendero, Gandarias, Belda, Bahamontes, González de Galdeano. Y no solo españoles, Coppi, Riis, Goodefroot, Breukink, Basso, Bruyneel, Stephens, Ekimov, Bettini... también cambiaron los pedales por el volante. Otros, como Erik Zabel, pasaron a asesorar en los sprints y Mauro Giannetti y Alexander Vinokourov a crear sus propios equipos.

Pero ahora cada vez más los ciclistas van al mercado de la empresa relacionado con el ciclismo. Purito Rodríguez es asesor e imagen el equipo Bahrein Mérida, Frank Schleck de Mavic y Trek, Óscar Pereiro y Fabian Cancellara de Trek, Dani Clavero con Spiuk, Fernando Escartín en Alé, Joseba Beloki con Giant, Cadel Evans con BMC, Miguel Indurain con Pinarello y no es raro verles pedalear en marchas cicloturistas luciendo los colores de sus patrocinadores. Andrea Tafi tiene su propia marca.

Y luego está el caso paradigmático de Eddy Merckx, que creo su propia marca de bicicletas y las distribuye con su nombre por todo el mundo. Chechu Rubiera también trabaja para MMR, Baden Cooke ha creado de la nada la marca Factor, que ahora lleva el AG2R de Bardet, y Mario Cipollini, además de ser una estrella del famoseo en Italia tiene sus bicicletas y equipo profesional femenino.

Las organizaciones de las carrera también se nutren de ciclistas profesionales. Fernando Escartín es uno de los dos directores técnicos de La Vuelta, pero dentro como conductores oficiales en carrera puedes ver a Roberto Laiseka o Lale Cubino. En el Tour durante muchos años Bernard Hinault fue uno de los asesores e imagen en el podio y en este 2018 Pedro Horrillo llevaba a invitados VIP en su coche. Bahamontes organizó durante años La Vuelta a Toledo y Fignon también quiso entrar en el mercado y comprar la París Niza al Tour.

Ángel Edo, el que fuera sprinter del Kelme, también sigue relacionado con el mundo del ciclismo profesional, pero en la faceta de representante. Su empresa Kec Pro Sport da cobertura legal a varios ciclistas y también gestiona su relación con los medios de comunicación. A los mismo se dedica Tony Rominger.

Y si de algo saben los ciclistas debido a su vida profesional es viajar. El escalador irlandes Stephen Roche tiene su propia agencia de viajes ciclistas, como el italiano Andrea Tonti con Bike Division. Con Max Huerzeler colabora el velocista alemán Marcel Wust. También regentan algún establecimiento turístico Mauricio Ardila, Andrea Tafi o Pavel Tonkov.